¿Quien quiere comprar un perro? (o cómo utilizar la matriz Boston Consulting en tus inversiones)

Soy consciente que el post de hoy no va a gustar nada a los amantes de los números y de los ratios. Es lo que hay. Con la excepción de Simmons (del hedge fund Renaissance) no sé de muchos matemáticos que batan al mercado de forma recurrente. Por el contrario, sí que tenemos ejemplos de gente como Buffet y su socio Munger o Peter Lynch que, con razonamientos a veces casi más filosóficos que numéricos lo han hecho muy bien (por supuesto sí que hacen números, pero no a un nivel apabullante).

El mensaje de hoy va dedicado a los que invierten en bolsa de forma intuitiva. Vaya por delante que hoy no hablo de especulación. Hablo de inversión. Los posts sobre Gamesa (largos) y sobre OHL (cortos) fueron jugadas especulativas para cazar movimientos de impulso. Lo de hoy no. Lo de hoy va de valorar una empresa en lo que respecta a aspectos cualitativos.

Tampoco pretendo engañarles: para discriminar lo que es una buena empresa de la que no lo es hay que hacer números (si han leído mi segundo libro el de Dummies saben a que me refiero), pero como muchas veces somos vaguetes y nos quedamos con la imagen superficial voy a proponerles una sencilla herramienta, solo para invertir a largo plazo (no para especular), con la que simplemente pensando  un poco ya van a tener un primer filtro para ver si vale la pena seguir investigando o no. Esta herramienta se caracteriza porque es:

  1. Sencilla, cuatro cuadrantes fáciles de memorizar
  2. Fácil de interpretar, no hay posibilidad de confundir un perro con una estrella ¿o sí?
  3. Clarificadora, les va a servir como primer filtro para decidir si siguen haciendo trabajo de investigación con una potencial inversión o no.

Me refiero a la matriz BCG (Boston Consulting Group). Boston Consulting es el  líder mundial (junto con Mc Kinsey) en consultoría estratégica y en la década de los 70 idearon una matriz que relaciona la cuota de mercado de una empresa con el crecimiento del mercado. A continuación les adjunto la matriz (imagen obtenida de http://www.managementstudyguide.com)

BGC

Como ven no hay que ser especialista en física cuántica para interpretar esto. La matriz tiene cuatro cuadrantes que corresponde a:

Mercados en crecimiento: dos tipos de empresas: estrellas e interrogantes

Estrella: gran cuota de mercado. Si la definición es “estrella” no hay mucho más que decir.  Qué te viene a la cabeza si hablamos de empresas líderes en mercados que crecen: Apple, Amazon, Google,  Baidu, Samsumg y en clave española Inditex, Grifols….quizá Gamesa.

Interrogante: baja cuota de mercado. Aquí hay un problema porque la empresa está en un mercado que promete pero no pinta nada. Pienso en  Zeltia…

Remember: según esta matriz en los mercados en crecimiento hay empresas con grandes cuotas de mercado –las estrellas- y empresas con bajas cuotas de mercado –las interrogante-.

Mercados maduros: dos tipos de empresas: vacas y perros

Vaca: gran cuota de mercado. Empresas grandes que ganan dinero y seguramente reparten un buen dividendo (si el mercado no crecen ¿para qué quieren más caja?). Santander, Telefónica, Iberdrola

Perro: y por fin llegamos al perro. El pobre perro es una empresa con una cuota de mercado baja en un mercado que además crece poco o no crece.  Son empresas a desechar. Y como no quiero ser malo busquen ustedes los ejemplos

Remember: en los mercados maduros hay dos tipos de empresas; las vacas (el truco mnemotécnico seria pensar qué se hace con una vaca: ordeñarla no?) que pueden ser una buena inversión, sobre todo buscando rentabilidad por dividendo y los pobres perros que salvo que los veamos como oportunidad distressed (el perro se pone malito y, bien se recupera, bien alguien lo compra) hay que evitarlos.

De forma intuitiva podríamos decir que las estrellas son inversión en crecimiento (growth), las vacas inversión en valor (value), las estrellas pueden ser un 10-bagger (las que multiplican por 10 la inversión) o un desastre (me vienen a la cabeza los pequeños laboratorios de Biotech que o bien te forras o te matan), y los perros….son perros y como los perros muerden mejor mantenerse lejos.

Mi consejo es que antes de abrir una posición hagan pasar la empresa elegida por el filtro mental de la matriz de Boston Consulting y, de forma intuitiva, pensemos que por una estrella se puede pagar más (P/E más alto), en una vaca buscaré dividendo y precio razonable, los interrogantes me los puedo plantear casi como especulación (tamaño de la inversión comedido) y los perros mejor lejos.

Buena inversión ¡¡

Nota: en jerga wallestritiana (nuevo palabro) realmente se usa dog como un valor con un comportamiento malo, peor que el mercado. Recuerden sino al gran e irrepetible Gordon Gekko cuando a un recomendación de Foxx le responde : “it’s a dog with fleas”

Anuncios

Aprende (lo básico) para invertir como Warren Buffet

Ayer jueves 21 tuvo lugar la presentación oficial de “Invertir tus ahorros y multiplicar tu dinero para Dummies” en Barcelona. Vaya por delante mi agradecimiento a todos los asistentes y por supuesto a las personas que me ayudaron en dicho evento en primera persona: Nuria, Mónica, Alfonso y a todo el personal de Casa del Libro. Aunque a decir verdad la cosa empezó mal cuando una chica monísima de esa librería y que nos tenía que ayudar a montar el tinglado, me llamaba continuamente de “usted”, lo cual me produjo algunas dudas en mi autoestima varonil. Pero no acabó ahí la cosa. Dos minutos antes del inicio de la charla tuve la típica necesidad fisiológica que te producen los nervios y me vino la repentina necesidad de ir al baño. Cuando lo encontré (encontrar el baño en una de las mayores librerías de una gran ciudad no es cosa baladí) resulta que el baño de los señores estaba ocupado. Pero el de las señoras estaba libre. El resto lo dejo a su imaginación pero ya se pueden imaginar mi deplorable actuación. Tuve una subida grave de tensión arterial pensando que excusas podria dar si alguna señora de las asistentes al evento me podía pillar. Imagínense la escena: el “autor”, un tipo aparentemente serio y vestido de boda, haciendo el gamberro….ufff, suerte que no me vio nadie… salvo una niña a la que le pedí amablemente “no te chives”. Patético.

buffet
Salvando esos problemillas, los que estuvieron presentes dijeron que el evento “estuvo bien”, que fue “interesante”. Y creo sinceramente que si la presentación tuvo algún interés para los participantes, no fue por los 5 minutos de autobombo que me permití (es lo mínimo cuando presentas tu libro ¿no?) sino porque la mayor parte de la presentación se la dediqué a la forma de invertir de Warren Buffet en su versión más básica.
Por si tenía intención de asistir pero no pudo  dos pinceladas de lo que expliqué sobre el maestro:
Clave nº 1 Qué comprar
Buffet empezó siendo un gestor cuantitativo que solamente buscaba empresas baratas sin darle demasiada importancia a si compraba empresas buenas o malas. Esa influencia le vino de su maestro Ben Graham. Con esta forma de invertir, Buffet se encontraba con carteras de hasta 100 acciones de las cuales algunas iban bien, la mayoría ni fu ni fa, y algunas otras, que había comprado muy baratas, acababan siendo muchísimo más baratas (perdía la camisa). Al no estar muy convencido del sistema, Buffet bebió en otras fuentes y tomó la visión de Ken Fisher que era la de solo comprar empresas excelentes a un precio razonable. Y ¿qué es una empresa excelente para Buffet?…
Clave nº 2 Economic Moat
El dichoso anglicismo que literalmente significa “foso ecónomico” puede traducirse por “monopolio del consumidor”. Warren solo compra empresas que tienen una ventaja competitiva, que hacen algo diferente y difícilmente repetible. Suele decir ¿se puede competir con Coca Cola? Quiere empresas con características especiales y diferenciadoras, que generan una buena caja todos los años, con deuda controlada y con poco capex (gasto anual en mantenimiento y mejoras de los activos fijos)
Clave nº 3 ¿A qué precio?
Dice Buffet “el precio que pagues determinará si tu inversión va a ser buena o mala. Paga menos y obtendrás más, paga más y obtendrás menos”. Poco que añadir.
Clave nº 4 NO diversifiques
Todos sabemos que la diversificación es clave para reducir el riesgo de una cartera (diversificación bien entendida, basada en coeficientes de correlación). Lo que hace Buffet es lo contrario: concentra su cartera en unas pocas inversiones que conoce muy a fondo, que ha comprado a buen precio y a las que les da un largo periodo de tiempo para madurar.
Recuerde el itinerario de Buffet:
a) Primero decide qué comprar
b) Cuando ya sabe qué comprar espera a que el precio se ponga a tiro
Importante: por más que una empresa le gusta no la comprará si está cara. El riesgo precio, del cual hablo largo y tendido en el libro, es clave para el estilo de inversión de Buffet.
Dos apuntes técnicos:
Prefiere tratar con rentabilidades que con el PER. Recuerden que el PER es el precio partido por el beneficio. La rentabilidad es la inversa, es el beneficio partido por el precio y expresado en porcentaje. Si una empresa cotiza a 50 euros la acción y tiene un BPA (beneficio por acción) de 2 euros está cotizando a un PER 25 (50/2) . Buffet no quiere que le hablen de “un PER 25”, sino de una rentabilidad del 4% (2/50)
Utiliza periodos de diez años para calcular la tasa de incremento de beneficios y para él es clave que los beneficios puedan, en cierta medida, predecirse. No le gustan las sorpresa y busca empresas que año tras año presentan tasas de crecimiento de beneficios al alza. El pensamiento de  Buffet es que compra una rentabilidad (4% en el ejemplo)  que va a expandirse al ritmo de crecimiento del beneificio.
Otras herramientas que utiliza son el cálculo del valor futuro esperado de la acción a diez año, realiza análisis de sensibilidad con la mejor y peor rentabilidad del periodo (PER más alto y PER más bajo), valora las empresas por su ROE (rentabilidad sobre fondos propios), también utiliza el ROCE (rentabilidad sobre capitales empleados) y por último, tiene muy en cuenta las tasas del bono a 10 años y valora las acciones utilizando como tasa de rentabilidad la del bono (una especie de Earning yield).
Si quieren saber más, he dedicado un capítulo entero en el libro a Warrren Buffet explicando su método con detalle.
Buena inversión ¡¡

El Tao de Warren Buffet

Título: El Tao de Warren Buffet. La sabiduría de un genio

Autor: Mary Buffet y David Clark

Editorial: Alienta Editorial

Precio aprox 12 Euros. 192 páginas

Este libro es un bello divertimento. Es muy corto y consiste en 125 aforismos del mejor inversor de todos los tiempos.

Los aforismos se agrupan en función del tipo de mensaje y eso da para 14 capítulos.

Cada aforismo viene seguido de una explicación del mismo, añadiendo información o matizando lo que Buffet quiere decir.

La verdad es que además de gran inversor Buffet es un tipo inteligente y locuaz (si tiene la oportunidad vea alguna de sus entrevistas de la CNBC) y dice cosas inteligentes y divertidas. Algunos aforismos para hacer boca:

“No puede hacer un buen trato con una mala persona”

“Es más fácil no meterse en problemas que salir de ellos”

“Wall Street es al único lugar donde se va en un Rolls Royce para dejarse aconsejar por los que llegan en metro”

“Mi idea de una decisión de grupo es mirar al espejo”

“Si un negocio va bien, con el tiempo las acciones acabarán yendo bien”

“Existe una enorme diferencia entre los negocios que crecen y necesitan grandes cantidades de capital para hacerlo y los negocios que crecen sin necesitar más capital” y yo añado ¿ya se imagina los que prefieren Buffet no?

No sigo porque es difícil seleccionar que aforismo es mejor. A mí me gustan todos y ya para despedir este post un aforismo que desgraciadamente es aplicable a nuestra España, a la España subprime, a la España de la partitocracia:

“Solo cuando baja la marea descubres quien se bañaba desnudo”

En cuanto ha bajado la marea, los españoles nos hemos dado cuenta que estábamos en una playa salvajemente nudista y que hasta el bañador lo habíamos comprado a crédito.

Libro tremendamente  fácil de leer y de los buenos buenos, tanto como enfoque financiero como enfoque vital. Warren es el abuelete sabio, el Pepito Grillo que con sus máximas nos ayuda a seguir (o retomar) la buena senda.

PD: Posiblemente dejaré de actualizar semanalmente esta parte del blog. Estoy tirando de lecturas pasadas, y por suerte me quedan bastantes más pero me es literalmente imposible leer nuevos libros a velocidad semanal (y en relación a lecturas pasadas solo quiero poner libros recomendables por lo cual una parte no cuentan). Si tú, querido lector, tienes interés en incluir una reseña sobre un libro de finanzas o negocios estaré encantado de publicarla con tu nombre. Puedes enviarme tu post en formato word a angel.faustinog@gmail.com