A propósito del PER (y de Netflix y de Amazon)

No hay multiplicador más nombrado que el PER, del cual solo nos acordamos ex post cuando un mercado colapsa y decimos aquello que decía un buen amigo de “ya te lo había dicho” por tener la mala idea de comprar PER altos (me niego a utilizar el plural “peres” tan utilizado en nuestro sector financiero, suena como Pérez con acento de regatón).

La idea de hoy va de reflexionar sobre el PER y sobre algunas empresas líderes que son las que  llevan años tirando de los mercados como son Amazon y Netflix.

¿Qué es el PER o Price Earnings Ratio?

Es la relación entre el precio de una acción y el beneficio por acción

PER = Precio por acción / Beneficio por acción

Es algo tan simple como si el precio son 20 y el beneficio es 1, el PER es 20x, si esa misma empresa en vez de uno gana 5, el PER es de 4x.

Lo primero, en prensa española lo normal es ver el PER, calculado con los últimos beneficios conocidos. Punto. En los medios norteamericanos verá sin embargo dos PER (además que allí lo verá como P/E), el Trailing P/E que es el calculado con los beneficios conocidos de los últimos 12 meses y el Forward P/E que se calcula con la estimación de beneficios futuros. Y adivine…el forward casi siempre es muchísimo mejor que el trailing, de ahí vienen las castañas cuando en un profit warning se anuncia que el beneficio va a caer un 1.5% y el precio te cae un 14%. Why? Porque por expansión de múltiplos más de un gestor se lanza con la estimación de beneficios y cuando se da cuenta del error sale pitando e inunda el mercado de papel.

Reflexión: el PER nos indica cuántos euros pagamos por cada euro de beneficio y cuánto menos pague mejor. Si usted, como yo, se maneja mejor con rentabilidades que con PER, es una buena idea trabajar con la inversa del PER. El beneficio dividido por el precio y multiplicado por 100 le dará la rentabilidad esperada de esa acción (BPA/P). En el caso anterior 1/20 en porcentaje es un 5% y 5/20 da un 25%. Por cierto, Warren Buffet sigue esa métrica, entiende mejor que ha invertido en una empresa que ofrece una rentabilidad del 25% que un PER 5x.

Aplicación: si usted quiere una rentabilidad teórica del 10% en su cartera de valores ¿qué PER podrá pagar? Pues la inversa de la rentabilidad (1/rentabilidad) y multiplicado por 100, esto es 1/10 *100 = 10x. Si en vez del 10% otro inversor se conforma con un 5%, podrá conformar una cartera con PER 20x (1 dividido entre 5 y multiplicado por cien)

Otro aspecto intuitivo pero útil para entender el movimiento de las bolsas es la relación entre el PER y los tipos de interés. Asumimos que el inversor quiere obtener una rentabilidad determinada de su cartera a largo plazo, en los ejemplos anteriores era del 10% o del 5% pero ¿de qué depende la rentabilidad que exige el inversor? Pues de los tipos de interés, concretamente de la tasa libre de riesgos, entendiendo como tal el bono a 10 años.

Reflexión: el inversor racional exigirá más o menos rentabilidad a la bolsa en función de los tipos de interés, de la tasa libre de riesgo. Por lo que si los tipos de interés suben (caso Estados Unidos con el bono al 3%) el inversor exigirá más rentabilidad a la bolsa. Si los tipos de interés suben, y el inversor pide más rentabilidad a la bolsa, entonces ya hemos visto que necesariamente el  PER tiene que bajar (a menor PER mayor es la rentabilidad esperada).

Aplicación: Para bajar el PER una de dos: o baja el precio o suben los beneficios. En general, subidas de beneficios sostenidas en un entorno de subidas de tipo no suelen darse, ergo baja el numerador baja el precio, cae la bolsa. Es por esto que si la FED le da algún día por subir tipos de verdad, ajuste stops porque el mercado exigirá ajustes en precios.

Aplicación: No compare el PER de las bolsas que pertenecen a mercados con distintos tipos de interés. Me sigue sorprendiendo que en medios especializados sigan comparando el PER de Rusia con el del DAX y digan que “atención a Rusia que está barata” ¿barata respecto a qué? el interés básico en Rusia está por encima del 7% cuando en Europa estamos en el cero nada ¿qué bolsa tendrá el PER “bajo”, la del 7% o la del cero? Pues la del 7% hombre, por esto en Japón llevan décadas con PER desbocados, porque tienen tipos ultrabajos o negativos.

amazon

Y ¿qué tienen que ver Amazon y Netflix con todo este rollo?

Que Amazon tiene un trailing P/E de 225x y Netflix de 248x. No, no hay decimales. En teoría harían falta 225 años para recuperar la inversión en Amazon y 248 para recuperar la de Netflix. En clave de rentabilidad Amazon ofrece un 0.44% y Netflix un 0.40%. Es posible que por este motivo nuestro amigo Warren esté cargadito de Apple con PER 18x  y no tenga ni Amazon ni Netflix en su cartera. 

Son dos superempresas, son dos de las mayores historias de éxito que conocemos, son prácticamente el “entorno” en qué vivimos, todos somos clientes y hay que mantener/abrir posiciones mientras tengan tendencia….pero si un día pasa algo, nos acordaremos de estas desmesuradas valoraciones y alguien dirá “ya te lo había dicho”.

Buena inversión

Anuncios

Cómo sacar un 300% al año sin apalancamiento

El mundo de la especulación –que ya saben que para mí no es en absoluto un término peyorativo sino todo lo contrario- nos está haciendo cada vez más sabios. Sabemos operar en futuros, sabemos tradear con ETFs apalancados, short y short apalancados, los CfDs están cada vez más en boga y como algún banco grande los ofrezca pueden ser una de las futuras estrellas del sistema financiero español como ya lo son del inglés e incluso quedan almas inocentes que operan con warrants.

¿Qué es lo que hace atractivo a estos vehículos de inversión?

El apalancamiento.  Poder estar invertido en el mercado con un importe nominal  muy superior  al efectivo que poseo. Puedo invertir, por ejemplo, 10.000 euros con un apalancamiento de 20 veces (en CfD es muy factible y aún superior) con lo cual en el mercado estaría invertido en  mis 10.000 euros  por  20 veces= 200.000 euros.

El atractivo del apalancamiento es que si mi inversión en términos nominales sube un 10%, en términos efectivos habré ganado un 200%. Veamos el ejemplo anterior; si sube un 10% sobre una inversión nominal de 200.000 habré ganado 20.000 euros. Si he puesto 10.000 para ganar 20.000 la jugada es redonda. Si en vez de ganar un 10% lo pierdo, perderé todo y si los mecanismos de stop del bróker no se han activado a tiempo aún quedaré a deber dinero  (he visto casos de clientes de brokers que han tenido que pedir préstamos para cubrir grandes pérdidas).

Existe una forma de buscar altísimas rentabilidades sin apalancamiento, ojo; que no sin riesgo, y es la inversión en bolsa de toalavida.

La clave es dónde y ese dónde se lo voy a decir: en el Nasdaq, comprando las ideas rompedoras en tecnología, farmacia o biotech que van a ser las estrellas del año.

¿Es fácil? Para nada.

¿Es arriesgado? Mucho. Pero con riesgo limitado. Arriesgará la inversión que haga ni un dólar más. Recuerde que estamos hablando de invertir sin apalancamiento.

¿Y cómo se hace? Desde luego con las “dos horas al día” que dicen algunos ni hablar, ni mucho menos con los “10 minutos” que dice un manual de CfD que circula por internet.  Personalmente conozco un trader con un historial de éxitos interesante en acciones biotech norteamericanas ¿Sabe que hace todo el día? leer artículos y noticias sobre empresas de ese sector. Se dedica a buscar medicamentos que estén en la fase final de la FDA (autoridad americana que autoriza el lanzamiento de nuevas medicinas) y nada más. No hace nada más. Unos días trabaja muchas horas, otros menos, pero no hace otra cosa y se limita a seguir solamente la bolsa americana y muy especialmente el sector biotech. No quiero pensar alguien que quiera diversificar más su cartera y ver más mercados. Es un trabajo de muchas, muchas horas y que lamentablemente requiere algo de inglés.

¿Cómo es de arriesgado? Pues tanto como comprar un PER (relación precio/beneficio) de más de 1.200 veces. Recuerdo que significa que por cada dólar que gana la empresa pagamos 1.200 dólares en cotización.  Este es el caso que vamos a ver. Para hacer una comparación y dentro del mismo índice Apple tiene un PER de 14 veces o Ebay de 19 veces.

Y la estrella invitada es…….tachantachan…(redoble de tambores):  NETFLIX

Netflix es una compañía americana fundada en 1997 que se dedica a algo tan peregrino como el streaming de películas y series de televisión. A cambio del pago de una cuota mensual puede tener acceso ilimitado a tantas películas y series como pueda ver. Adjunto gráfico semanal -me permitirá que no cambie el gráfico y donde pone “subida 70% en un mes” es semana  (puede ampliar clickando).

Netflix

Digo peregrino no como crítica, sino que no es un laboratorio que haya descubierto el remedio contra el Alzheimer o un nuevo tratamiento contra el cáncer, no es la nueva Apple, no ha descubierto el coche con autonomía ilimitada y que no contamina. Simplemente te permite que veas películas previo pago. Me centro en este punto porque muchas veces para encontrar una gran idea de inversión no hace falta encontrar al nuevo Jobs o al nuevo Einstein. Pueden valer unos tíos que te ofrecen películas. Así es la vida.

La clave es tener la visión, o la suerte o los eggs, o un compendio de todo para invertir en una empresa con PER superior a 1200 veces, con un drawdown  anual del 72% (caida máxima anual que ha sufrido) y una desviación estándar (medida de riesgo) del 112%.  Una empresa que con unas ventas de 3.600 millones de dólares en 2012 solo ganó 17 que es como no ganar nada. En 2013 la previsión es cerrar con más de 4.300 y un beneficio de 104 millones, esto es un PER de sólo 104 veces.

Pues bien quien tuvo la osadia pudo comprar Netflix en diciembre 2012 a poco más de 92 euros y hoy cotiza a 369 euros. Eso es una subida del 298%. Y quien compró en diciembre 2004 a 10 euros ya ni le cuento. Haga los números.

La conclusión del post de hoy es que la especulación no es solo apalancamiento ni operar en intradia. Que la inversión en bolsa tradicional sigue siendo para mí el vehículo básico del inversor/especulador tradicional.  Que los grandes beneficios están en las grandes ideas de inversión no en los índices o en los fondos (que sin embargo son mucho más útiles para el inversor conservador que ya tiene un patrimonio que conservar)  y que a veces estas ideas se esconden no tras grandes avances de la humanidad sino en tontás de lo más común (… ver pelis, cagüentoo)

 Y por último, recordar también que el olfato juega. Ningún inversor con una formación financiera mínima podía comprar Netflix  a esos multiplicadores y que para hacerse rico en bolsa más que conocimientos, que también, hacen falta un plus entre bravura e inconsciencia que diferencia a los grandes de los del montón (los que se arruinan no cuentan en la estadística).

Estoy pensando que entre todos los que hacemos este blog; yo que lo escribo y ustedes que lo leen y me animan a seguir haciéndolo, podemos abrir un buzón de grandes ideas de inversión para 2014 a ver si entre todos pillamos la nueva Netflix.

Buena semana ¡¡¡¡