“Un sistema bancario es un acto de fe: sobrevive únicamente mientras la gente crea que lo hará”. Michael Lewis en Boomerang.

Titulo: Boomerang / Viajes al nuevo tercer mundo europeo

Autor: Michael Lewis

Editorial: Deusto

Páginas: 208

Precio aprox. 19.95 euros en Casa del  Libro

     Ya comenté en otro post sobre la opera prima de Michael Lewis cuando era operador en Salomon Brothers: El Poquer del Mentiroso.

Me encanta Michael Lewis, me gusta su estilo de contar sus cosas y sus hilillos de cinismo sobre el funcionamiento del sistema. A su formación como historiador y su experiencia en la City y en Wall Street hay que unir su vocación pedagógica como profesor en la Universidad de Berkeley y su colaboración con medios del prestigio de Vanity Fair y The New York Times. Para mi una de las mentes más brillantes del momento.

A diferencia de El Poquer del Mentiroso editado en castellano por Alienta, Boomerang es un libro que está muy bien escrito. Es agradable de leer, tiene ritmo y consigue algo muy difícil como es mezclar asuntos financieros con retazos de literatura. Trama, ritmo, interés. Salvando las distancias te pasa como cuando lees un buen thriller, que tienes ganas de volver a casa para engancharte de nuevo.

Solo el prólogo ya vale la pena pagar el precio del libro. Lewis empieza con un vaquero tejano (Kyle Bass) que gestiona un hedge fund desde Tejas y el tio acertó todos los problemas de deuda soberana europea y se hizo muy rico con ello. El libro no tiene desperdicio y hay afirmaciones que dan ganas de llorar “España y Francia habían acumulado una deuda más de diez veces superior a su recaudación anual”. O cuando Kyle se puso en contacto con el mayor especialista en crisis soberanas, el profesor de Harvard Keneth Rogoff (a quien he tenido el placer de oir in person en el Iese en Barcelona) y dijo “me cuesta creer que sea tan horrible”.

En el capítulo 1 nos pone al día de Islandia. Ya en la segunda página del capitulo cuando uno lee que la deuda llegó al 850% del PIB sabe que la cosa va mal.

El capítulo 2 va de griegos. Y uno lee que el empleado medio de los ferrocarriles estatales gana (o ganaba supongo) 65.000 euros anuales del ala. ¿Qué ganaría el jefe de estación? ¿150.000?

En el capítulo 3 nos enteramos que en Irlanda, desde 1994 el precio medio de una casa en Dublín se había incrementado más del 500%. Como en Seseña magomeno.

Luego también reparte a los alemanes. Decian en Wall Street que nadie compraría esa mierda de bono salvo….salvo “unos alemanes estúpidos de Düsseldorf” (alguien debería explicar en a los banqueros de Frankfurt como funcionan los chicos de Wall Street a la hora de colocar defecaciones financieras), y Lewis acaba rebanando a sus compatriotas y nos muestra una foto de la America pobre. De ciudades en quiebra como Vallejo que te hacen pensar que bueno, que al final tampoco estamos tan mal…

Y si considera contratar a Kyle (el  cow boy del prólogo) como asesor financiero, sus recomendaciones son muy propias de un WASP tejano: invierta en armamento y oro físico (nada de futuros).

Para mi ha sido una gozada leer este libro desde el inicio hasta el final. Se me ha hecho corto y si el autor se lanza a un segunda versión con la inclusión de España, Italia y Portugal hago cola el dia de lanzamiento.

Recomendable al 100% y para todos los públicos.

PD: Si esta Navidad tiene que hacer un regalo piense en un libro. Y si ese libro puede ayudarle a aprender a invertir, imagine que gran regalo. ¿no sabe cuál? No se preocupe que yo le ayudo: “Todo lo que tu banco debería contarte antes de invertir” de Gestión 2.000. Autor: moi. A su disposición.

El póquer del mentiroso

Titulo: El póquer del mentiroso

Autor: Michael Lewis

Editorial: Alienta

Precio: 18 euros aprox. 384 páginas

Volvemos a los libros de finanzas novelados. El póquer del mentiroso es uno de los grandes bestseller de la literatura financiera. Se escribió a finales de los 80 cuando el autor era un tiburón de Wall Street de 28 años, ya había ganado un montón de dinero y decidió dedicarse a su vocación de escritor. Pasó de geek –lameculos- a broker exitoso.

El libro trata sobre la propia experiencia de Lewis en el banco de negocios Salomon Brothers, banco que acabó quebrando (como Lehman Brothers en fechas más recientes).

 El libro es una pasada. Si eres profesional del sector financiero y no lo has leído corre a comprarlo, te encantará y ¿sabes lo triste? Que sigue plenamente vigente. Avaricia, trepas, engaños, clientes maltratados y  utilizados a los que se le colocaba basura (literal, fue la época de los junk bonds o bonos basura), manipulación del mercado.

Yo he leído este libro dos veces. En inglés y me enteré a medias (complicadillo mucha jerga) y en español en la reedición que lanzó Alienta en 2011. Cuando lo volví a leer en 2011 me di cuenta que la historia se repite, que no somos capaces de aprender nada, que las cajas de ahorros norteamericanas quebrarón en los 80 por sus préstamos hipotecarios ¿le suena esta película? Y que los clientes eran tratados como meras comparsas en beneficio de la cuenta de resultados del banco. Algunas notas

Titulización Hipotecaria:

“No obstante en Wall Street habría sido difícil pensar que las hipotecas para la vivienda podrían constituir un gran negocio…el presidente típico de una caja de ahorros…era la clase de gente que patrocinaba una carroza en el desfile de la ciudad; eso lo dice todo ¿no es cierto? Vestia trajes de poliéster, tenia unos ingresos de cinco cifras y su horario laboral era de una sola cifra…No había que ser Charles Darwin para darse cuenta que esta especie estaba condenada a la extinción”

 “ningún operador o inversor quería tener que fisgonear por los suburbios para averiguar si el propietario de la vivienda al que acababa de prestar su dinero era digno de crédito…las cajas de ahorro que no hicieron nada, hicieron lo mejor. Las que hicieron grandes tratos (titulizaciones) resultaron devastadas”

Malas prácticas:

“estoy convencido de que lo peor que un hombre puede hacer con un teléfono sin quebrantar las leyes es llamar a alguien que no conoce y tratar de venderle algo que éste no quiere”

“se suponía que yo podía arruinar a uno o dos clientes…había una expresión pintoresca para designar cuando un cliente se hundía. Se decía que había sido reventado.”

“¿Para quién trabajas? Esa pregunta perseguía a los vendedores. Cada vez que un operador jodía a un cliente…”

Lo dicho libro plenamente vigente, la crisis de las cajas USA en los 80 la estamos pasando en versión 2.0 hoy en España y el desconcierto de los clientes ante la innovación financiera no es de hoy, viene de lejos. Libro excelente para los profesionales de las finanzas y un poco más difícil de leer para un inversor particular.