Hay partido

“Juega cada partido como si fuera el último” Cholo Simeone

Se acuerdan cuando tocaba “normalizar” la economía. Que tiempos aquellos. Casi ni nos acordamos. El nuevo mantra aceptado por buena parte del mundo occidental es la Teoría Monetaria Moderna (MMT) por la que un estado soberano puede endeudarse cuanto quiera ya que su solvencia es ilimitada y otra idea que está cuajando es la llamada “nueva normalidad” que consiste en que la deuda tenga tipos negativos.  

La situación hoy es que la deuda global (publica + privada) equivale al 226% del PIB mundial, cuando en la Gran Recesión del 2008 estaba en el 193%. Lo que ha cambiado es que en 2008 los que estaban cargaditos de marrones eran los bancos y hoy son los inversores institucionales, aseguradoras y fondos.

La búsqueda irresponsable de rentabilidad en un entorno de tipos negativos, ha llevado al mercado institucional a inversiones poco líquidas y con una asunción de riesgos extrema para obtener algo de rentabilidad. Y esto preocupa a los jerifaltes mundiales. A los especialistas del FMI, no les da miedo una recesión por el hecho de que la economía deje de crecer. Lo que les da miedo es que una recesión podría ocasionar impagos sobre billones de dólares de deuda privada y pública en todo el mundo, calculan que en torno a 19 billones podrían entrar situación de impago. Si es que hasta Grecia ha empezado a  tener tipos negativos….Grecia. Hagan memoria, recuerden como estaba Grecia hace 10 años, recuerden el corralito, recuerden las manifestaciones en la Plaza Sintagma de Atenas, recuerden que era un país en la bancarrota….pues hoy tipos negativos. Es la magia de Draghi.

Para mi, y puestos a vaticinar catástrofes, el punto más caliente es éste. Solo en Estados Unidos hay 2.9 billones de dólares (trillions) en deuda BBB, que es el último grado de inversión; si les bajan un notch (un grado) dejan de  ser opción inversora para multiples instituciones (aseguradoras y determinados fondos de pensiones). Para ponerlo en contexto, el nivel de bonos BBB hoy en los USA es más de cuatro veces el que había en 2008.

La verdad es que el FED ya inició una política seria de normalizar la situación, con subida de tipos al 2,25% y reduciendo balance en 40.000 millones de dólares al mes, ahora bien, poco ha durado la cosa, el FED, después de unas intervenciones de urgencia en el mercado de repos con la amenaza de una crisis de liquidez en ciernes -el repo a un día ha llegado casi al 10%- ha vuelto a políticas acomodaticias y el pasado 30 de octubre bajó los tipos un cuartillo, aunque luego con la boca pequeña, dijo que los tipos están hoy bien “reposicionados” y que para volverlos a bajar hará falta una “sustancial revaluación”, vamos que porque Trump aprieta, que si no, no los bajaba.

La situación de fondo no es mala, pero seguramente la cima del ciclo ya es pasado. Es como cuando cumples los 40. No estás mal, pero seguramente ya has vivido cerca de la mitad de tu vida, y lo mejor casi seguro que ya no está por llegar. Pues así está la economía.

En positivo, no olvidemos que estamos en año de elecciones USA (3 de noviembre 2020) y son periodos  que estadísticamente son alcistas (teoría del ciclo presidencial) y desde luego no me gustaría estar en la piel de Powell, cuando Donald Trump empiece a presionar de verdad para que siga la fiesta.

A pesar de los pesares, lo cierto es que este año, Tanto en bolsa como en bonos (via precio) los mercados están dando muchas alegrías, sin ir más lejos, el Eurostoxx 50 supera el 23%, con el Mib italiana liderando con más de un 28% y el rezagado ¿adivinen?, nuestro Ibex con un 10%.

Chart en marco semanal del Eurostoxx. Alcista de libro, luchando contra los máximos de 2017. Para los seguidores del chartismo parece que ha dibujado un hombro-cabeza-hombro invertido (1-2-3)

12

Y el S&P 500 tambien por encima del 23% (chart en marco semanal)

11

Hay vértigo, hay riesgos y hay incertidumbre ante cada nuevo dato que empeora la última observación, pero con tipos negativos y los bancos centrales animando el cotarro, ya ven; un año que parecía el año uno de la crisis y subiendo más de un 23%…. Y Trump queriendo repetir. Hay partido.

Beyond Meat ¿burbuja o unicornio?

“No puedo notar la diferencia entre Beyond Meat y la carne de pollo real” Bill Gates

Aviso: esta acción no es hoy susceptible de ser valorada ni por fundamentales, ni por multiplicadores.  Si usted se define además como value investor no siga leyendo, podría tener complicaciones de salud caso de hacerlo.

Beyond Meat es una compañía fundada en 2009 por Ethan Brown que produce alimentos sustitutivos de la carne, y utiliza las marcas Beyond Beef, Beyond Chicken, Beyond Burger y Beyond Sausage.

¿Es eso novedoso? No

¿Acaso no existen desde hace años productos vegetales sustitutivos de la carne? Si

Cuál es la diferencia entonces. Sin haber probado el producto –algo que siguiendo los consejos de Peter Lynch haré sin falta antes de operar esta acción- la diferencia parece ser que a nivel gustativo y sensorial estás comiendo carne. La cita de Bill Gates del encabezado puede no ser muy objetiva –Gates es uno de los inversores privados de la compañía- pero periodistas especializados en alimentación como Mark Bittman también se mojan “no sabrás decir qué diferencia hay entre Beyond Meat y la carne de pollo. Yo al menos no, y este es el tipo de cosas con las que yo me gano la vida”

Esta compañía ha llamado la atención de todo el mundo porque desde que fue  lanzada la OPV el dos de mayo de este mismo año,  ha tenido un crecimiento estratosférico que la ha llevado de un rango de salida de 23-25 dólares la acción preOPV ;  a un cierre el viernes 21 de junio de 154.13, habiendo llegado hace unos días a los 200 dólares.

Antes de la OPV ya se subieron al carro, además del prívate equity,  otros inversores privados además del citado Gates, como los fundadores de Twitter –a través de Obvious Corp- o Tyson Foods en 2016 compró el 5% (Tyson es un bicho con una capitalización de 29 B).

Aspecto positivo: desde 2013, la cadena de supermercados Whole Foods firmó un acuerdo de distribución con Beyond Meat  ¿y saben de quien es Whole Foods?…..de Amazon, y amigo, a poco que  Amazon te cuide, vas a vender mucho.

¿Burbuja o nuevo unicornio?

Lo primero son siempre los números. Y los números hoy, en un análisis muy primigenio y simple son malos. Son  números de startup en fase de lanzamiento. Aunque la compañía ya capitaliza 9.27 B, sigue en pérdidas y el BPA (beneficio por acción) es negativo de -4.68 dólares.

Vale en bolsa 9.270 millones de dólares, sus ventas en 2018 han sido de 88 millones de dólares con un Ebitda de -26 millones (si, Ebitda negativo) y un beneficio neto de -29.8 millones. Por buscar un multiplicador está cotizando a 106x veces ventas. Burbujón. Ni siquiera ha sido capaz todavía de generar caja neta de explotación. 

Lo segundo es descifrar si la empresa tiene foso, si tiene alguna ventaja competitiva. Por lo que se lee respecto de su gran parecido con la carne parece que sí, pero ¿es copiable el producto? No lo sé, lo que si he verificado es que tiene un montón de patentes, y presupongo que los chicos que llevan las inversiones de Bill, los de Tyson Foods y el prívate equity que es ni más ni menos que Kleiner Perkins y que han invertido en el lanzamiento de compañías como Amazon, Google, Electronic Arts o Sun Microsystem algo conocerán del tema, por lo que voy a considerar que sí, que las patentes son buenas, y dan ventaja competitiva a Beyond.

Otro aspecto importante y me pongo buffetiano es pensar si este negocio va a ser viable a diez años vista. A mi juicio, sin duda alguna. Todo lo relacionado con menor consumo de agua (la ganadería es muy intensiva en consumo de agua), cambio climático (efecto gases), maltrato animal etc;  es presente pero sobre todo futuro.

El punto final que valoro es si la compañía puede ser objeto de OPA. Pues también. A poco que el mercado demande productos de este tipo, puede ser mucho más rápido y barato para una gran multinacional de la alimentación comprar a Beyond Meat y sus patentes que ponerse a investigar y crear, que cuesta años y dinero.

Cierto es que con la subida que lleva, todos los inversores ya han hecho su agosto y solo vendiendo una mínima parte de sus acciones ya han recuperado la inversión y Beyond Meat pudiera ser una nueva historia de pillados (¿alguien se acuerda de las agendas Palm?), pero siendo un negocio de futuro voy a tomar como escenario central, no tan solo que siguen, sino que la espectacular subida va a atraer a otros institucionales de calado que pueden ser la gasolina que siga alimentando la subida.

Sabemos que la compañía a día de hoy pierde dinero, pero sube con fuerza aunque  con muchísima volatilidad, y todo lo que sube, y tiene fuerza, merece la pena su estudio.

La relación entre su situación financiera real hoy y su capitalización bursátil es de burbuja sin paliativos, como cuando Yahoo cotizaba a P/E 800x y eso que al menos Yahoo ya tenía beneficios.

Beyond

A mi juicio caben tres formas de enfocar la entrada en este valor:

  • Soy un inversor en valor/fundamentales: me olvido y me da igual si multiplica por 100x. Ni su balance ni su cuenta de resultados justifican remotamente los precios a los que cotiza.
  • Soy un inversor de crecimiento –growth- y estoy convencido que estoy ante un nuevo unicornio. No es mi caso. Ilusiones las justas. El Liverpool me las quitó todas.
  • Soy un especulador que cree que este movimiento va a atraer a otros especuladores y puede haber festival….y si además al final resulta que si es un unicornio, pues estupendo. Para este tercer caso y con una volatilidad muy alta, un posible enfoque seria gráfico horario -no puedo trabajar con tendencia en día o semana desde el 2 de mayo-  y me apoyaría en un simple Donchian de 20 periodos y un ATR de la misma longitud. Llamo su atención que el ATR me está dando un rango horario del 3.65% que es un pasote solo apto para valientes o inconscientes del riesgo (en promedio, en cada hora de negociación el valor se mueve un 3.65% arriba/abajo)

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

Entendiendo el ciclo bursátil con Kostolany

“Si en el mercado hay más tontos que papel, la bolsa sube. Si hay más papel que tontos, la bolsa baja” André Kostolany

Tras los fuegos artificiales de 2018 en el que la mayoría de activos dieron retornos negativos, nos las prometíamos felices por la “vuelta en V” con la que abrimos 2019.

Vuelta en V

Hoy, ya no desbordamos tanta alegría. Nos asaltan las dudas sobre si estamos en una toma de beneficios –corrección- o es un verdadero cambio  de tendencia.

La clave del inversor de éxito  y cuando digo inversor pienso en medio y largo plazo, es invertir al vaivén del ciclo bursátil (muy correlacionado con el ciclo económico). Pero eso es lo fastidiado: nadie sabe en que momento exacto estamos del ciclo. Los errores de predicción del FMI y de los servicios de estudios más reputados son de órdago. Imagínense entonces las probabilidades que tenemos nosotros de acertar. Pero si acertar de pleno no es posible, si podemos, si no saber, si intuir (y  tomo una de las acepciones que da la RAE “percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene”) en qué fase del ciclo bursátil nos encontramos.

Les presento el huevo de Kostolany. Una herramienta simple que les hará pensar dos minutos antes de abrir una posición, y es posible que sean los dos minutos mejor aprovechados de su tiempo como inversores.

Todos saben quién es George Soros, pero pocos quien fue Kostolany. Los dos nacieron en Budapest y los dos son dos especuladores legendarios. Desconozco si el hecho que Soros sea practicante de la religión judía y Kostolany católico pero descendiente de judíos tiene algo que ver (el 41% de los Nobel de Economía son judíos) pero de verdad que son geniales. Cuando los lean verán que eso de identificar la especulación con el day trading es algo bastante tonto.  La especulación de primera división es a medio y largo plazo y presenta una gran dificultad: requiere pensar.  Si quieren quedarse con una sola idea de Kostolany, les sugiero esta:

“El papel decisivo corresponde siempre a la liquidez. Algunas decisiones de los bancos centrales y política crediticia y algunos signos de la política de los grandes bancos, puede dar algunas pistas. Si no hay liquidez, la bolsa no sube”

Kostolany  tiene publicados varios libros en español  que valen su peso en oro. No espere sistemas,  indicadores o estrategias concretas. A cambio obtendrá reflexiones de un especulador profesional de verdad y el esquema mental adecuado para afrontar la incertidumbre de los mercados.

Una de las herramientas favoritas de Kostolany era “el huevo de Kostolany”

Esta herramienta consiste en delimitar el ciclo bursátil en seis fases de forma gráfica y dado que es imposible predecir (aunque algunos se empeñen en lo contrario) dar una pauta fundamental de como actuar en cada una de las fases.

Las tres fases denominadas “A” son de expansión bursátil y las tres “B” de contracción.

KOSTOLANY

Fases de Compra: B3 y A1. La fase B3 es la de máximo pesimismo. No se compra en el punto más  bajo (quien quisiera) pero se compra ya a muy buenos precios. Ese es el  tramo Buffet. La fase A1 es donde invierten los especuladores muy, muy  buenos: al inicio del giro. Ese es el tramo Paul Tudor.  Las noticias siguen siendo malas, pero el mercado, que es un mecanismo de descuento, ya empieza a reflejar la mejora que viene.

La fase A2 sigue siendo de compra y de estar invertido (aunque en el esquema ponga “waiting” es “compra”). Todo sube. Goldilocks Economy. Ese es el tramo dónde nos podemos sumar los currelas del mercado. Horizonte despejado, poco miedo y el ciclo económico apoyando al ciclo bursátil.

Las fases A3 y B1 son las fases de techo. En A3 seguimos yendo como motos. Que si  esta vez es diferente, que si Superciclo alcista o lo del Nuevo paradigma…lo de siempre vamos, más viejo que Matusalem. Es un  mercado inflado de forma artificial en el que las casas de inversión sueltan papel –poco a poco no vaya a ser que se note la cosa- y los particulares siguen comprando por la dichosa avaricia. En B1 ya empiezan a ser evidentes  algunas  señales de alarma; la economía crece pero menos, los indicadores adelantados dan señales mixtas, los bancos centrales tienen que empezar a subir tipos por una inflación cada vez más alta…Ojo, rebobinemos; en el nuevo paradigma de inflación baja perpetua  ¿van a volver a subir los tipos?

El Fed, el único banco central que ha subido tipos en los últimos años, no descarta una bajada en 2019 y dos en 2020 (años presidencial recuerden) y aunque  llevan tiempo anunciando futuras subidas, se contradicen y nos acaba de explicar  a través de sus actas del 10 de abril que la inflación “se encuentra en niveles incómodamente por debajo del objetivo del Consejo de Gobierno”… a veces me pregunto en qué mundo viven estos tipos. La única inflación que se genera es  en el inmobiliario gracias a sus políticas de tipos cero. Para ponernos alegres reconocen además que la debilidad de la economía en la zona euro es “mayor incluso de lo que se pensaba”.

La política de tipos ultra bajos ha llevado a los bonos a máximos históricos, como muestra el chart del Bund:

bund

Y vean también el sectorial del REIT americano, hace tiempo ya que ha alcanzado los niveles pre burbuja de la gran recesión y ahí sigue. Excesos monetarios. (Reit: invierte en inmuebles)

reit

Bien, pues el B1 es cuando los inversores duros de Kostolany (los profesionales) se dan cuenta de la broma y empiezan a soltar el papel de verdad, es la fase de distribución (también distribuyen los más tempraneros en  la A3).

La fase B2 es una caída en toda regla, en la que no vendemos porque nos aferramos a la esperanza que “tiene buenos fundamentales”, “es una buena empresa” y demás vaguedades que nos sirven de confort espiritual y acabamos vendiendo en B3 cuando los mismos que nos vendieron las acciones en A3 y B1 nos las compran.

Y dónde estamos ahora. Nadie puede decir que lo sabe a ciencia cierta, pero con una curva de tipos que si no está invertida si que está muy plana y algunos síntomas de cansancio…Brasil en contracción económica por primer vez desde 2013, paro en Alemania sube en mayo por primera vez desde 2013, el PIB español del primer trimestre que con aquello de las elecciones,  la crisis del Madrid y lo que iba a ser el triplete del Barça apenas lo hemos comentado. Pues miren, a pesar de que ha subido un 2.4% los datos de fondo son malos. El consumo privado cae 60 puntos básicos, lo que no se veía desde 2014 y tanto las exports como las imports han arrojado crecimientos negativos, lo que no se veía desde 2012 y 2013 respectivamente. Ojo que el consumo supone algo menos del 80% del PIB y si el consumo se gripa, se gripa la inversión (que es lo que mejor aguanta). ¿Hay crisis? No ¿Hay incipientes indicadores de que el futuro no pinta tan bueno como los últimos años? Si. Mi punto de vista es que aguantarán lo que puedan y en cuánto Trump vea peligrar la reelección, la Fed hará efectiva la bajada de tipos… ¿pero qué haremos en Europa que ni siquiera hemos podido subir tipos en los últimos años?

Me podrá decir que este esquema  es muy viejo y muy evidente…pero seguimos equivocándonos de momento  inversor una y otra vez, como con las promesas de nuestros políticos.  Errare humanum est.

Le sugiero que cuando trabaje sus estrategias de inversión piense en Kostolany y en su huevo (el de Kostolany,  no en los suyos) y ni que sea de forma intuitiva piense en qué fase del huevo está. No se ponga nervioso. Quizás acierte,  pero un cambio de fase de ciclo bursátil puede llevar mucho  tiempo en su formación.

Buena inversión.

Global Macro a su alcance

The Fed is the greatest hedge fund in history” Warren Buffet

Global Macro suena a hedge fund. De hecho es una de las estrategias básicas de los hedge fund.

Entonces, si es una estrategia hedge fund y eso de hegde suena a complicado, a qué viene el “a su alcance”. Pues viene por dos razones:

  • Es de las más rentables. Algunos de los mejores gestores de la historia como Ray Dalio o George Soros son seguidores de esta estrategia de inversión.
  • En esencia, no es complicado de entender y sus principios generales pueden aplicarse a nuestras inversiones.

En qué consiste invertir con una estrategia Global Macro: consiste en seleccionar nuestras inversiones en función de la evolución de la economía. ¿Fácil no? Pues no:

  1. Cuando me refiero a “evolución de la economía”, no me refiero a invertir según el PIB que vemos todos los días en prensa y es un indicador tan retrasado que cuando señala recesión ya hemos bajado dos tallas el pantalón. Me refiero a baterías de indicadores adelantados o coincidentes que ni son tan evidentes, ni tan fáciles de seguir.
  2. Aun conociendo los indicadores, tampoco es sencillo determinar los puntos de giro del ciclo económico. La economía no es una ciencia, lleva el apellido de “ciencia social” para darle lustre, pero la exactitud brilla por su ausencia. ¿A dónde voy? Voy a que los indicadores se tienen que interpretar, y cuando hay que interpretar, entramos en el mundo de las percepciones personales. ¿Cómo va la economía española?, si le preguntamos al Psoe nos dirá que mejor que nunca y si le preguntamos al PP nos dirá que camino de una crisis. Interpretar datos no deja de ser una forma ilustrada de opinar y cuando uno opina puede acertar o equivocarse.

Según un artículo de Andrew Ang.Ked Hogan en Blackrock.com en 2018:

“Seis factores macro explican más del 90% de los rendimientos de todas las clases de activos”. Los seis factores que definen son:

  1. Crecimiento económico
  2. Tipo de interés real (descontada inflación)
  3. Inflación
  4. Crédito (referido a tasas de morosidad)
  5. Mercados emergentes (referido a su situación geopolítica y económica)
  6. Liquidez

Antes de seguir viendo indicadores relevantes, una idea muy potente a la hora de invertir y/o especular: se valora la evolución de los indicadores en términos relativos más que en términos absolutos. Me explico:

¿Una tasa de crecimiento del PIB del -1% es buena o es mala para usted?. Lo normal es que me diga que por supuestísimo, una tasa negativa es mala. ¿Sí? ¿Seguro?

Supongamos ahora que la evolución es -2.5%, -1.50% y -1%, la economía puede estar en términos absolutos todavía débil, pero la comparación entre variables es expansiva, y dentro del pensamiento Global Macro eso es bueno y toca entrar en los mercados. Ojo con esto porque detrás de los titulares de prensa nos dejamos arrastrar al pesimismo extremo y la clave es la comparación entre periodos, más que el número sin más. Y lo mismo al revés. Si la economía crece, pero crece menos, valore si es un dato aislado o una tendencia. Si es una tendencia vaya pensando en el plan B.

Desde luego no voy a ser yo, quien le discuta a Blackrock  qué indicadores económicos son más importante, pero desde luego prefiero la relación que da Bernard Baumohl en su libro The secret of economic indicators https://www.amazon.com/Secrets-Economic-Indicators-Investment-Opportunities/dp/0132932075

Orden según su impacto en los mercados de acciones:

  1. Dato mensual de creación de empleo
  2. Índice ISM manufacturero
  3. Peticiones semanales de seguros de desempleo
  4. IPC
  5. Índice de precios a la producción
  6. Ventas minoristas
  7. Confianza del consumidor y encuestas de sentimiento
  8. Pedidos de bienes duraderos
  9. Producción industrial
  10. PIB

Como ven, para Baumolh, el PIB que es el indicador que todos seguimos, es el último de su lista.

Mi recomendación de mínimos, para inversores de a pie e incluso para asesores de inversión que no tengan un gran research detrás:

  • Curva de tipos, fácil de encontrar en la web del Fred Stlouis

fredgraph (3).png

Si son capaces de trabajar sobre estos tres conceptos (curva de tipos, leading indicator y calendario económico) van a manejar información de sobras para formarse opinión macro de mercado. No se desanimen porque es más complicado de lo que pueda parecer de inicio, con el problema además del impacto que nos producen todos los dias los titulares de prensa.

La estrategia Global Macro no es tanto para concretar en qué activos determinados estar invertido.  Su utilidad es establecer el campo de juego y saber si toca correr o toca parar,  y en función de eso tomar las decisiones de asignación de activos que mejor ajusten nuestros objetivos con el ciclo económico.

Buena inversión.

Nos estamos japonizando

    “Arreglar los problemas económicos es fácil, lo único que se necesita es dinero” Woody Allen

No es Woody Allen quien dirige los bancos centrales del mundo, pero como si lo fuera.  

Va para once años de la gran recesión del 2008 y como en el juego de la oca parece que volvemos a la casilla de salida, se han inyectado cantidades ingentes de dinero para ganar tiempo y dejar a los gobiernos hacer su trabajo y cuándo parecía que los Estados Unidos estaban ya cerquita de la normalización monetaria. ¡Pim, pam! Jarro de agua fría por parte de Powell y donde dije digo, digo Diego.

En diciembre 2018 la Fed efectuó la última subida de tipos, un 0.25% para dejarlos en el rango del 2.25-2.50%, y ya suavizó el guidance diciendo que de las tres subidas presupuestadas para 2019, probablemente se quedarían en dos. Esta semana, apenas tres meses más tarde, Powell nos ha dicho que ni van a ser dos, ni va ser una. No van a subir los tipos. Y en febrero la anterior presidenta del Fed, la Sra Yellen ya nos avisó que no descartaba que el próximo movimiento de la Fed fuese una bajada de tipos. De subir tres a ninguna y quizá el próximo movimiento sea una bajada de los tipos. Extraño.

Y en Europa y como viene siendo habitual, mucho peor que en Estados Unidos. Draghi anunció hace unas semanas que eso subir de tipos, que para más adelante y que va a lanzar otro chorro de dinero a los bancos como ya hizo en 2014 y en 2016 (TLTRO III), para que el crédito fluya a empresas y familias. No aprenden. Siguen pensando que los problemas de exceso de deuda se van a arreglar con más deuda. Lo único que provocan es alargar la agonía y  zombificar más y más la economía. A mí lo que más me choca es que el BCE baja la previsión de crecimiento del 1.7% al 1.1%, que es una absoluta burrada y no pasa nada, seguimos a lo nuestro: que si te pongo o te quito un lazo amarillo, que si Griezmann no sabe si quedarse o marcharse y que en España deberíamos tener armas en casa para estar más seguros…de verdad les digo que me pilla esto con 25 años menos y me pongo a aprender mandarín o sueco.

Ante este panorama el dinero institucional está buscando refugio en el bund alemán, una magnífica inversión que lo único que ofrece son retornos negativos. Pagar dinero por prestar tu dinero. Buen negocio. Les pagamos a los señores alemanes para que nos guarden el dinero.  Pero todo tiene un por qué: las previsiones para Europa son tasas de crecimiento muy bajas, inflación también muy baja y población muy envejecida que compromete los sistemas de pensiones de todo el continente, vamos; una japonización en toda regla a la que hay que sumar además baja productividad y auge de populismos. Ay,  la vieja Europa…

De momento es posible que veamos bastantes más fusiones bancarias de las previstas. De entrada los grandes alemanes,  el Deutsche y el Commerzbank.

Con tipos de interés tan bajos la banca no funciona y los tipos de interés bajos están aquí para quedarse mucho tiempo. A quien sepa lo que hace y le guste jugar a las fusiones puede tener oportunidades en los próximos meses. Quien busque un fondo especializado en ello tiene que meterse en territorio hedge, estrategias event driven sobre arbitraje de fusiones. Santander y Bankia, Caixa y Sabadell, BBVA y Bankinter… apuesten que alguna habrá, de los pequeños ni les cuento, cien por cien carne de Opa.

unnamed

¿Pueden seguir subiendo los mercados?  Por poder pueden. Cuando el Fed anunció que no subiría más los tipos, las bolsas americanas reaccionaron muy bien. Si el Fed anuncia –como cree Yellen- una nueva bajada, reaccionaran mejor todavía, recuerde: don’t fight the Fed. Pero a mi juicio las cartas están marcadas: noviembre 2020 elecciones USA. Mientras pueda, Trump mantendrá el chiringo alegre, luego, ya veremos, porque  el fondo de la “no normalización” es malo. En Estados Unidos los índices se están acercando a máximos y en Europa están rebotando en un nivel que para los técnicos es relevante. Si lo suyo es la inversión tradicional y no está en el mercado,  yo me esperaría a verlas venir. Siempre pasa otro autobús.

Buena inversión.

Análisis de Chipotle Mexican Grill (CMG)

Las acciones vinculadas al consumo están de moda y las del nicho “fast casual” más. El crecimiento promedio del sector “domestic restaurants” en los últimos años ha sido del 4%, mientras que el nicho “fast casual” del 10.6%. El fast casual se diferencia del fast food tradicional por el uso de ingredientes frescos y de alta calidad, vamos la típica foto en la que ves un tomate recién lavado con una lechuga verdísima. Todo muy sano. Personalmente me tira más la paradoja francesa que el Chipotle: foie gras, queso y vino tinto y si a eso añadimos un toquecito español con un buen jamón, que quieren que les diga, les dejo el burrito para ustedes. Pero este es un blog de finanzas y no Masterchef.

maxresdefault

Chipotle es una empresa de moda que en el año lleva más de un 40% y desde que salió al mercado en 2010 ha subido algo más del 2.530%. Tiene más de 2.500 restaurantes y cuenta con 73.000 empleados.  Tiene una capitalización bursátil de más de 16.800 millones usd, con un 2.52% de las acciones en manos de insiders, un 61.25% en instituciones (fondos) y un 10.12% de posiciones cortas (los que creen que va a caer y esperan ganar dinero con la caída)

Chipotle hoy es una empresa cara. El P/E es de 96.37x veces (el trailing P/E calculado con los beneficios de los últimos 12 meses) y la relación entre el valor de empresa y el Ebitda está en 28.84x veces. Para hacernos una idea, el EV/Ebitda del S&P 500 se mueve históricamente entre 11 y 14 veces, y los expertos consideran que el ratio muestra una valoración sana por debajo de 10x veces.  Las ventas del 2018 han alcanzado los 4.864 millones usd (4.476 en 2017), con un margen bruto del 32.7%  (1.591 millones) frente al 31.4% en 2017 y ha tenido en ambos años el mismo beneficio neto de 176 millones. Balance muy sano, sin deuda, con buena caja y buenos niveles de capital circulante. La rentabilidad es más bien justita con un ROA del 10.35% (rentabilidad sobre activos) y un ROE del 12.59% (rentabilidad sobre fondos propios).

Los especialistas en el sector recomiendan Chipotle como locos y la recomiendan por su nuevo equipo gestor. En marzo del año pasado contrataron como CEO a Brian Niccol, un tipo que se ha pasado media vida en Taco Bell y parece ser que es una estrella en eso de posicionar compañías de comida y en generar márgenes a base de reingenieria de procesos. De hecho el consenso del mercado da un BPA de 12.27 usd a un año y de 15.45 a dos años, cuando el BPA actual es de 6.31 usd. Eso nos lleva a un P/E estimado (Forward P/E) de 39.21x veces que sigue siendo caro, pero más digerible. El consenso espera incrementos de ventas por encima del 8% con aumentos de márgenes por encima del 35%… la magia del apalancamiento operativo o la magia de Mr.Niccol.

Y que nos dice la radiografía

Chipotle

Un valor alcista y con fuerza que un técnico solo puede quedarse fuera o comprar. Tendencia alcista, Macd semanal mayor que cero y subiendo y pendiente de la media móvil semanal también alcista pero… (lo del pero es inevitable); precio muy lejanos de la media y con sobrecompra, con lo cual no estamos en una buena zona de entrada y lo prudente seria esperar un pullback a su media o bajar marco temporal a día o 240’ y buscar ahí buenas zonas de entrada.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

El tamaño no importa: cómo seleccionar fondos de inversión

No creo necesario explicarles la importancia de los fondos de inversión como vehículo canalizador de nuestros ahorros. Si son lectores de este blog ya saben que los fondos son el vehículo de inversión número uno  del ahorrador español y a la vez, son el caballo de batalla de la banca en sus estrategias de venta.

Para hacernos una idea del tamaño del pastel, según datos de Inverco de diciembre 2018 (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), el volumen de fondos de inversión en España era de más de 334.738 millones de euros, de los cuales 257.551 millones correspondían a fondos domésticos y 77.187 millones a fondos internacionales, con más de 11 millones de partícipes en domésticos y más de 4 millones en internacionales.  Y las gestoras con mayor volumen en dicha fecha eran Caixa con más de 43.000 millones, BBVA con más de 39.000,  Santander con más de 35.000 y la cuarta Bankia ya un escalón por debajo con más de 16.000.  

Como inversor puede tomar dos posturas: o bien tiene una actitud pasiva y acepta como mejor opción lo que le recomienda su banco sin más, o bien puede participar en el proceso de toma de decisiones. Yo no voy a decirle que es lo que debe hacer ¡es su dinero! Para los que sí quieren participar en el proceso de selección de los fondos de su cartera, cuatro ideas que les puedan servir de guía:

  1. Seleccionar fondos no es fácil

Supongan que soy cliente del que ha sido nombrado “mejor banco de banca privada en España” por The Banker  en 2018 que son los rojos…norrr, no son Podemos, son los del Santander Private Banking (SPB). Y una buena mañana de sábado como ésta me digo “voy a escoger buenos fondos” y me voy a la web de mi banco.  Lo primero que me encuentro es que ofrecen con orgullo “más de 18.000 fondos de más de 350 gestoras”. Vuelva a leer, si seleccionar acciones del Ibex 35 ya le causa insomnio y pone “35” por algo, imagine seleccionar entre 18.000 vehículos de inversión.  Fácil, lo que se dice fácil no parece. Siga leyendo…

  1. La selección de fondos es accesoria a la distribución de activos

Ecco li, a veces nos volvemos locos con la selección de fondos y es una técnica accesoria a la clave del asunto. Dos ideas a recordar:

  1. La distribución de activos (asset allocation) es la decisión clave en los retornos que va a dar su cartera a lo largo del tiempo. La asignación a bonos, acciones y liquidez (con todas la variantes de cada clase de activo) junto con las pizquitas de inversiones alternativas que considere (inmobiliario, prívate, hedge y materias primas) son el factor determinante de su inversión y no la selección de fondos.
  2. La selección de fondos es, en buena medida, una técnica cuantitativa. La selección de fondos se basa en criterios objetivos y cuantificables. A partir de ahí le podemos poner el relato que queramos de buenos gestores, de la inversión por convicción, de leyendas de la inversión incluso como Buffet, Dalio, Bolton, Lynch… pero en su esencia lo que se analiza para escoger buenos fondos son números. Y los números son fríos. Son sistemáticos. Son cabrones. 

Aunque nos guste el relato y los asesores de inversiones nos pasemos buena parte de las reuniones explicando historias, la selección de fondos no va de historias, va de cifras. Seguimos siendo unos primates disfrutando de historias frente a una hoguera;  nos gustan las historias noveladas, nos gusta que nos expliquen las principales ideas de inversión del fondo y que pensemos “caramba, que interesante” y si además el tipo que nos lo cuenta sabe de lo que habla y nos lo explica con convicción… ¡que ya voy tarde, quiero ese fondo y lo quiero ya!… pero lamento ser un aguafiestas; la selección de fondos va de números, no va de historias. Fin de la cita.

Imagine la siguiente situación y deme su opinión:

Son dos charts preparados especialmente, pero el objetivo es que se queden con la idea:

QQQ-Nasdaq

QQQ-Semanal

GLD-Oro lingote

GLD-Semanal

  • Entre abril de 2009 y septiembre de 2018, cualquier fondo en dólares del Nasdaq lo tuvo que hacer bien por narices. Si se hubiese creado un fondo denominado “Nasdaq Contubernio”, teniendo como cogestores con decisión mancomunada a Quim Torra y a Pablo Casado…también hubiese sido un fondo rentable
  • Entre septiembre 2012 y enero 2016 el oro (GLD) lo hizo de pena. El Messi de los fondos de oro también lo hizo de pena (y el CR también venga, no se me enfaden los vikingos).

De forma muy burda y simplista, ésta es la idea para entender por qué la distribución de activos que usted determine es lo que dará más o menos caballos a su cartera y no la mera selección de fondos. Recuerde que el fondo es un vehículo de inversión sin más, un almacén dónde acumulamos activos financieros. La selección de fondos a lo que nos ayuda es a encontrar al mejor jefe de almacén, pero si lo que guarda el almacén es marrón y viscoso, por bueno que sea el jefe de almacén, no lo convertirá en pulidos diamantes.

  1. Indicadores de performance / Track record

Performance significa actuación, y el track record del fondo es el historial. No se me queje que a mí me duele el alma cuando en una conference call –otro término de moda de nuestros tiempos- alguien dice “mutaros” para silenciar el cacharro,  y me pongo a buscar a los X men en vez de silenciar el micrófono.

Hay dos escuelas de selección de fondos. La mala y la buena.

La mala es seleccionar fondos exclusivamente por el ranking. Invertir en los fondos que mejor lo han hecho el año anterior. Es cierto que en ciclos de fuerte momentum funciona y aunque nos disgusta a los profesionales de la cosa y no lo queramos reconocer, si se dan mercados con tendencias fuertes, y se escogen los fondos más rentables sobre esos mercados el asunto funciona mientras dure la tendencia (que se lo digan a los del Nasdaq).

La buena consiste en seleccionar fondos por su rentabilidad ajustada al riesgo. Supongamos un fondo M que ha dado una rentabilidad de 10 con un riesgo de 8 y un fondo N que ha dado una rentabilidad de 7 con un riesgo de 2 (sí, vuelve a ser rebuscado, pero se trata de coger la idea).  El fondo M es el que va por delante en el ranking, es mucho más rentable que el fondo N, pero resulta que el gestor del fondo M se juega la vida para conseguir esa rentabilidad y el del fondo N gestiona el riesgo como un señor (o señora, no vaya a ser que tengamos lío, por supuesto dónde pone asesor puede poner asesora y donde pone fondo puede poner fonda, ya no viene de ahí). A lo que iba, un buen asesor de inversiones, debería recomendarle el fondo N sin titubear y explicarle con números el porqué.

Aspectos básicos a considerar en los indicadores de performance:

  • Compare fondos comparables: no tiene sentido comparar un fondo de bolsa japonesa con un fondo de mercado monetario euro. Naranjas con naranjas y peras con peras
  • ¿Capacidad o suerte?: no valore fondos de inversión por lo que han hecho en el último año. Cada año le toca la lotería a algún gestor que luego desaparece. Mínimo tres años, mejor cinco y si tiene comparables con diez años mejor, porque así podrá ver el comportamiento del fondo en ciclos completos de mercado
  • Sea conciso y sistemático: existen múltiples indicadores de rendimiento; Sharpe, Treynor,  Alpha de Jensen, Sortino, Información…salvo que usted sea un obseso de las matemáticas y disfrute con los números no se ofusque. Morningstar –si es lector del blog ya sabe de mi amor verdadero por esta compañía- tiene todo lo que necesita y más; Sharpe, volatilidad, R cuadrado, Alfa… Para que se haga una idea, con Sharpe podrá llegar a conclusiones como las del ejemplo del fondo M y N bien fundamentadas. Si tiene interés en el asunto, en mis dos libros sobre finanzas trato con detalle el asunto de la selección de fondos (un poco de autobombo por favor).
  • Empápese de DFI. Cuándo analice un fondo le tienen que dar el DFI (Datos Fundamentales para el Inversor) dónde el riesgo se califica de 1 a 7. Si el fondo pone riesgo “6”, es riesgo 6 y no es un “cuento de estos de la CNMV que son muy conservadores, ya sabes”. Que no. Si pone 6 luego las quejas al maestro armero. El problema viene siempre por lo mismo: vender rentabilidades, mirar sólo y exclusivamente la rentabilidad.
  1. Costes

Ante fondos similares escoja el menos caro. A corto plazo la comisión hace cosquillas, a largo plazo el impacto de los costes es importante (en planes de pensiones ni le cuento).

Buena parte de los analistas consideran también el tamaño del fondo. Pero a mi juicio, si hay talento…el tamaño no importa. 

Buena inversión.

 

Winter is coming… cuide su dinero

“The financial markets generally are unpredictable. So that one has to have different scenarios… The idea that you can actually predict what’s going to happen contradicts my way of looking at the market” George Soros

Hace unas semanas me encontré con un buen amigo que trabaja como director general de un pequeño  banco andorrano que opera en España, y mantuvimos una conversación de lo menos fluida:

¿Tú como ves el mercado? — me preguntó.

— Jodido— dije sin atisbo de la menor duda en mi aseveración.

— Ya pareces el “Niño Becerra”, todo negativo…algún día acertaréis, pero de momento la estáis cagando — respondió contrariado. — Qué no ves que la economía va de puta madre — insistió él

—Yo lo único que sé que mis cuatro duros ya los he puesto en liquidez, y prefiero equivocarme por amarrategui y perderme ese supuesto supertramo alcista que esperáis, a que me pille una caída del copón y me deje tieso—

— Tas’loco macho, bueno, nos vemos— se despidió algo contrariado rumbo al AVE

Palabra arriba, palabra abajo este dialogo es real y muestra la visión que todavía mantiene la industria de la inversión: siempre alcista.

Es cierto que los grandes agregados macroeconómicos siguen estando en terreno positivo. En clave americana el desempleo está en niveles históricamente bajos y la inflación en línea con el objetivo del 2%; pero a veces, los pequeños detalles gritan muy alto.

El crecimiento americano empieza a mostrar debilidades estructurales:

El PIB americano del tercer trimestre 2018 ha sido del 3.5%. Un buen dato en términos absolutos. Pero me llaman la atención tres cosas: 1.Aumento espectacular del consumo privado 2. Caída brutal de la inversión privada y 3. Aumento muy importante de los inventarios.

Una economía que crece por un consumo desaforado de los consumidores (euforia) pero en la que cae con mucha fuerza la inversión empresarial (+0.8% desde +8.7% anterior) y aumentan los stocks de inventarios muestra claros síntomas de debilidad en su estructura. De hecho, la acumulación de inventarios es uno de los síntomas clave previos a una desaceleración económica. Me explico: en el PIB se contabilizan los bienes cuando se producen, aunque no se vendan. Un PIB alto significa que se producen muchas cosas y si además los inventarios son bajos, significa además que se producen y que se venden. Esto es un crecimiento sano. Cuando los inventarios crecen, y crecen con ganas como está pasando ahora, significa que se produce más de lo que la demanda absorbe y cuando eso ocurre, las empresas ajustan su producción a la baja para ajustarla a la demanda, lo cual implica menos inversión y menos empleo. Y menos inversión y menos empleo ya saben ustedes como suele acabar. Hoy no estamos en ese escenario, pero sigan la evolución de los inventarios que es la clave olvidada de la economía real para anticipar caídas de la  actividad económica.

La amplitud de mercado nos está dando un toque de atención serio. El indicador de “nuevos máximos y nuevos mínimos” del Nyse ha estado plano todo el año y a partir de septiembre ha caido con fuerza, rompiendo incluso la media móvil de 200 periodos.

nYHL

Probable finalización de los recortes fiscales de Trump:

Ha habido elecciones USA y toda Europa está contenta porque el malote de Trump ha perdido. Vamos a ver, hasta dónde llega mi limitado conocimiento de lo ocurrido es que Trump ha aumentado mayoría en el Senado y los demócratas han ganado la Cámara de Representantes (cámara baja la llaman). El asunto es que NO se puede aprobar ninguna ley fiscal sin mayoría en la cámara de representantes ¿lo pillan? Es como el caso de los presupuestos en España, si los partidos catalanes y vascos no apoyan los presupuestos, Sanchez tendría que sacar votos del PP y de Ciudadanos. Pues lo mismo en Estados Unidos pero con los demócratas. El plan fiscal se va al traste, ningún demócrata va a ayudar a Trump a bajar impuestos que es la medida que más votos le daría en las próximas elecciones.

global dow

El Global Dow (150 mayores empresas del mundo) ya muestra una incipiente pero clara estructura de máximos más bajos y mínimos más bajos. La tendencia ya es bajista.

Reducción de la base monetaria:

El Fed tiene un plan. Está reduciendo su balance a un ritmo de 50 billions de dólares al mes (recuerde que billion es un millardo no un billón) y tiene cuerda para rato si pensamos que su balance sigue siendo de 4 trillion (ahora si, 4 billones nuestros) cuando era de 900 billion cuando empezó el QE.

Va a subir tipos en diciembre casi con seguridad y para 2019 se plantea entre tres y cuatro subidas más hasta llegar al tipo de equilibrio.

En el gráfico pueden ver como los tipos de interés en Estados Unidos en el periodo 2009-2015; han sido los más bajos de los últimos 50 años. Es una situación del todo insostenible que requiere normalización. Hoy, no tengo ninguna duda que Powell va a subir tipos con alegría.

Effective Federal Funds Rate

Estas señales me hacen pensar que la economía americana va a perder velocidad en cualquier momento. El Russell 200 (pequeñas compañías) fue el índice que mejor reflejó la victoria de Trump y ahora es el que mejor está reflejando el parón americano. Pensemos que cerca de un tercio de la compañías que forman el Russell no han presentado beneficios en los últimos 12 meses y estas compañías, cuando empiecen a tener que pagar tipos más altos y tengan más dificultades para acceder al crédito van a tener festival. Festival de Chapter 11 me temo (ley de quiebras).

De Europa ya saben que ni quiero hablar porque me cabreo (especialmente con nuestros amigos los Picapiedra: Pedro y Pablo)  y en cuanto a  China lo sigo poco para pronunciarme aunque no puedo dejar de compartir con ustedes algo que leí en un artículo (y que no me acabo de creer),  que es que organismos públicos están comprando viviendas vacías, en edificios vacios, en ciudades fantasmas para evitar un colapso bestial del inmobiliario.

Les decía que no quiero hablar de Europa y menos de España. Olvídense del Ibex, es más bajista que la cotización de De Gea como portero de la selección. Veo además lo que ocurre con OHL y con DIA sin actuación del regulador y me pongo de los nervios.

ibex

Yo no tengo la menor duda que viene el invierno y que aunque por el camino nos encontremos con el veranillo de San Martin, mejor tengan el abrigo a mano. Hará frio.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

¿Nos va a dejar sin ponche la Fed?

El papel de la Reserva Federal de Estados Unidos es llevarse la fuente de ponche cuando la fiesta está empezando” Alan Greenspan

 

Este octubre está cumpliendo con la tradición. Sustos. Miedo. Y la palabra maldita: recesión

En Google Trends, “Recession” ha pasado del nivel 56 del mes de agosto al nivel 100 estos días en Estados Unidos. Nivel 100 significa  que es uno de los términos con mayor número de consultas en Google. Nivel máximo de atención por parte del público.

Les recomiendo, si no lo conocen ya, que consulten Google Trends para saber realmente en qué piensa la población de una zona geográfica. En España el caso más extraño que jamás he visto en Google Trends, ha sido con el término “tesis doctoral”. Es una expresión con un muy bajo nivel de atención a lo largo del tiempo (nivel 4 sobre 100), y sin saber cómo, en la semana del 9 al 15 de septiembre pasó de golpe a nivel 100. Raro. Será que en España todo el mundo quiere obtener un doctorado ¿o será por otros motivos que ahora mismo no se me ocurren? 

Bien, hecha esta introducción, me cuesta entender cómo los americanos se ponen a buscar “recession” en Google. Me explico, con un crecimiento esperado de la economía en el tercer trimestre del 4% -ojo que no haya sorpresa positiva- y con un paro en mínimos históricos… señores, con estos ingredientes, sencillamente no puede hablarse de recesión en ningún caso.

Entonces ¿qué pasa? Pues que hace unos días, Jerome Powell –que como saben es el presidente del Fed- se puso contento en una entrevista en el Atlantic Festival y dijo lo que piensa sin matices; algo así como “Las tasas de interés realmente extremadamente acomodaticias que necesitábamos cuando la economía era bastante débil, ya no las necesitamos” y añadió ” las tasas más altas siguen siendo acomodaticias, pero nos estamos moviendo gradualmente a un lugar donde serán neutrales Puede que pasemos de ser neutrales, pero estamos muy lejos de ser neutrales en este momento ” (traducción libre). Dicho esto el bono a 10 años pasó del 3.06% al 3.23% en dos días, su nivel más alto desde 2011; y el Nasdaq y el S&P empezaron a caer con ganas. Y a partir de aquí viene la concatenación de pensamientos negativos: pues si suben los tipos la valoración de los activos caerá, pues si suben los tipos las empresas tendrán mayores costes financieros y por lo tanto ganarán menos, pues si suben los tipos habrás trasvase de fondos de la bolsa a los bonos y las bolsas caerán y los bonos en el secundario también, pues si suben los tipos las empresas dejarán de lado los programas de recompra de acciones (buybacks) que tanto han hecho por la salud del mercado americano etc.

El caso es que, nos guste o no, el Fed no puede hacer otra cosa con los datos macro que presenta la economía norteamericana y está anticipándose a lo que pueda venir en el futuro. Cuando llegue la recesión –que llegará, otra cosa es el “cuándo”- si el Fed tiene tipos al 4.00% y el BCE al 0.25%;  quién cree usted que tendrá mayor y mejor capacidad de respuesta para implementar nuevamente medidas expansivas. A la vez que el Fed sube, el Banco Popular de China, ha anunciado un recorte de un punto para las reservas bancarias. Y ya es el tercer recorte este año. Con esta medida esperan dotar de más liquidez al mercado y abaratar los créditos. La guerra comercial no creo que sea el detonante de problemas reales. Si es que los chinos son mulistos. Tú me pones aranceles, yo bajo el yuan. 

Depreciación de las buenas del yuan respecto del dolar. Una forma de neutralizar los aranceles de Trump. 

CNYUSD

Donde si veo un aviso es en la amplitud de mercado. De momento solo aviso. Veremos.

AD line del NYSE, (valores que suben menos valores que bajan). Desde máximos de agosto cayendo y, como ya hizo en febrero con rotura de la media móvil de 50 periodos y Ojo, a diferencia de febrero, media con pendiente negativa .

AD line

Nyse New Highs-New Lows (valores en máximos de 52 semanas menos valores en mínimos de 52 semanas). Caída mucho más pronunciada que en febrero, rotura fuerte de la media de 50 periodos. Para algunos analistas técnicos este es el verdadero líder en cuanto a amplitud de mercado.

NewHighs

A mi juicio, en este momento no apostaría porque las caídas se prolongasen pero tampoco por un nuevo tramo de subida salvaje. Por ponerme en plan gurú estupendo, mi escenario central sería el de un mercado lateralizado y casi apostaría que se puede formar un largo doble suelo W como la que ya se dio entre febrero y abril de este año (ya tuvimos un susto, recuerde) y quizá, y remarco quizá, gozar de un nuevo tramo moderadamente alcista. Pero ojo, esto son fantasías y hay que ver realmente como evoluciona el mercado.

aaa

Y usted, como yo, lo que se pregunta es qué va a pasar. Como ni lo sabemos, ni lo sabremos nos pongamos como nos pongamos; yo me centraría sobre todo en Powell que ahora mismo es el verdadero guía de los mercados. Y Powell ha sido muy claro: subida en septiembre que ya hizo; subida en diciembre que la hará si o si; tres subidas en 2019 y una subida en 2020. Con ese plan y a base de cuartillos llegará al tipo de equilibrio que considera adecuado a la coyuntura americana. Estas subidas lógicamente tienen implicaciones en la valoración de los activos financieros y desconozco si llegará a dejarnos sin ponche, pero recordemos que esta fiesta empezó en marzo de 2009 y todo tiene su fin. 

Y de Europa qué, se preguntarán. Cuando me aclare con los presupuestos de Podemos, sepa como acaba el Brexit, cuando adivine lo que de verdad quieren hacer los italianos, cuando entienda el nuevo mapa electoral alemán, cuando conozca  el nuevo gobierno de Macron y cuando tenga claro el fin del pruses…ya se lo diré.

Buena inversión

Invitación evento Garcia Paramés. Jorge Hidalgo que coordina un club de bolsa en la Complutense, me pide que les haga partícipes de un evento que se celebrará en el Campus de Somosaguas el dia 7 de noviembre a las 12.30. Interesados dirigirse a eventosAije@gmail.com. Yo no puedo ir, pero si pudiese les aseguro que no me perdería al maestro por nada del mundo.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

Dónde invertir ante una posible desaceleración

“La única función de la predicción económica es hacer que la astrología parezca algo más respetable”. JK Galbraith

Espero que hayan pasado unas buenas vacaciones y hayan vuelto descansados. Porque falta les va a hacer.

Desde que apareció el tándem Sánchez-Iglesias no hago más que leer opiniones de que ya estamos muy cerca de una desaceleración económica y camino de la debacle, que si el 31 de agosto es el día de la historia de España de mayor número de parados, que si la facturación de los hoteles y de la restauración ha bajado tanto este verano, que nos van a moler a impuestos..

Además los problemas de la economía turca, la inacabada crisis de Italia, los movimientos populistas, el incansable Trump (lo que si le envidio es, a la edad que tiene, no dejar un solo día sin montar una movida), la guerra comercial, la crisis de los emergentes…todo esto nos lleva a una visión muy, pero que muy pesimista de los mercados y hasta de la vida. 

Incluso ya estoy viendo algún autor que nombra a la bicha, a la estanflación,  que consiste en que además de no crecer, tienes una inflación alta. Si no quieres caldo…

A mi juicio, con un paro de poco más del 15% y un PIB del 3% (aunque revisado a la baja) no podemos hablar de desaceleración, hilando muy fino de leve desaceleración quizá, nada más.  Y por favor, no me diga que el 15% de paro es malo porque en Estados Unidos están al 4%. En el mejor momento reciente de la historia de España, en 2007, cuando hasta teníamos que importar a los camareros de fuera, el paro oficial (EPA) fue del 7.9%, o sea, que la disminución del desempleo del 27.2% del 2013 al 15% es, en clave española, un gran dato, aunque debe mejorarse y ahora mismo tengo serias dudas del gobierno actual (si, si que hace cuatro días estábamos por encima del 27% de desempleo aunque hoy ya no nos acordemos).

Desde un punto de vista de inversores de a pie, hoy tenemos el mismo problema que los gestores de cartera: no sabemos en qué invertir

Voy a transmitirles algunas ideas por si les sirven para ordenar un poco el campo de juego:

Primera idea: manda el dólar. La economía americana va bien y a pesar de que todos sabemos que en algún momento cambiará…sigue yendo bien. El ISM manufacturero de agosto tocando máximos históricos (el máximo es 61.4 y hoy es del 61.3 cuando en julio fue de 58.1), están con un paro del 4%, el indicador adelantado del 0.5 de junio a 0.6 de julio cuando se  esperaba un 0.4, el Case-Shiller (vivienda) marcando aumentos sostenidos de los precios, el PIB segundo trimestre 2018 del 4%, política fiscal expansiva de Trump. América va bien y los activos que suben son los americanos.

Problema: el euro lleva una caída respecto del dólar este año (desde máximos) de más del 7%. ¿Es un problema? Si ¿Se puede gestionar? Si. Pero eso lo dejo al estilo de gestión de cada inversor. Les anticipo que gestionar riesgo divisa, si es que lo quieren gestionar, es difícil (y lo de cubrir la posición al 100% puede no dar resultados, se va lo comido por lo servido).

No piense solo en la bolsa. El monetario USA lleva una rentabilidad promedio acumulada en 2018 del 4.25%, si por aquellas cosas de la vida tiene ingresos en dólares (tesorería empresas con ventas en dólares por ejemplo) ya puede ir pensando en que la liquidez que genere estará mejor con el Tio Sam que en euros sacando rentabilidades negativas.

El índice más fuerte es el Nasdaq, en el gráfico adjunto verán que la herramienta Mansfield, que mide fuerzas relativas, muestra claramente como el Nasdaq tira mucho más que el S&P 500 (mayor que cero más fuerte).

a

Que no quiere exposición al dólar y lo suyo es seguir en Europa:

  • En renta fija cuesta mucho ver valor. Yo no lo veo aunque estoy seguro que habrá gestores que si lo sabrán hacer
  • Depósito al uno nada con la inflación en el 2.2%, pues tampoco
  • Bolsa, gestión pasiva, tampoco, solo hay que ver cómo va el Eurostoxx y su comparación con el Nasdaq (Mansfield)

aa

  • Alternativos y otras hierbas aromáticas: retorno absoluto, emergentes, divisas, metales preciosos; salvo alguna cosa como inmobiliario Asia o el acero, tampoco veo mucho interés
  • Acabaremos en nuestros clásicos: sectores defensivos (salud, servicios básicos) poco cíclicos y en acciones de alta rentabilidad por dividendo (ojo, las que pagan dividendo contra caja generada, no contra apalancamiento)
  • Inversión temática; aquí si está tirando bien la robótica, el fintech, la ciberseguridad, la nueva moda es el blockchain, aunque no es muy razonable articular una cartera de inversión solo en base a inversión temática.
  • Tecnología: FAANG-BAT, algunas están demencialmente caras pero la tendencia sigue siendo fortísima y mercado manda.

Para acabar, no hay que dejar de tener un ojo en la curva de tipos americana.  El consenso es que la FED subirá tipos este septiembre otra vez y si además los vuelve a subir en diciembre..uff, la curva se nos va a invertir y como he explicado en otros posts, suele ser un anticipo de problemas con una altísima fiabilidad

Ante la duda, si no tiene  claro que hacer, liquidez manda. La paciencia es una de las características de los buenos inversores y recordando a los value tan de moda, deben estar encantados que las acciones bajen para comprarlas a mejor precio. O eso dicen.

Buena inversión

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.