INVERTIR PARA LA JUBILACION

Estos días, coincidiendo con el lanzamiento de “Todo lo que tu banco debería contarte antes de invertir” Gestión 2000, me preguntan continuamente si los planes de pensiones son necesarios, si “planes de pensiones sí o no” y cosas por el estilo.

En las ideas de inversión de esta semana, más que buscar una oportunidad concreta vamos a reflexionar desde la base sobre aspecto de la inversión que por lo que estoy viendo es muy confuso.

No nos vamos a centrar en productos específicos sino en cual debe ser nuestro itinerario mental para decidir qué hacer, y para decidir bien, sin titubeos.

¿Necesito invertir para mi jubilación?

Rotundamente SÍ. En la página  22 del libro les muestro la proyección de la pirámide poblacional española según el INE (Instituto Nacional de Estadística). No es un tema de ser de un partido político u otro. El sistema de reparto español –los que trabajan pagan la pensión de los jubilados- se rompe en el momento en que hay más jubilados que personas cotizando a la Seguridad Social. Si se quiere se podrá pagar vía impuestos, vía fondos de reserva u otras formas que yo desconozco pero el sistema actual va camino a la defunción. Y no son opiniones, son números.

¿Es necesario tener un plan de pensiones?

No. Ante todo pensemos en el objetivo que cubrimos que es tener fondos para nuestra jubilación. Puedo desarrollar una buena cartera para mi jubilación a través de la inversión directa (acciones y bonos), a través de fondos de inversión, a través de seguros de ahorro, o a través de inversión en inmuebles o de obras de arte si sé en lo que me meto y estoy confortable con esas inversiones (yo desde luego no le hubiese hecho ningún asco a un Picasso o un Dalí si me los hubiesen dejado en herencia).

Lo más importante de esta ecuación es tener claro que en el contexto actual de cambio demográfico y económico ES NECESARIO DESARROLLAR UN PLAN DE INVERSIONES A LARGO PLAZO PARA CUBRIR LA CONTINGENCIA DE LA JUBILACION, otra cosa es el cómo.

¿Entonces como decidir el producto financiero sobre el que invertir?

Los factores clave son dos:

1º La liquidez

2º La fiscalidad

La liquidez es la facilidad para recuperar mi dinero y por fiscalidad me refiero a si hay productos financieros destinados al ahorro a largo plazo con ventajas fiscales.

Si mi criterio es liquidez absoluta tengo que valorar que vía  planes de pensiones individuales (PPI) y planes de previsión asegurados (PPA) no tengo liquidez salvo situaciones extremas (paro de larga duración y/o enfermedad grave). Otros productos de ahorro diseñados para la inversión a largo plazo  como los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS), los llamados planes de jubilación (son seguros de ahorro), los seguros variable annuities o las rentas vitalicias y temporales sí que ofrecen liquidez pero con penalizaciones. Por el contrario los fondos de inversión o la inversión directa son líquidos 100%.

Si mi criterio es la fiscalidad, entonces pensaré en tres bloques de ideas; los productos que ofrecen una gran fiscalidad de entrada (reducen la base imponible del Irpf) y ahí me quedaré con los planes de pensiones o con los PPA; los que ofrecen una buena fiscalidad de salida, es decir cuando cobre las prestaciones, y ahí me quedaré en el mundo de los seguros PIAS y seguros de ahorro en general, y los que su fiscalidad es neutra como los fondos o la inversión directa (es cierto que los fondos permiten diferir el pago de impuestos, aquí me refiero bien a reducciones en Irpf al aportar o reducciones sobre los rendimientos al cobrar)

¿Y en medio de tantas siglas y productos complejos qué hacer?

De forma extremadamente simplificada mi recomendación es la siguiente:

1º Si su factura fiscal es alta contrate un plan de pensiones o un PPA.

2º Como los planes de pensiones y PPA tienen un límite relativamente bajo* (10.000 euros o 12.500 más de 50 años) compleméntelo con otros productos, especialmente de seguros.

3º En ahorro a largo plazo para su jubilación la liquidez no debería ser tan trascendente como en otro tipo de inversión pero si usted, por los motivos que sean, quiere liquidez 100% en cualquier momento entonces céntrese en algún producto de seguro con poca penalización y el resto vía fondos.

4º La inversión para la jubilación, por su largo horizonte temporal, es la que mejor se presta a asumir volatilidad, a asumir riesgo. Si tiene 15 o más años por delante incluya toda la renta variable que su perfil de insomnio le permita. A medida que su jubilación se acerque pondere más la renta fija y en los últimos años 100% en mercado monetario. Ahí el tiempo va en su contra y no puede tener sustos.

5º Por último, un buen consejo es hacer aportaciones periódicas en vez de una sola aportación de golpe. En el capítulo 1 del libro le explico con detalle por qué.

* en los tiempos que corren sé que 10.000 euros no es algo “relativamente bajo” para buena parte de la población. Lo que quiero transmitir es la idea de la diversificación entre distintos productos de distintas prestaciones. Si mi capacidad de ahorro para la jubilación son 7.000 euros al año Puedo invertir 3.000 euros en planes y beneficiarme de una buena reducción en la base imponible y otros 4.000 en productos con mayor liquidez y quizá mejor fiscalidad de salida.

Anuncios

Todo lo que tu banco deberia contarte antes de invertir

Bueno el libro de esta semana tiene truco. Lo he escrito yo. Es mi primer libro y he tenido la suerte de que un lider como Planeta haya decidido publicarlo.

Es un libro dirigido al inversor particular, a todos los que tienen productos de ahorro y alguna inquietud sobre su situación financiera futura. El enfoque del libro es global: no es un libro de bolsa, aunque enseña a invertir en bolsa. No es un libro con trucos para superar la crisis ni cosas por el estilo, aunque hay apartados que nos harán reflexionar de que usos damos a nuestro dinero y como planificamos nuestra jubilación. No es un libro de productos financieros aunque se analizan todos los productos financieros que un particular precisa: producto bancario, fondos de inversión, acciones, planes de pensiones, y algunos más novedosos y sofisticados como los ETF y los productos derivados. Todo ello sin olvidarnos de la fiscalidad y lo que es más importante: NO es un libro de teoria (que tiene toda y más) es un libro de práctica y de opinión. He intentado dar los mejores consejos y pautas de inversión adquiridos tras 25 años de práctica profesional. Este último aspecto es muy evidente en los consejos que doy sobre como tratar con tu banco y como escoger a tu asesor financiero.

Sale a la venta el próximo martes 18 de septiembre y se podrá adquirir en las principales librerias de España y tambien online (para los lectores latinoamericanos del Blog que cada dia sois más se puede adquirir por Amazon sin ir más lejos).

Por supuesto estoy abierto a críticas (y tambien a algún elogio, caray) y a todos los que lo compreís espero: primero que os sea útil y os permita alcanzar vuestros objetivos financieros (anticipo que para hacerle sombre a Slim o Gates no os va a valer) y segundo; que dentro de lo posible os divirtaís. He intentado explicar cosas muy serias y juiciosas de forma amena.

Decir que el libro se divide en cuatro partes de tres capítulos cada una en la siguiente forma:

Decir que el libro se divide en cuatro partes de tres capítulos cada una de la siguiente forma:

Parte 1: Por dónde empezar: herramientas clave del inversor particular

Define tus objetivos de inversión

La caja de herramientas

Economía para inversores

Parte2: Construye tu cartera

El universo de inversión: clases de activos y asset allocation

Cómo invertir: productos financieros

Invertir con estilo: estilos de inversión

Parte 3: Gestiona tu propia cartera

Horizonte temporal y gestión del riesgo

Selección de fondos: indicadores de rentabilidad ajustada al riesgo

Estrategias prácticas de inversión

Parte 4: Cerrar el círculo

Planificación fiscal para el inversor particular

¿Necesitas un asesor financiero?

Recursos e información para el inversor particular

Glosario básico

Decálogo de los errores más comunes de los inversores españoles

Empieza el libro con una cita de Gandhi “Debemos convertirnos en el cambio que buscamos en el mundo”. Con una mayor cultura financiera por parte de las familias, se hubiese evitado buena parte de la crisis que estamos viviendo en Europa. Seamos pues factor de cambio. Impliquémonos y dentro de nuestras posibilidades luchemos por mejorar el mundo. Muchisimas Gracias por vuestro interés  y os agradeceré la máxima difusión.

TODO LO QUE TU BANCO DEBERIA CONTARTE ANTES DE INVERTIR

Aprende a invertir como un profesional

Gestión 2000. Primera edición septiembre de 2012