Atrapado en el tiempo

Cuidado con los profetas falsos; se acercan con piel de oveja, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis…”  Evangelio Mateo 7, 15 – 20

Dicen los expertos que las recuperaciones de las crisis pueden tomar diversas formas. En V cuando tras una caída rápida, sucede una también rápida recuperación. En U cuando tras una caída rápida, se pasa un tiempo en recesión y luego se vuelve a recuperar la economía. En L cuando después de una caída rápida, ya no te levantas. En W cuando tras fuerte caída hay una recuperación rápida, pero se sucede una nueva caída hasta la recuperación definitiva y en K, cuando tras una caída rápida hay ganadores –la parte que sube- y perdedores –la que cae-. Hoy se apuesta por una recuperación en K para buena parte del mundo, España incluida, aunque algunos piensan que España solo va a vivir la parte bajista de la K, o incluso que estamos en L con peligro que se convierta en una recta infinita.

Por sus obras los conoceréis. O como ya decía Cervantes ”Dad crédito a las obras y no a las palabras”. Vivimos el día de la marmota,  porque la respuesta que nuestro Ejecutivo quiere dar a esta crisis es muy parecida, a las respuesta que ya dio en la Gran Recesión del 2008. Si Bill Murray se suicidaba  una y otra vez sin éxito,  nosotros oímos, una y otra vez, las mismas promesas que jamás se materializan y prosperan.

El Presidente de Cantabria, quizá el político más claro, sencillo y directo que tenemos en España -además de populista-  dijo un buen día: “Revilla asegura que la inversión en tecnología es la “clave” para la mejora de la productividad de las empresas”. Ese buen día fue…el 12 de junio de 2009 (Europa Press).  Once añitos de nada.

Podemos pensar que quizá lo que de verdad hace falta es que el Gobierno de turno dispusiese de un marco legislativo para cambiar el modelo productivo de ladrillo y turismo por tecnología…¿no?

Lo bueno del asunto es que no es necesario. Ya lo hizo…  en noviembre de 2009

Las claves para entender la ley de Economía sostenible 27/11/2009 de  Francisco Núñez para El Mundo: “Seis meses después del anuncio de Zapatero, el Gobierno aprobará hoy el proyecto de ley de economía sostenible con el que pretende cambiar el modelo de crecimiento del ladrillo tradicional por el de la tecnología y la innovación, la formación y la energía medioambiental”. Esto no es de hoy, es del 2009.

Incluso la Casa Real se aplicó en el asunto y el sucesor del Emérito y hoy Rey,  también apoyaba el cambio del modelo productivo español, como publicó El Economista en 5/2011 “El Príncipe defiende que España sea uno de los Estados que promuevan el cambio de modelo productivo”. Don Felipe defendió la importancia de la innovación como uno de sus motores más activos de las economías y los mercados globales, y recordó que el sistema productivo y los mercados experimentan “modificaciones de hondo calado”, que además se extienden por todo el Planeta.

Y tras 10 años de bla bla bla, Gurtel, Ere, Pruces, Abdicación, Franco para afuera y Franco para abajo, y Cristiano y Messi y el y tú más; ha llegado el bicho y nos ha pillado en que la aportación al PIB de Ibiza o Benidorm es más importante que la de cualquier compañía tecnológica en España. Cosas de ser el mejor país del mundo, que solemos decir con ardor patrio en cualquier sobremesa en que salga el asunto sin el menor atisbo de vergüenza; aunque el paro juvenil sea el más alto de Europa con diferencia, con casi un 40%, cuando la media europea es del 15.7%. Lo mismo que eso de que tenemos la mejor sanidad del mundo. Nuestros profesionales del sector salud son excelentes y han mostrado una vocación que va mucho más allá de las obligaciones profesionales; creo que es de las pocas cosas en que todos estamos de acuerdo en España. Pero los números son tozudos y los datos dicen que en España hay 2,97 camas de hospital por cada 1.000 habitantes, cuando en Alemania hay 8 y en Francia 5,98, los datos dicen que por cada millón de personas en España tenemos 16,68 hospitales, 37,31 en Alemania y 45,55 en Francia, los datos dicen que por cada 1.000 habitantes tenemos 4,17 médicos, y aquí si estamos al nivel ya que en Alemania hay 4,64 y en Francia 3,37 y los datos dicen que por cada 1.000 habitantes hay 5,69 enfermeros, 16,7 en Alemania y 10,8 en Francia (tradingeconomics.com). Un poco de Factfullnes (léanlo ya, no tarden) nos hace falta a todos cuando hacemos afirmaciones sin ton ni son. La sanidad española no es que sea la mejor del mundo, es que está lejos de la alemana y de la francesa sin ir más lejos.

Si Berlanga levantase la cabeza de esta salía una nueva Escopeta Nacional, porque Pedro Sanchez nos vuelve a repetir casi a la coma, lo que ya se proponía (y legislaba) hace ya 10 años:

El Economista 20 de junio “Pedro Sánchez insta a la renovación de la economía española hacia la sostenibilidad y la digitalización tras el impacto de la pandemia“. ¿No les suena?

No contento con esto, va más allá. Esto ya es nivel insuperable. Regala el mismo titular que Alfonso Guerra en 1983.

Alfonso Guerra asegura que el Gobierno cumplirá el compromiso electoral de crear 800.000 puestos de trabajo“. El País junio 1.983

Sánchez prevé la creación de 800.000 empleos en tres años gracias al fondo de reconstrucción europeo“. El País octubre 2020.

No es broma. Lo parece pero no lo es. Miren, Pedro Sánchez es Doctor en Economía y desde luego sabe mucho más que un servidor. Y él sabe perfectamente que un Gobierno no puede prometer puestos de trabajo. No está en su mano. No es su responsabilidad (si, ha leído bien, no es la responsabilidad del Gobierno crear directamente puestos de trabajo). Lo que si puede prometer es crear un contexto económico y social adecuado para que el sector privado crezca e invierta y pueda así crear nuevos puestos de trabajo. También puede prometer la aprobación de la reforma fiscal expansiva que el BCE y el BdE llevan tiempo pidiendo. Puede (y debe), prometer medidas concretas, valientes y tangibles. Lo malo, siendo aparentemente un tipo capaz, es quedarse en las mismas vaguedades que llevamos años y años escuchando sin resultado alguno.

Pueden rebajar al mínimo los requisitos y tiempos para constituir nuevas empresas

Pueden reducir impuestos, que en un contexto de crisis es de primero de carrera: si aumenta la renta disponible seguramente aumentará el PIB, si reducen la renta disponible con seguridad el PIB caerá.

Puede reducir las cuotas sociales para las empresas, no ya que contraten, sino que mantengan empleo.

Puede reducir el impuesto de sociedades a niveles muy atractivos para todas las pymes que contraten, e incluso aprender de Irlanda y de Holanda sobre cómo atraer inversiones extranjeras gracias a una fiscalidad ventajosa.

Puede reducir la administración pública, no en educación ni en sanidad que es lo que siempre te sacan. Tenemos un Ejecutivo central, 17 Autonomías, Senado, cabildo, diputaciones, ciudades autónomas, ayuntamientos a mansalva, televisiones públicas, asesores de todo tipo y pelaje, observatorios, comisiones. Hay grasa que recortar.

Puede ofrecer deducciones fiscales importantes para el fomento del I+D a través de programas universidad-empresa reales, subvencionados y controlados. Apenas el 1% de las patentes mundiales son españolas, cuando Alemania tiene el 15% y Francia el 6%. Fíjense que no miro a los americanos, ni a los chinos, ni a los japoneses. Miro a nuestro entorno y si la mentalidad alemana nos cuesta, miremos a nuestros primos franceses que también tienen un aparato público elefantiásico, también les gusta el sol, la buena comida, el ocio, la cultura y aman la buena vida tanto como nosotros…pero en economía nos superan en un montón de cosas.

Estamos atrapados en el tiempo, porque lo que dijeron hace 10 años Revilla, Zapatero y el hoy Rey entre muchos otros, era algo compartido por todos, por el Ejecutivo, por el Legislativo, por los empresarios, por los sindicatos, por los medios de comunicación. ¿Hemos avanzado? No. Seguimos en la promesa del cambio del modelo productivo y en los 800.000 puestos de trabajo del 1983.  Hemos seguido con la inversión hotelera, con el sol y la playa y el ladrillo a precios estratosféricos. Y todo esto, no solo con una inversión en tecnología bajo mínimos, sino, mucho más grave todavía, con una desindustrialización intensa y pérdida de tejido productivo industrial (ya muy por debajo del 20% del PIB que recomienda la UE).

En cuanto al IT, ni está ni se le espera.  En la bolsa española si quito las telefónicas (Telefónica, Euskaltel, Más Móvil) apenas cotizan dentro del grupo de “Tecnologia y Comunicación” Cellnex, Global Dominion, Grupo Ezentis, Amadeus, Amper e Indra. Salvo Cellnex y Amadeus todas con capitalizaciones modestas y todas B2B, nada B2C. Miro más cerca y tenemos una bolsa alemana que ya incluso tiene un propio índice tecnológico con 30 valores, el Tech Dax.  

Empiezo a pensar que esta filiación por el ladrillo y este desprecio por lo digital debe ser algo congénito. Incluso a los que más saben en España les cuesta verlo. En una entrevista reciente, oí al considerado mejor gestor value de España y seguramente de Europa, decir que no invierte en Facebook porque es que ya ni sus hijos tienen interés en Facebook y hace poco más de un año dijo que para él, Facebook, era poco más que capital riesgo. Supongo que no se ha molestado en revisar el balance y la estrategia de crecimiento de la compañía. Facebook tiene unas ventas en 2019 de 70.697 MM dólares con un Ebitda de 30.678 y un beneficio neto de 18.485. No debe saber tampoco que de una cifra de balance de 133.376 millones de dólares, solo 10.601 son deuda y que genera un cash flow operativo de 38.007 millones que le permite pagar su financiación y acabar con una caja neta de 24.101 millones. Tampoco debe conocer a fondo la estrategia de crecimiento de FB, que además de su empresa madre, tiene en su órbita a Instagram, a Whatsapp, a Oculus Rift (de lo más avanzado en realidad virtual), a Ascenta, a Giphy, a Live Rail y otras cuantas tecnológicas, incluido el 10% de la india Jio Platform. Oiga, y a un P/E 34x con todo lo que ha llovido, no me parece desmesurado desde luego.

Y para acabar, indicarles en lo que va de año, hacia que sectores de la economía ha ido el dinero y de cuales ha salido (sectores USA, rentabilidad en dólar)

BuenosMalos
Técnologia +31.10%Energia -48.72%
Consumo Cíclico +22.20%Financiero -18.03%
Comunicaciones +12.49%Inmobiliario -4.50%
Sectores USA

Hágase un favor, y siga al dinero. Del Ibex ya hablaremos otro día.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo