A propósito del PER (y de Netflix y de Amazon)

No hay multiplicador más nombrado que el PER, del cual solo nos acordamos ex post cuando un mercado colapsa y decimos aquello que decía un buen amigo de “ya te lo había dicho” por tener la mala idea de comprar PER altos (me niego a utilizar el plural “peres” tan utilizado en nuestro sector financiero, suena como Pérez con acento de regatón).

La idea de hoy va de reflexionar sobre el PER y sobre algunas empresas líderes que son las que  llevan años tirando de los mercados como son Amazon y Netflix.

¿Qué es el PER o Price Earnings Ratio?

Es la relación entre el precio de una acción y el beneficio por acción

PER = Precio por acción / Beneficio por acción

Es algo tan simple como si el precio son 20 y el beneficio es 1, el PER es 20x, si esa misma empresa en vez de uno gana 5, el PER es de 4x.

Lo primero, en prensa española lo normal es ver el PER, calculado con los últimos beneficios conocidos. Punto. En los medios norteamericanos verá sin embargo dos PER (además que allí lo verá como P/E), el Trailing P/E que es el calculado con los beneficios conocidos de los últimos 12 meses y el Forward P/E que se calcula con la estimación de beneficios futuros. Y adivine…el forward casi siempre es muchísimo mejor que el trailing, de ahí vienen las castañas cuando en un profit warning se anuncia que el beneficio va a caer un 1.5% y el precio te cae un 14%. Why? Porque por expansión de múltiplos más de un gestor se lanza con la estimación de beneficios y cuando se da cuenta del error sale pitando e inunda el mercado de papel.

Reflexión: el PER nos indica cuántos euros pagamos por cada euro de beneficio y cuánto menos pague mejor. Si usted, como yo, se maneja mejor con rentabilidades que con PER, es una buena idea trabajar con la inversa del PER. El beneficio dividido por el precio y multiplicado por 100 le dará la rentabilidad esperada de esa acción (BPA/P). En el caso anterior 1/20 en porcentaje es un 5% y 5/20 da un 25%. Por cierto, Warren Buffet sigue esa métrica, entiende mejor que ha invertido en una empresa que ofrece una rentabilidad del 25% que un PER 5x.

Aplicación: si usted quiere una rentabilidad teórica del 10% en su cartera de valores ¿qué PER podrá pagar? Pues la inversa de la rentabilidad (1/rentabilidad) y multiplicado por 100, esto es 1/10 *100 = 10x. Si en vez del 10% otro inversor se conforma con un 5%, podrá conformar una cartera con PER 20x (1 dividido entre 5 y multiplicado por cien)

Otro aspecto intuitivo pero útil para entender el movimiento de las bolsas es la relación entre el PER y los tipos de interés. Asumimos que el inversor quiere obtener una rentabilidad determinada de su cartera a largo plazo, en los ejemplos anteriores era del 10% o del 5% pero ¿de qué depende la rentabilidad que exige el inversor? Pues de los tipos de interés, concretamente de la tasa libre de riesgos, entendiendo como tal el bono a 10 años.

Reflexión: el inversor racional exigirá más o menos rentabilidad a la bolsa en función de los tipos de interés, de la tasa libre de riesgo. Por lo que si los tipos de interés suben (caso Estados Unidos con el bono al 3%) el inversor exigirá más rentabilidad a la bolsa. Si los tipos de interés suben, y el inversor pide más rentabilidad a la bolsa, entonces ya hemos visto que necesariamente el  PER tiene que bajar (a menor PER mayor es la rentabilidad esperada).

Aplicación: Para bajar el PER una de dos: o baja el precio o suben los beneficios. En general, subidas de beneficios sostenidas en un entorno de subidas de tipo no suelen darse, ergo baja el numerador baja el precio, cae la bolsa. Es por esto que si la FED le da algún día por subir tipos de verdad, ajuste stops porque el mercado exigirá ajustes en precios.

Aplicación: No compare el PER de las bolsas que pertenecen a mercados con distintos tipos de interés. Me sigue sorprendiendo que en medios especializados sigan comparando el PER de Rusia con el del DAX y digan que “atención a Rusia que está barata” ¿barata respecto a qué? el interés básico en Rusia está por encima del 7% cuando en Europa estamos en el cero nada ¿qué bolsa tendrá el PER “bajo”, la del 7% o la del cero? Pues la del 7% hombre, por esto en Japón llevan décadas con PER desbocados, porque tienen tipos ultrabajos o negativos.

amazon

Y ¿qué tienen que ver Amazon y Netflix con todo este rollo?

Que Amazon tiene un trailing P/E de 225x y Netflix de 248x. No, no hay decimales. En teoría harían falta 225 años para recuperar la inversión en Amazon y 248 para recuperar la de Netflix. En clave de rentabilidad Amazon ofrece un 0.44% y Netflix un 0.40%. Es posible que por este motivo nuestro amigo Warren esté cargadito de Apple con PER 18x  y no tenga ni Amazon ni Netflix en su cartera. 

Son dos superempresas, son dos de las mayores historias de éxito que conocemos, son prácticamente el “entorno” en qué vivimos, todos somos clientes y hay que mantener/abrir posiciones mientras tengan tendencia….pero si un día pasa algo, nos acordaremos de estas desmesuradas valoraciones y alguien dirá “ya te lo había dicho”.

Buena inversión

Anuncios

¿Quien quiere comprar un perro? (o cómo utilizar la matriz Boston Consulting en tus inversiones)

Soy consciente que el post de hoy no va a gustar nada a los amantes de los números y de los ratios. Es lo que hay. Con la excepción de Simmons (del hedge fund Renaissance) no sé de muchos matemáticos que batan al mercado de forma recurrente. Por el contrario, sí que tenemos ejemplos de gente como Buffet y su socio Munger o Peter Lynch que, con razonamientos a veces casi más filosóficos que numéricos lo han hecho muy bien (por supuesto sí que hacen números, pero no a un nivel apabullante).

El mensaje de hoy va dedicado a los que invierten en bolsa de forma intuitiva. Vaya por delante que hoy no hablo de especulación. Hablo de inversión. Los posts sobre Gamesa (largos) y sobre OHL (cortos) fueron jugadas especulativas para cazar movimientos de impulso. Lo de hoy no. Lo de hoy va de valorar una empresa en lo que respecta a aspectos cualitativos.

Tampoco pretendo engañarles: para discriminar lo que es una buena empresa de la que no lo es hay que hacer números (si han leído mi segundo libro el de Dummies saben a que me refiero), pero como muchas veces somos vaguetes y nos quedamos con la imagen superficial voy a proponerles una sencilla herramienta, solo para invertir a largo plazo (no para especular), con la que simplemente pensando  un poco ya van a tener un primer filtro para ver si vale la pena seguir investigando o no. Esta herramienta se caracteriza porque es:

  1. Sencilla, cuatro cuadrantes fáciles de memorizar
  2. Fácil de interpretar, no hay posibilidad de confundir un perro con una estrella ¿o sí?
  3. Clarificadora, les va a servir como primer filtro para decidir si siguen haciendo trabajo de investigación con una potencial inversión o no.

Me refiero a la matriz BCG (Boston Consulting Group). Boston Consulting es el  líder mundial (junto con Mc Kinsey) en consultoría estratégica y en la década de los 70 idearon una matriz que relaciona la cuota de mercado de una empresa con el crecimiento del mercado. A continuación les adjunto la matriz (imagen obtenida de http://www.managementstudyguide.com)

BGC

Como ven no hay que ser especialista en física cuántica para interpretar esto. La matriz tiene cuatro cuadrantes que corresponde a:

Mercados en crecimiento: dos tipos de empresas: estrellas e interrogantes

Estrella: gran cuota de mercado. Si la definición es “estrella” no hay mucho más que decir.  Qué te viene a la cabeza si hablamos de empresas líderes en mercados que crecen: Apple, Amazon, Google,  Baidu, Samsumg y en clave española Inditex, Grifols….quizá Gamesa.

Interrogante: baja cuota de mercado. Aquí hay un problema porque la empresa está en un mercado que promete pero no pinta nada. Pienso en  Zeltia…

Remember: según esta matriz en los mercados en crecimiento hay empresas con grandes cuotas de mercado –las estrellas- y empresas con bajas cuotas de mercado –las interrogante-.

Mercados maduros: dos tipos de empresas: vacas y perros

Vaca: gran cuota de mercado. Empresas grandes que ganan dinero y seguramente reparten un buen dividendo (si el mercado no crecen ¿para qué quieren más caja?). Santander, Telefónica, Iberdrola

Perro: y por fin llegamos al perro. El pobre perro es una empresa con una cuota de mercado baja en un mercado que además crece poco o no crece.  Son empresas a desechar. Y como no quiero ser malo busquen ustedes los ejemplos

Remember: en los mercados maduros hay dos tipos de empresas; las vacas (el truco mnemotécnico seria pensar qué se hace con una vaca: ordeñarla no?) que pueden ser una buena inversión, sobre todo buscando rentabilidad por dividendo y los pobres perros que salvo que los veamos como oportunidad distressed (el perro se pone malito y, bien se recupera, bien alguien lo compra) hay que evitarlos.

De forma intuitiva podríamos decir que las estrellas son inversión en crecimiento (growth), las vacas inversión en valor (value), las estrellas pueden ser un 10-bagger (las que multiplican por 10 la inversión) o un desastre (me vienen a la cabeza los pequeños laboratorios de Biotech que o bien te forras o te matan), y los perros….son perros y como los perros muerden mejor mantenerse lejos.

Mi consejo es que antes de abrir una posición hagan pasar la empresa elegida por el filtro mental de la matriz de Boston Consulting y, de forma intuitiva, pensemos que por una estrella se puede pagar más (P/E más alto), en una vaca buscaré dividendo y precio razonable, los interrogantes me los puedo plantear casi como especulación (tamaño de la inversión comedido) y los perros mejor lejos.

Buena inversión ¡¡

Nota: en jerga wallestritiana (nuevo palabro) realmente se usa dog como un valor con un comportamiento malo, peor que el mercado. Recuerden sino al gran e irrepetible Gordon Gekko cuando a un recomendación de Foxx le responde : “it’s a dog with fleas”

Todo lo que tu banco deberia contarte antes de invertir

Bueno el libro de esta semana tiene truco. Lo he escrito yo. Es mi primer libro y he tenido la suerte de que un lider como Planeta haya decidido publicarlo.

Es un libro dirigido al inversor particular, a todos los que tienen productos de ahorro y alguna inquietud sobre su situación financiera futura. El enfoque del libro es global: no es un libro de bolsa, aunque enseña a invertir en bolsa. No es un libro con trucos para superar la crisis ni cosas por el estilo, aunque hay apartados que nos harán reflexionar de que usos damos a nuestro dinero y como planificamos nuestra jubilación. No es un libro de productos financieros aunque se analizan todos los productos financieros que un particular precisa: producto bancario, fondos de inversión, acciones, planes de pensiones, y algunos más novedosos y sofisticados como los ETF y los productos derivados. Todo ello sin olvidarnos de la fiscalidad y lo que es más importante: NO es un libro de teoria (que tiene toda y más) es un libro de práctica y de opinión. He intentado dar los mejores consejos y pautas de inversión adquiridos tras 25 años de práctica profesional. Este último aspecto es muy evidente en los consejos que doy sobre como tratar con tu banco y como escoger a tu asesor financiero.

Sale a la venta el próximo martes 18 de septiembre y se podrá adquirir en las principales librerias de España y tambien online (para los lectores latinoamericanos del Blog que cada dia sois más se puede adquirir por Amazon sin ir más lejos).

Por supuesto estoy abierto a críticas (y tambien a algún elogio, caray) y a todos los que lo compreís espero: primero que os sea útil y os permita alcanzar vuestros objetivos financieros (anticipo que para hacerle sombre a Slim o Gates no os va a valer) y segundo; que dentro de lo posible os divirtaís. He intentado explicar cosas muy serias y juiciosas de forma amena.

Decir que el libro se divide en cuatro partes de tres capítulos cada una en la siguiente forma:

Decir que el libro se divide en cuatro partes de tres capítulos cada una de la siguiente forma:

Parte 1: Por dónde empezar: herramientas clave del inversor particular

Define tus objetivos de inversión

La caja de herramientas

Economía para inversores

Parte2: Construye tu cartera

El universo de inversión: clases de activos y asset allocation

Cómo invertir: productos financieros

Invertir con estilo: estilos de inversión

Parte 3: Gestiona tu propia cartera

Horizonte temporal y gestión del riesgo

Selección de fondos: indicadores de rentabilidad ajustada al riesgo

Estrategias prácticas de inversión

Parte 4: Cerrar el círculo

Planificación fiscal para el inversor particular

¿Necesitas un asesor financiero?

Recursos e información para el inversor particular

Glosario básico

Decálogo de los errores más comunes de los inversores españoles

Empieza el libro con una cita de Gandhi “Debemos convertirnos en el cambio que buscamos en el mundo”. Con una mayor cultura financiera por parte de las familias, se hubiese evitado buena parte de la crisis que estamos viviendo en Europa. Seamos pues factor de cambio. Impliquémonos y dentro de nuestras posibilidades luchemos por mejorar el mundo. Muchisimas Gracias por vuestro interés  y os agradeceré la máxima difusión.

TODO LO QUE TU BANCO DEBERIA CONTARTE ANTES DE INVERTIR

Aprende a invertir como un profesional

Gestión 2000. Primera edición septiembre de 2012