El tsunami que acecha a la Banca Privada

Hablaba esta semana con un headhunter especializado en la captación de  banqueros privados y charlando sobre el futuro del sector yo se lo pinté bastante  negro. Le expliqué que con Mifid II y la obligatoriedad de facilitar al cliente los costes en euros de su cartera, iban a tener un problema de órdago y el headhunter me pregunto más al respecto y me dijo que ni sus clientes (bancos y boutiques), ni los banqueros que tocaba; tenían la más mínima preocupación al respecto, que era un asunto que todo lo más le van diciendo que “ya se verá”.

La resistencia al cambio es un comportamiento de las personas y de las organizaciones que está más que documentado por especialistas en psicología; y a mi juicio, la postura que mantiene la industria de la banca privada no es más que una muestra de ello (nota: donde pone “banca privada” pongan “banca patrimonial, personal, premier o banca de particulares”, en esencia es todo lo mismo con diferentes volúmenes nada más).

Mi tesis de que viene un tsunami para la banca privada se basa en tres aspectos:

  1. Mifid II obligará a dar los gastos desglosados, en porcentaje y en euros, en que se incurre por gestionar una cartera.

Dicen que la transparencia es buena. Pues depende. Para el que paga si, para el que cobra no tanto. Voy a tomar prestado un artículo publicado por Fernando Luque en Morningstar el 25 de octubre de 2017. Les dejo el link  http://www.morningstar.es/es/news/162237/camino-hacia-mifid-ii-¿cuánto-lleva-pagado-por-su-fondo.aspx

Si leen el citado artículo al completo mejor, ya que Luque es un profesional contrastado y Morningstar es la referencia en el análisis de fondos de inversión. El resumen es que un inversor que puso 10.000 euros en un fondo de bolsa española el 1 de enero de 2008, y que cada año ha aumentado su inversión en otros 10.000 euros hasta aportar 100.000, con un coste total de gestión del 2.00%, llega a la escalofriante cifra de 14.000 euros de comisión pagada en diez años. Ojo al dato: 14.000 comisión sobre cartera de 100.000. Eso si, el fondo ha dado una rentabilidad acumulada del 50%.

Mismo supuesto pero en vez de ir bien va mal, y da una pérdida del 25%. Acabará pagando ligeramente por encima de los 10.000 euros…y perdiendo además el 25% de su patrimonio. 

Conclusión: hoy los costes son invisibles porque están incorporados al valor liquidativo, si se individualizan y se dan en euros como obliga Mifid ya se pueden preparar los banqueros un buen argumentario de escusas porque el coste de los fondos hoy es desmesurado.

Piensen que en el ejemplo de Morningstar, han tomado un 2% como ratio de gastos corrientes. Si van a esa misma web verán fondos muy conocidos con gastos corrientes por encima del 3% y hasta del 4% y más. Lo dicho, si se afina el lápiz, en algunos casos pueden salir gastos que rozan lo escandaloso.

  1. Los costes de los fondos no son, en general, aceptables

Ojo, digo “en general” que no es “todos”. Pero atentos porque la industria de fondos, como industria global no pasa la prueba del nueve. Cuando el informe Spiva Europe Scorecard que hacen los de Dow Jones Indices nos dice que el 98% de los fondos europeos de renta variable global no baten a su índice de referencia, tenemos un problema grave.

Más allá del informe que escojamos y del periodo que tomemos, todos los análisis coinciden en su conclusión: muy pocos gestores son capaces de generar valor al partícipe respecto de la gestión pasiva. Si bucean por la red podrán encontrar informes del IESE, de los profesores Pablo Fernandez y Javier del Campo que son para salir corriendo cada vez que oiga la expresión “fondo de inversión” (y para marcharse a Bélgica cuando oigan “planes de pensiones”).  Mi opinión la saben, los gestores buenos, los que en plazos largos superan la rentabilidad de sus referencias de forma recurrente, sí merecen de sobras la comisión que cobran. Si está pensando en Ivan Martin de Magallanes, en Paramés (por ver en su nueva etapa) en Richard Woolnough y algunos más, ningún problema en pagar lo que pidan y más. Se lo ganan. Pero pagar por ni siquiera empatar con lo que cualquier simple ETF me ofrece, no aguanta un análisis racional de tres segundos.  Si, ya se que el problema que ve el inversor español al ETF es que no es traspasable fiscalmente y…

  1. Los ETFs se traspasarán sin coste fiscal como los fondos en primavera

Les dejo el link del artículo de Arantxa Rubio y Ana Palomares publicado en El Economista el dia 8 de este mes,  http://www.eleconomista.es/mercados-cotizaciones/noticias/8729841/11/17/Los-ETFs-se-traspasaran-sin-coste-fiscal-como-los-fondos-en-primavera.html.

Ya saben de mi predilección por los ETF –fondos cotizado que replican un índice-. Según el artículo citado, en breve podremos traspasar la inversión de un ETF a otro sin coste fiscal. Si finalmente esto se confirma, va a ser otro dolor de cabeza para la industria de fondos.

                                                    Ola

Los tres factores anteriores, son a mi juicio las claves para el tsunami que se va a llevar por delante buena parte del beneficio de las bancas privadas. Hay respuesta en cuanto a la búsqueda de soluciones como son las clases limpias de fondos (comisiones mucho más bajas ya que no van a pagar “comisión por distribución”) pero pocas medidas más de calado.

Muy al contrario, lo que veo son medidas defensivas de lanzamiento de plataformas con listas cerradas llenas de fondos caros para los clientes minoristas “que no pueden pagar el asesoramiento”. Seguimos con la negación de la realidad a la que nos lleva no adaptarnos al cambio. Si la industria cree que un cliente cada vez más digitalizado y menos cautivo va a aceptar fondos caros  frente a otras alternativas se vuelven a equivocar. Imaginemos que Juan Inversor quiere invertir sus pocos euros en bolsa europea y en la plataforma le ofrecen un fondo normalito con gastos del 2.00% cuando tiene una alternativa en ETF como Lyxor Eurostoxx 50 que tiene más de 8.000 millones de activos bajo gestión, es un ETF de réplica física y tiene unos costes totales del 0.20% (más la comisión de compra-venta y custodia que le apliquen). No hay color….salvo que el fondo sea de “los buenos” y supere de forma recurrente al índice.

Los que mejor lo tienen en la industria son los que hoy peor lo están pasando: los EAFIs que ofrecen asesoramiento financiero independiente y solo cobran en concepto de asesoramiento. A éstos el cambio no les afecta ya que no viven de la retrocesión del fondo, viven de lo que paga el cliente. Si en un entorno propicio a la retrocesión de jugosísimas comisiones, a la falta de trasparencia y a vivir de fondos caros (y algunas veces mal gestionados)  han podido sobrevivir; en un entorno  trasparente y donde las comisiones se pongan blanco sobre negro son lo que tienen el menor esfuerzo de adaptación al cambio. Y ya saben lo que decía Darwin.

Dada la coyuntura, estoy valorando en próximos blogs hacer un monográfico de ETF por si les sirve como base o les da nuevas ideas de cara a la gestión de su cartera.

Buena inversión.

Anuncios

Magallanes Value Investors: que tendrá Iván que gusta a tod@s

Muy pocos gestores independientes en Europa pueden decir  que a los dos años de lanzar su proyecto han alcanzado los 1.000 millones de euros.

Magallanes sí. Y además caen bien. Es uno de los nombres más en boga en las banca privadas y en España ya es una referencia.

No conozco personalmente a su director de inversiones, Iván Martín, más que verlo en dos charlas en directo y la verdad es que el tipo tiene a mi juicio tres habilidades.

La primera es que explica su proceso inversor de forma muy sencilla, sin apenas tecnicismos y lo explica de tal forma que te lo crees. Tiene credibilidad

La segunda es que aparentemente es un tío normal. Me explico; en un mundo donde Donald Trump parecería un tipo humilde al lado de algunos gestores estrella, Iván realmente parece un tipo humilde. Te dice lo que hace, muestra respeto por todo el mundo y por todas las opiniones aunque vengan de un tío plomo (si Iván, yo fui el pesado que te preguntó si Inditex era value o no según tu criterio en la charla que diste en noviembre en el Congreso de EFPA en Zaragoza 🙂 ).

foto-ivan-ok-345x379

No obstante, “caer bien” no es un atributo necesario para captar el dinero de los inversores y triunfar en la industria de gestión de activos (Paramés no es el alma de la fiesta y es el independiente que más ha captado en España con diferencia). ¿Qué le piden ustedes a un gestor de renta variable? Qué sea humilde…qué sea agradable….qué explique bien…que lleve corbatas de Hermes…..NORRRR…que lo haga bien, y hacerlo bien es ofrecer un retorno elevado. Esta es la respuesta que le darán el 100% de los particulares y el 90% de los asesores financieros. El restante 10% de los asesores financieros le dirán que sí, pero además que esa rentabilidad sea sobresaliente en relación al riesgo asumido y que además, sea un buen gestor de forma recurrente, y no un one-hit wonder. Y los inversores y asesores inteligentes le dirán además que el proceso inversor sea comprensible y encaje con nuestra mentalidad inversora.

Magallanes cumple los requisitos (el de la corbata de Hermes no lo sé).

Son muy rentables: sus dos fondos han dado un 11.05% anualizado (Iberian Equity) y un 9.49% anualizado (European Equity). Muchos puntos por encima de sus referencias (benchmarks)

En cuanto al riesgo no tenemos información (Morningstar utiliza periodos de tres años en su valoración de riesgos y Magallanes solo lleva dos funcionando). Están centrados en compañías de tamaño medio por lo que en general, en términos de volatilidad, suele ser alta y de hecho no es posible sacarle tantos puntos de diferencia al mercado sin asumir volatilidad.  No obstante en una estrategia de inversión tan clara y tan direccional la alta volatilidad que hipotéticamente pueda asumir es relativa (además de que asumir que riesgo es igual a volatilidad es un concepto cada vez más discutido). Siga leyendo.

Comprensión del proceso inversor: al nivel del Bestinver de los mejores tiempos. Son transparentes, explican lo que hacen, por qué lo hacen, cómo lo hacen, errores, decálogos, fichas de producto actualizadas y les sugiero que lean a fondo las seis páginas de la “Carta Anual a Inversores 2016” que es una verdadera delicia y muestra, una vez más, que el padre putativo de todos estos gestores es el de siempre: el Oráculo de Omaha.

Trayectoria: Magallanes sólo lleva dos años en funcionamiento pero, qué es una gestora de autor: el tipo que gestiona. Nada más. El resto son adornos. Martín lleva 15 años en la industria de gestión de activos (Santander, Aviva y Sabadell) e indica en la propia web de Magallanes que sus cifras anualizadas como gestor son  del 12% anual compuesto en los últimos 12 años en renta variable española y del 8.5% en europea. Y ojo,  que en este periodo nos hemos comido la crisis subprime del 2008  que ha sido la segunda más chunga después del 29.

Recomendado: para quienes busquen fondos de bolsa estilo value y quieran una gestora cercana, accesible, transparente y que, de momento, lo hacen muy bien. Condición necesaria: horizonte temporal largo (cinco años o más). No apto para especulatas ni para nerviosos.

Me gusta: el benchmark del European Equity que toma como referencia un índice que incluye el cobro de dividendos (que es la comparación honrada que debe –deberían- hacer todos los gestores de equity). Por motivos que desconozco no lo hacen con el fondo Iberian (80%España 20% Portugal).

Otro detalle: en la web nos ofrecen una serie de referencias bibliográficas que si se las aprende sabrá más de value investing que el propio Ivan Martín.

El post de hoy va dedicado a mi buen amigo Rafa, profesional del sector financiero, Financial Planner de EFPA y un tipo entrañable que nos ha dejado antes de hora. Hasta siempre amigo, estoy seguro que ya le estarás gestionando la cartera a San Pedro y recomendandole tu smart beta con el que tanta brasa nos diste.

Buena inversión.

Disclaimer: el autor no tiene ninguna relación personal ni profesional con esta gestora, ni ha recibido ni va a recibir ninguna contraprestación económica por la publicación de este post.