¿Subimos al ascensor o esperamos que baje más?

Decidir esta semana el enfoque del blog ha sido un dilema para mí y me he propuesto dar un mensaje positivo.

Casi todo lo que me venía a la cabeza tenía una vertiente negativa y no hay para menos: caídas fuertes en los mercados, aumentos significativos de la prima de riesgo en Grecia y en España, unos políticos que, de verdad, por más que se diga es que son de los más inútiles que hay en el mundo. La gran innovación es que el Dr.Bacterio ahora se suma a  Mariano el indeciso para arreglar España, que bien. Se plantea una reforma de la administración que es un chiste malo, cuando he leído a Soraya diciendo que es la hora del “sacrificio de los políticos” me ha entrado la risa, pero la risa de la vergüenza. Bárcenas sigue su ruta de estrellas Michelin para curarse la depresión sin que ninguno de los ensobrados haya dimitido –de verdad que en ningún país europeo e incluyo a italia seguiría la Mato como ministra- y Millet bronceándose en la piscina de su casa. El fiscal dice que los vejetes que compraban preferentes sabían lo que firmaban, pero otro de su misma profesión dice que una noble con estudios superiores y puesto directivo a la que le gusta el balonmano no sabía lo que firmaba. Al ministro Wert se le ocurre decir que quien estudie con beca, pues hombre, que tiene que estudiar un poquito y sacar lo que antiguamente se decía “un bien” no un notable ni un sobresaliente por Dios… y los progretas oficiales le montan la marimorena     ¿en qué país vivimos? Me paro aquí porque me embalo, me contradigo y no me sale el  mensaje positivo. Y el mensaje positivo tiene que ver con las bolsas:

Vuelven las gangas

Por fin ha llegado la esperada corrección que nos ha puesto muchos valores a tiro, ¿Qué no la esperaba? ¿De verdad pensaba que todos los meses a lo largo de nuestra vida la Reserva Federal iba a fabricar 85.000 millones de dólares nuevos?

Lógicamente que piense que vienen oportunidades o el finiquito final depende del punto de vista de cada uno sobre el desenlace de hechos importantes futuros.  Mi punto de vista es que el mundo no se hunde, que en cuanto pasen las elecciones alemanas en septiembre se pondrán las pilas con la unión bancaria y que si en Estados Unidos dejan de fabricar papelitos es porque la economía real –que es la que al final nos interesa- empieza a ir bien y ya no necesita las muletas que le ha proporcionado la Fed para empezar a andar.

Una de las mejores explicaciones del funcionamiento de la bolsa me la ha explicado mi buen amigo Carlo diciéndome que la bolsa es como el ascensor del Empire State Building. Cuando está en la planta 102, arriba del todo–como ha estado hasta esta semana- ves el cielo, ves las nubes, ves las gaviotas y no ves nada más porque ya no puede subir. Se ha acabado. Cuando baja, es cuando tienes la oportunidad de volver a subir. Lo malo y que nos ha pasado a todos en los grandes edificios, es cuando quieres subir y el ascensor que coges va de bajada y te lleva al parking, al subsuelo y luego en la subida va parando planta por planta y se llena con tanta gente que te entra claustrofobia y quieres bajar antes de hora. Lo que quiero decir es que hay que tener paciencia –en inversiones a veces más valiosa que la técnica- para esperar el ascensor bueno, a lo mejor baja poco y hay que volver a subirse en la planta 86 porque vuelve a subir, pero otras veces cae hasta la planta 5 y nos ofrece un largo recorrido hasta que volvemos a ver el cielo y oimos el graznido de las gaviotas.

empire_state

Mercados:

Que la semana ha sido mala es decir poco. Ha caído la renta variable, la renta fija y las materias primas.  Es de aquellos momentos en que la diversificación vale poco, se produce un sell-off (ventas generalizadas) y la cartera al completo te cae a plomo. Aspectos importantes:

  • Emergentes: muy mala pinta, más los BRIC (Brasil, Rusia, India y China) que otros “nuevos” emergentes como los mercados frontera o los Next-11. Brasil es el peor mercado en 2013 y falta ver como acaban las revueltas sociales.  El PMI chino elaborado por HSBC marca recesión, el oficial no. En prensa anglosajona bastantes titulares sobre burbuja china. Ojo al dato. Si China tiene problemas y  Brasil sufre la consabida post-depresión que hay tras grandes eventos el mundo emergente se nos cae.
  • Primas de riesgo: España y Grecia vuelven a repuntar con fuerza. Portugal e Italia mejor respuesta. Grecia es un muerto, Portugal acepta todo lo que le exigen, Italia tiene músculo propio: el peligro es España. 
  • Volatilidad: para ver cómo está cambiando el fondo de mercado valorar que el aumento del índice de volatilidad del Eurostoxx en la semana ha sido del 13.1% cuando el total año es del 12.6%. Incremento bestial de la volatilidad (el aumento semanal en el DAX ha sido del 15.1% y en el S&P 500 dek 21.7%). Vienen curvas.
  • Europa ¿es un problema financiero o es un problema de recesión económica? (o de ambos). La gran caída semanal en Ibex se ha cebado en banca pero no en el Eurostoxx donde lo que más ha caído ha sido industria básica y automóvil. Raro.
  • España: morosidad del sistema financiero tocando el 11%. Si a eso le sumamos que no está todo lo que debe estar y que el Banco de España ha anunciado una nueva norma para provisionar los créditos refinanciados ¿a qué niveles vamos a llegar? ¿al 15%?. Un sistema financiero con niveles de mora de dos dígitos está quebrado. Valga como consuelo que por fin se está cogiendo el toro por los cuernos y que la normativa financiera española vuelve a ser de las más exigentes. Ni en Francia, ni en Alemania, ni en Portugal, ni en Italia se están aplicando criterios con este nivel de exigencia.

Siempre digo lo mismo. Un asesor financiero tiene que mojarse, y tiene que mojarse aún más en los momentos difíciles. Para los fáciles basta seguir la prensa y lo que hace el rebaño. Dos perfiles de inversores: si piensa que el mundo se acaba y tiene problemas para conciliar el sueño póngase en liquidez  y espere que amaine la tormenta o compre directamente un bono de un buen emisor a 3 años (digo un bono, no un fondo de bonos), cobre un bajo cupón (si quiere bajo riesgo acepte bajo cupón) y duerma tranquilo.

Si como yo, piensa que el mundo va a seguir y que la mano invisible* ya está haciendo su trabajo alégrese cada vez que caigan los mercados ya que se le abren nuevas oportunidades.

Yo me la jugaría con bancos americanos y con la economía americana en general, aun debe corregir más pero el fin de los estímulos monetarios será la indicación de que la cosa va bien. También, con mayor acto de fe, me la jugaría en la bolsa europea, más que nada porque hay verdaderas gangas, siga las aseguradoras alemanas. En bolsa española me gusta mucho Arcelor. Lo que ocurre es que es una inversión que puede requerir tiempo. Con Popular tengo un pensamiento extremo, o quiebra o sube. Repito, hoy hablo de inversión a largo plazo no de especulación. Como estrategias especulativas toca hacer cortos; en las últimas semanas recomendé corto sobre Brasil  y la estrategia ya lleva un 32% de beneficio (atención con un producto apalancado 2x) y el corto sobre el CAC también está en beneficio. Seguro que el mercado nos va a dar opciones para abrir cortos, familiarícese con los ETF inversos y si quiere profundizar más con los CfD y con los futuros.

Buena Semana y felicidades para todos los Juanes ¡¡

* la mano invisible es un concepto de la economia clásica acuñado por Adam Smith en 1776 en su obra “La Riqueza de las Naciones” y hace referencia a la capacidad autoreguladora del libre mercado en el que la búsqueda del propio interés individual lleva a la sociedad a un estado de bienestar global

Anuncios

6 pensamientos en “¿Subimos al ascensor o esperamos que baje más?

  1. Estoy muy de acuerdo en lo que has indicado.
    Ha sido un error total el que han cometido muchos “expertos” en recomendar a la gente inversión en paises emergentes, Brasil incluido, y que se estén pegando estos tortazos. Fondos “pata negra” como el Carmignac Securité y similares llevan ya en un par de semanas perdidas todas las ganacias del 2013 y eso ha sido por la “mala vision” de sus gestores de subirse tarde, muy tarde al carrito japonés y arriesgar demasiado en paises bananeros

    Un saludo a ti y a todos los lectores

    • Gracias Berebere. Es cierto que bajo la etiqueta de “emergentes” pensamos en un crecimiento sin fin y ya deberiamos saber que eso no existe. Al final, como en las pelis siempre acaba ganando el Tio Sam. Un abrazo. Angel.

  2. Cristina, si te gustó el post de Ángel más te gustará su libro. Te lo recomiendo. Te lo digo por lo bajini…ahora que Ángel no nos oye… :-))) Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s