Dividendos II

La semana pasada vimos el concepto de lo que es el dividendo y diferentes clases de dividendos. Vamos a ver algo más práctico.

¿Qué es la rentabilidad por dividendo?

Es el ingreso por dividendo que recibo en relación al precio que he pagado por la acción.

Si compro una acción por 10 euros y paga un dividendo de 0.5 euros, mi rentabilidad por dividendo es 0.5/10= 0.05 en porcentaje 5%.

Hay que entender que la rentabilidad por dividendo no es fija. Dependerá del precio al que haya comprado cada inversor y cada año dependerá de los beneficios que la empresa haya obtenido y que política de reparto quiera aplicar.

Nosotros la compramos a 10 pero Juan la compró a 20 y Pedro a 5. En esta ocasión reparte 1 euro por acción.

Nosotros ganaremos un 10% (1/10 * 100)

Juan ganará un 5% (1/20 * 100)

Pedro ganará un 20% (1/5 *100)

No es una rentabilidad fija; si la empresa no gana dinero (aunque podria repartir un dividendo con cargo a reservas dentro de unos límites legales) o decide no repartir se podría llegar al dividendo cero (aunque es algo totalmente atípico).

La inversión por dividendo se llama la “inversión tranquila” porque para cubrir un ciclo completo el periodo habitual de permanencia es de un año. Cuando la acción paga el dividendo su valor cae en ese mismo importe y teóricamente precisaria un año, un ciclo economico completo, para regenerar su valor. Eso es la teoria, en la práctica puede recuperar en cuatro dias o nunca.

En general el inversor que busca este estilo de inversión selecciona unas pocas acciones con buenos fundamentales (buena situación económico-financiera) y que historicamente sean empresas que ofrezcan una alta rentabilidad por dividendo. Puede invertirse directamente (comprar las acciones de Telefónica, BBVA y Repsol por ejemplo) o a través de fondos Sabadell BS España Dividendo FI o Bancaja Dividendos FI entre otros (fondos escogidos al azar).

En épocas de pocos sobresaltos (que algún dia volverán) es una gran estrategia de inversión.

Psicología Financiera de James Montier

Titulo:   Psicologia Financiera.  Cómo no ser tu peor enemigo

Autor:   James Montier

Editorial: Deusto

Precio 18 euros aprox. 184 páginas

Este es un libro corto y fácil de leer. Está escrito por un profesional que todavía no es un gurú pero va camino de serlo. James Montier es miembro del equipo de asignación de activos de la reputada GMO, compañía que gestiona 105 billones (americanos) de dólares

Lo que más me gusta de James Montier es:

1º Es un gestor de carteras en activo. Conoce la realidad de los mercados.

2º Es muy claro con sus planteamientos. Es un especialista en la inversión en valor (value investing)  e invierte de forma coherente con ello.

3º Es crítico. Es un profesional crítico con las verdades absolutas que imperan en el sector y es un tipo de los que se mojan de verdad.

4º Es un buen bebedor de cerveza (moi aussi). Y lo dice.

El libro de esta semana es un libro de finanzas para pensar. Ya empieza  en la introducción pegandote un uppercut cuando te dice que “tu eres tu peor enemigo” y eso es debido a nuestra conducta y al funcionamiento de nuestro cerebro que ha sido programado a lo largo de millones de años para responder de una forma determinada y que esa capacidad de respuesta nos mata cuando nos enfrentamos a la complejidad de los mercados financieros. Nos hablará de conceptos como “la exaltación del momento” (las burradas que hacemos con nuestras inversiones cuando estamos eufóricos) y como evitarla, como manejar la parálisis cuando estamos bajo la presión de las pérdidas y agárrese ¿verdad que mantener una actitud positiva es vital en la vida? Pues en finanzas tener una actitud positiva le va a llevar a la ruina (toma morena ) y la afirmación que más me gusta es “¡Deja de escuchar a los expertos¡” y que “sigas tu propio método”. Quiero destacar tambien que las afirmaciones de Montier están basadas en estudios y pruebas. Cada afirmación viene respaldada por experimentos y ejemplos para mostrar su veracidad.

En resumen, yo me tomé este libro como un regalo. Me gusta la literatura y me gustan las finanzas. Puedo encontrar retazos de placer con un libro técnico pero hay que reconocer que muchas veces es más estudio que no placer. El libro de Montier es un placer, el estilo es campechano, de colegui, sabe de lo que habla y además es muy interesante. Y consigue hacerte pensar. Despues de leer estudiar dos o tres obras más técnicas regálate el Montier, lo pasarás bien.