¿Quien quiere comprar un perro? (o cómo utilizar la matriz Boston Consulting en tus inversiones)

Soy consciente que el post de hoy no va a gustar nada a los amantes de los números y de los ratios. Es lo que hay. Con la excepción de Simmons (del hedge fund Renaissance) no sé de muchos matemáticos que batan al mercado de forma recurrente. Por el contrario, sí que tenemos ejemplos de gente como Buffet y su socio Munger o Peter Lynch que, con razonamientos a veces casi más filosóficos que numéricos lo han hecho muy bien (por supuesto sí que hacen números, pero no a un nivel apabullante).

El mensaje de hoy va dedicado a los que invierten en bolsa de forma intuitiva. Vaya por delante que hoy no hablo de especulación. Hablo de inversión. Los posts sobre Gamesa (largos) y sobre OHL (cortos) fueron jugadas especulativas para cazar movimientos de impulso. Lo de hoy no. Lo de hoy va de valorar una empresa en lo que respecta a aspectos cualitativos.

Tampoco pretendo engañarles: para discriminar lo que es una buena empresa de la que no lo es hay que hacer números (si han leído mi segundo libro el de Dummies saben a que me refiero), pero como muchas veces somos vaguetes y nos quedamos con la imagen superficial voy a proponerles una sencilla herramienta, solo para invertir a largo plazo (no para especular), con la que simplemente pensando  un poco ya van a tener un primer filtro para ver si vale la pena seguir investigando o no. Esta herramienta se caracteriza porque es:

  1. Sencilla, cuatro cuadrantes fáciles de memorizar
  2. Fácil de interpretar, no hay posibilidad de confundir un perro con una estrella ¿o sí?
  3. Clarificadora, les va a servir como primer filtro para decidir si siguen haciendo trabajo de investigación con una potencial inversión o no.

Me refiero a la matriz BCG (Boston Consulting Group). Boston Consulting es el  líder mundial (junto con Mc Kinsey) en consultoría estratégica y en la década de los 70 idearon una matriz que relaciona la cuota de mercado de una empresa con el crecimiento del mercado. A continuación les adjunto la matriz (imagen obtenida de http://www.managementstudyguide.com)

BGC

Como ven no hay que ser especialista en física cuántica para interpretar esto. La matriz tiene cuatro cuadrantes que corresponde a:

Mercados en crecimiento: dos tipos de empresas: estrellas e interrogantes

Estrella: gran cuota de mercado. Si la definición es “estrella” no hay mucho más que decir.  Qué te viene a la cabeza si hablamos de empresas líderes en mercados que crecen: Apple, Amazon, Google,  Baidu, Samsumg y en clave española Inditex, Grifols….quizá Gamesa.

Interrogante: baja cuota de mercado. Aquí hay un problema porque la empresa está en un mercado que promete pero no pinta nada. Pienso en  Zeltia…

Remember: según esta matriz en los mercados en crecimiento hay empresas con grandes cuotas de mercado –las estrellas- y empresas con bajas cuotas de mercado –las interrogante-.

Mercados maduros: dos tipos de empresas: vacas y perros

Vaca: gran cuota de mercado. Empresas grandes que ganan dinero y seguramente reparten un buen dividendo (si el mercado no crecen ¿para qué quieren más caja?). Santander, Telefónica, Iberdrola

Perro: y por fin llegamos al perro. El pobre perro es una empresa con una cuota de mercado baja en un mercado que además crece poco o no crece.  Son empresas a desechar. Y como no quiero ser malo busquen ustedes los ejemplos

Remember: en los mercados maduros hay dos tipos de empresas; las vacas (el truco mnemotécnico seria pensar qué se hace con una vaca: ordeñarla no?) que pueden ser una buena inversión, sobre todo buscando rentabilidad por dividendo y los pobres perros que salvo que los veamos como oportunidad distressed (el perro se pone malito y, bien se recupera, bien alguien lo compra) hay que evitarlos.

De forma intuitiva podríamos decir que las estrellas son inversión en crecimiento (growth), las vacas inversión en valor (value), las estrellas pueden ser un 10-bagger (las que multiplican por 10 la inversión) o un desastre (me vienen a la cabeza los pequeños laboratorios de Biotech que o bien te forras o te matan), y los perros….son perros y como los perros muerden mejor mantenerse lejos.

Mi consejo es que antes de abrir una posición hagan pasar la empresa elegida por el filtro mental de la matriz de Boston Consulting y, de forma intuitiva, pensemos que por una estrella se puede pagar más (P/E más alto), en una vaca buscaré dividendo y precio razonable, los interrogantes me los puedo plantear casi como especulación (tamaño de la inversión comedido) y los perros mejor lejos.

Buena inversión ¡¡

Nota: en jerga wallestritiana (nuevo palabro) realmente se usa dog como un valor con un comportamiento malo, peor que el mercado. Recuerden sino al gran e irrepetible Gordon Gekko cuando a un recomendación de Foxx le responde : “it’s a dog with fleas”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s