Invertir en 2022

“Sabemos lo que hay que hacer, pero no sabemos cómo ser reelegidos después de hacerlo”. Jean Claude Juncker

Es posible que ya hayan leído lo que van a hacer los mercados en 2022 a través de alguno de los cientos de informes que por esta fechas publican las distintas casas de inversión de todo tipo y pelaje, desde el big player a la caja de ahorros del pueblo. Todos nos dicen lo que creen que va a pasar y nos dan su recomendación de asignación de activos. Esto es algo que siempre me ha llamado la atención: pronosticar el futuro. Este post no va de pronosticar el futuro, sino de pensar en voz alta sobre algunos aspectos que, a mi juicio, son esenciales en el futuro de nuestras inversiones

Here we go:

Covid:

Desde un punto de vista financiero pensaba que era un asunto cerrado, saltó Omicron y viendo los titulares pensé que volvía a ser un problema, pero cada vez estoy más convencido que a nivel mercados el covid y sus posibles variantes futuras ya está descontado. Nos lo muestra claramente la realidad.

Observen la reacción del SP500 cuando apareció el Covid por primera vez (flecha roja) y la reacción en noviembre con la aparición de Omicrom.

S&P 500, de la gran caida en 2020 a prácticamente nada en 2021 (flechas rojas)

El Fear & Greed Index, hace un mes estaba en miedo, y hoy está en nivel avaricia. El mercado ya no tiene miedo al covid, y cada vez encaja el golpe de una nueva variante con mayor facilidad.

Megatrends:

Aunque a veces se lo vendan como un concepto nuevo, las megatendencias llevan desde el 2000 al menos dando vueltas por el mercado con gestoras como Pictect sobre todo y en menor medida Robeco, ambas llevan años muy focalizados en esta forma de invertir. El acierto en las megatendencias da dinero y lo va a seguir dando. Algunas ideas relacionadas con las megatendencias en tecnología:

  • Metaverso: en los USA ya la consideran una nueva megatendencia. Empresas como Roblox y Nvidia están en ello. Roblox lleva mucho años creando experiencias inmersivas y tiene millones de niños y jóvenes americanos suscritos.
  • 5 G: aún no ha empezado prácticamente y empresas como Qualcomm parten de posiciones muy ventajosas.
  • Cloud: si aún no funciona con Drive o con One Drive y sigue dependiendo de su disco duro o llaves USB es que es más boomer que yo. Ya ni le hablo de las aplicaciones que hay en el mundo empresarial. Oracle lo tiene tan claro que ha pagado 28 bn en la compra de Cerner que es un software que da acceso a registros médicos.
  • Semiconductores: ya indiqué en otro post que hay que verlo como el petróleo del siglo XXI. Sin petróleo no funciona la economía industrial y sin semiconductores no funciona la economía digital. AMD le está comiendo la tostada a Intel y otra a seguir es Marvell, que no debe confundir con la Marvel de una sola ele, pedazo Spiderman.

Otras megatendencias a seguir son el coche autónomo, la inteligencia artificial y el fintech.

Crypto:

De entrada, un activo que no puedes valorar fundamentales y que como divisa no tiene el respaldo de un banco central detrás me cuesta de ver. Pero los hechos son tozudos y el cryto ya es una realidad que está y va a seguir estando. Al final el gran mecanismo fijador de precios es el propio mercado y si el mercado dice que un Patek Philippe Grandmaster Chime (un reloj que además de dar la hora es bonito y exclusivo) se puede vender por 28 millones de euros en una subasta y nos parece bien, también debería parecernos bien cuando nos dice que un bitcoin vale 47,000 Usd. Mercado manda, si cambia de opinión ya nos lo hará saber. Hace unas semanas, en un intercambio de mensajes con un trader pro americano con bastantes más años que yo, hablando de crypto y ante mi escepticismo me contestó algo así como que “no es cuestión de tiempo si las criptomonedas acabarán con todo el mundo financiero, es solo una cuestión del cuándo”. Me hizo pensar mucho, este mensaje no me lo enviaba un chaval de estos que venden el curso en Youtube y que tiene menos experiencia en los mercados que años cotizados un político español, me lo enviaba un veterano que lleva 40 años en bolsa comprando acciones y que ya lleva un tiempo enfocándose más en crypto que en stocks. Bitcoin tiene un valor de mercado ya de más de 1 Trillion (billón de verdad) y en cinco años ha dado un retorno de más del 4.900% acumulado.

BTC/USD barras mensuales: más del 4.900% en 5 años

Ahora bien, hay ser selectivos y profundizar porque hay un mercado inmenso. Al bitcoin le sigue el Etherum con un market cap de 557 bn, el Tether con 73 bn, Solana 64 bn, Cardano 52 bn, la coña de Elon Musk el Dogecoin ya en 28 bn y oiga, que los españoles tambien somos innovadores en esto y hemos lanzado la primera crypto de naturaleza LGTBI, el maricoin . Esto es totalmente en serio, les adjunto link de El Confidencial https://www.elconfidencial.com/mercados/2021-12-27/primera-criptomoneda-lgtbi-maricoin_3350057/

ESG

Todo, absolutamente todo lo vinculado a inversiones lo van a ver con las siglas ESG que corresponden a criterios medioambientales, sociales y de gobernanza. Que bonito, pero mire usted:. marketing a saco. No hay inversiones ESG. Hay comportamientos ESG, hay estilos de vida ESG, hay personas ESG. No tiene mucho sentido que uno vaya a la oficina del banco pidiendo que sus inversiones sean ESG y se suba luego a un enorme SUV turbodiesel de más de 2 toneladas para hacer un corto recorrido hasta casa. Tampoco tiene sentido que empresas tremendamente comprometidas con el ESG y que han recibido premios por ello, le salgan presuntas cositas con los espionajes de un famoso comisario y luego no pase nada. Ni una dimisioncilla del último mindundi. Nada. Oiga que ESG no es solo verde. También es social y gobernanza.

Miren, el primer fondo ético en el mundo viene del 1971 el World Pax Fund y el primer europeo fue el Friends Provident Stewardship creado en UK en 1984, miren si tiene años la atención al medioambiente y a la ética. La primera banca ética en España, se creo en 1996 (Coop 57) y supongo que a todos ustedes les sonará el nombre del Triodos Bank un banco ético internacional que ya lleva un montón de años en España financiando proyectos ESG.

El ESG corre el riesgo de banalizarse porque todo el mundo, absolutamente todo el mundo va a venderle “inversiones ESG”, eso si siempre enfocadas a lo verde, lo de los criterios sociales y de gobernanza ya, si eso luego. Alguien como Mitch Reznich que tiene bajo gestión más de 700,000 millones en inversión sostenible dice “algunos bonos verdes han servido para refinanciar el vencimiento de bonos tradicionales con la promesa de que los fondos se destinarán a proyectos sostenibles en unos años” (Cinco Días) Esto se llama greenwashing y le aseguro que un montón de inversiones verdes no pasarían la prueba del nueve.

En mi opinión si uno no vive en formato “ESG”, no va a compensarlo con inversiones ESG. Van de la mano el cómo vives y el cómo inviertes.

Great Resignation

En Estados Unidos sobre todo se están registrando records historicos de personas que voluntariamente dimiten de su empleo para vivir de otro forma. ¿Nueva conciencia social? ¿cambios profundos en nuestros esquemas mentales por la pandemia? No lo sabemos pero las cifras en los USA empiezan a ser alarmantes y sí, podría tener un fuerte impacto social y económico en el futuro cercano.

Fuente: Statista / US Bureau of Labor Statistics

Inflación y crecimiento:

Para el final el asunto clave. El Omicron nos ha despistado, pero la clave de las inversiones en 2022 va a ser la inflación.

Fuente:www.mishtalk.com

El Fed ha pasado del “inflation is transitory”, a retirar oficialmente el término “transitory”. La inflación está pegando fuerte y, a día de hoy, no tiene pinta de aminorar su marcha. El dato de septiembre en España ha sido del 6,7%, la mayor inflación en 30 años. Para que nos entendamos, en la burbuja inmobiliaria, cuando cualquier ladrillero de pro le compraba el Cayenne a la señora para ir al super y él se compraba el yate para montar barbacoas con los colegas del barrio para lucir tipo, no llegamos a tener este nivel de inflación.

Pero es que el leading indicator americano de noviembre sigue apuntando a crecimiento y ha dado niveles de máximos históricos, por lo cual, hay una parte excelente que es el crecimiento, pero otra parte complicada que es que la inflación va a seguir muy alta con estos niveles de demanda y al final y llevados a rastras, los bancos centrales van a tener que endurecer sus políticas monetarias. El Fed ya ha anunciado subidas de tipos en 2022, se esperan tres. El BCE aguanta porque ni siquiera puede retirar el programa de compra de bonos. Se imaginan, sin el BCE comprando, qué prima de riesgo soportaríamos en España e Italia yendo a pelo al mercado. No es ni planteable.

La OCDE espera un crecimiento global en 2021 del 5,6% y en 2022 del 4,5% y sobre la inflación el mantra es que a medio plazo se va estabilizar en torno al 2%. .

Al final de todo esto:

  • Cuidado con la renta fija. Hasta que los bancos directores no hayan tomado decisiones claras y modificado el statu quo actual va a ser un activo dificil de rentabilizar y muy dificil de gestionar.
  • Aunque las valoraciones nos digan lo contrario, mejor bolsa americana que europea. Uno es una locomotora a toda velocidad y el otro un mercancias con una locomotora que habla alemán y el resto que vamos a remolque.
  • Las megatendencias dan dinero
  • Las crypto no son una moda y hay que empezar a considerarlas un asset class más.
  • La realidad es imprevisible y por muchos informes de mercado que lea nadie tiene la más remota idea de lo que va a pasar en 2022…pero algo hay que explicar a los inversores y por esto todo el mundo da sus proyecciones y sus carteras modelo con convicción. Extraiga sus propias conclusiones «think out of the box».

Les deseo un feliz 2022.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

¿Y si el problema fuese la valoración y no Omicron?

“The expected never happens, it is the unexpected always” John Maynard Keynes

Y miren que nos las prometíamos felices y llega el Omicron, una nueva variante del Covid que el viernes pasado se llevó por delante los mercados. Esta nueva variante descubierta en Sudáfrica, ya ha sido localizada en UK con dos casos, se sospecha de algún caso más en Alemania y Chequia y en Holanda han detectado 61 personas infectadas en dos vuelos de KLM.

La pregunta es por qué Omicron está teniendo un impacto que no tuvieron otras variantes del covid como Alpha, Beta, Gamma, Delta, Mu o Lambda. En septiembre, Unicef decía “El mundo entero muestra su preocupación por la variante Delta de la Covid 19 que ha resultado altamente contagiosa” los mercados no lo tuvieron excesivamente en cuenta y la sensación hoy, es que la variante Delta no produce ya una especial preocupación.

Vayamos por partes, por muy global que sea el covid, lo primero que quiero saber es la situación de España. Sin que se me ponga cara de Fernando Simón les adjunto el link al último informe por el Centro de Publicación de Alertas y Emergencias Sanitarias. Información estadística pura. https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/documentos/Actualizacion_509_COVID-19.pdf

Desde mi ignorancia en estas lides me atrevo a extraer algunas conclusiones:

– El covid hoy en España está bajo control (% camas ocupadas por covid muy bajo con la excepción de Euskadi y Aragón)

– Claramente la población vacunada muestra una mayor defensa ante la infección que los no vacunados.

– En negativo: que estando bajo control, el número de contagios va in crescendo y por esto se están aplicando nuevas medidas restrictivas

Respecto a Omicron, si mañana nos dicen que las vacunas tienen efecto, sumará otro nombre más a la larga lista de variantes que ya conocemos. El problema seria que, además de su mayor facilidad para el contagio, se habla de un 500% más, las vacunas no tuviesen efecto. Ahí si que la cosa se complicaría, pero esto hoy no se sabe. No obstante Pfizer ya ha anticipado que en 15 días sabrá la efectividad de su vacuna con Omicron y que en 100 días podría tener una vacuna para esta variante.

Desde un punto de vista puramente inversor, mi percepción es que la noticia de Omicron, ceteris paribus, no tiene fuerza suficiente para llevarse a los mercados por delante como pasó en 2020, es un contexto muy distinto en el que ya conocemos la enfermedad, tenemos vacunas, tenemos procedimientos de prevención y algún laboratorio, como acabo de citar, asegura que si fuese necesario en poco más de tres meses ya tendría nueva vacuna ¿Qué pasa entonces? Para España tiene más riesgo la evolución de Alemania que Omicron. Si Alemania sigue con datos desbarrados y con peligro de confinamiento el impacto sobre la economía española podría ser importante.

A mi juicio el problema es una valoración muy alta

Los mercados están caros. El contexto es el de ir reduciendo los programas de compras de bonos y, con mucha cautela, ir regularizando los tipos de interés pero la aparición de una inflación disparada podría forzar a los banqueros centrales a ir más allá de lo que les gustaría y la irrupción de Omicron ha desatado el miedo a una ralentización económica. La sombra de la estanflación está por ahí, al acecho. Por cierto, vi a De Guindos -vicepresidente del BCE- hablar de la inflación y de su cercana normalización, pero aún no he visto un solo paper que razone y dé argumentos que sostengan el mantra de que la inflación es transitoria.

Recientemente desde el BoA han dado algún aviso de similitudes entre el momento actual y la crisis del 2000 “There are too many similarities between today and 1999/2000 to ignore,” es lo que piensa el equipo de analistas de acciones americanas y estrategias cuantitativas, quienes vaticinan un retorno negativo para el S&P 500 en 2022. Cuidaó que así como los vaticinios de GS suelen tener intenciones poco edificantes, los del BoA tienen fama de ser más objetivos.

Agárrense a la silla que vamos a ver un par de muestras de valoración:

Buffet Indicator: un 74% por encima de la tendencia a largo plazo. En máximos de siempre.

Cape Shiller: está en la segunda valoración más alta de la historia. La más alta fue, precisamente, antes del estallido puntocom

Fuente: http://www.multpl.com

P/E el ratio precio/beneficio tambien está disparado. El S&P 500 está a cierre viernes en el 28,81x frente a una media historica del 15,95x. Pero es que el Russell está a más de 715x veces. Si no fuese porque es información del WSJ pensaría que es una errata.

En los indicadores de amplitud hay una clara pérdida de momento en la linea AD del Nyse. Parece que está formando una estructura de techo y el indicador Momento Wenstein (una media móvil de 200 periodos de la linea AD del Nyse) por encima de cero pero mostrando debilidad.

¿Se está formando un techo?
Por encima de cero, pero claramente perdiendo momento

El Vix tuvo un tirón potente el viernes, hay que seguirlo.

Pero no todo es malo. El ciclo económico es alcista y da soporte a los mercados que están mostrando unos beneficios sólidos y al alza. Y además, lo más importante de todo para mi, la tendencia, sigue estando fuerte y alcista en los principales índices.

Nasdaq 100 : ni siquiera ha corregido un 50% desde el último mínimo de referencia. El primer chart es para ver con detalle que la última pauta de impulso sigue mostrando fuerza y ojo, que hay margen de sobras para mayor retroceso sin que la tendencia se altere.

Nasdaq 100 corto plazo: niveles esperables de retroceso de la última pauta de impulso
Nasdaq 100 largo plazo: tendencia alcista
Stoxx 600: tendencia alcista

Y yo como lo veo: hacer algo de caja con los activos que tenga dudas, en los comités de riesgos de los bancos siempre se ha dicho «ante la duda: abstenerse», pues eso. La liquidez siempre es importante y ahora más, presumo además que habrá más movimiento táctico en el corto plazo y para aprovecharlo hace falta tener dinero disponible; ser muy selectivo con las nuevas inversiones e ir pensando seriamente en la posibilidad de que el value empiece nuevamente a brillar si el mercado se pone más difícil. Pero a la vez, no perder de vista que el ciclo económico es fuerte, que las compañías están ganando bien y que la tendencia manda y en los principales mercados sigue siendo alcista, por lo que si está invertido en acciones y fondos buenos, piénselo antes de liquidar la cartera deprisa y corriendo. Las prisas no son buenas consejeras y un inversor de a pie no va a tener ninguna oportunidad con el market timing.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

Hay partido

“Juega cada partido como si fuera el último” Cholo Simeone

Se acuerdan cuando tocaba “normalizar” la economía. Que tiempos aquellos. Casi ni nos acordamos. El nuevo mantra aceptado por buena parte del mundo occidental es la Teoría Monetaria Moderna (MMT) por la que un estado soberano puede endeudarse cuanto quiera ya que su solvencia es ilimitada y otra idea que está cuajando es la llamada “nueva normalidad” que consiste en que la deuda tenga tipos negativos.  

La situación hoy es que la deuda global (publica + privada) equivale al 226% del PIB mundial, cuando en la Gran Recesión del 2008 estaba en el 193%. Lo que ha cambiado es que en 2008 los que estaban cargaditos de marrones eran los bancos y hoy son los inversores institucionales, aseguradoras y fondos.

La búsqueda irresponsable de rentabilidad en un entorno de tipos negativos, ha llevado al mercado institucional a inversiones poco líquidas y con una asunción de riesgos extrema para obtener algo de rentabilidad. Y esto preocupa a los jerifaltes mundiales. A los especialistas del FMI, no les da miedo una recesión por el hecho de que la economía deje de crecer. Lo que les da miedo es que una recesión podría ocasionar impagos sobre billones de dólares de deuda privada y pública en todo el mundo, calculan que en torno a 19 billones podrían entrar situación de impago. Si es que hasta Grecia ha empezado a  tener tipos negativos….Grecia. Hagan memoria, recuerden como estaba Grecia hace 10 años, recuerden el corralito, recuerden las manifestaciones en la Plaza Sintagma de Atenas, recuerden que era un país en la bancarrota….pues hoy tipos negativos. Es la magia de Draghi.

Para mi, y puestos a vaticinar catástrofes, el punto más caliente es éste. Solo en Estados Unidos hay 2.9 billones de dólares (trillions) en deuda BBB, que es el último grado de inversión; si les bajan un notch (un grado) dejan de  ser opción inversora para multiples instituciones (aseguradoras y determinados fondos de pensiones). Para ponerlo en contexto, el nivel de bonos BBB hoy en los USA es más de cuatro veces el que había en 2008.

La verdad es que el FED ya inició una política seria de normalizar la situación, con subida de tipos al 2,25% y reduciendo balance en 40.000 millones de dólares al mes, ahora bien, poco ha durado la cosa, el FED, después de unas intervenciones de urgencia en el mercado de repos con la amenaza de una crisis de liquidez en ciernes -el repo a un día ha llegado casi al 10%- ha vuelto a políticas acomodaticias y el pasado 30 de octubre bajó los tipos un cuartillo, aunque luego con la boca pequeña, dijo que los tipos están hoy bien “reposicionados” y que para volverlos a bajar hará falta una “sustancial revaluación”, vamos que porque Trump aprieta, que si no, no los bajaba.

La situación de fondo no es mala, pero seguramente la cima del ciclo ya es pasado. Es como cuando cumples los 40. No estás mal, pero seguramente ya has vivido cerca de la mitad de tu vida, y lo mejor casi seguro que ya no está por llegar. Pues así está la economía.

En positivo, no olvidemos que estamos en año de elecciones USA (3 de noviembre 2020) y son periodos  que estadísticamente son alcistas (teoría del ciclo presidencial) y desde luego no me gustaría estar en la piel de Powell, cuando Donald Trump empiece a presionar de verdad para que siga la fiesta.

A pesar de los pesares, lo cierto es que este año, Tanto en bolsa como en bonos (via precio) los mercados están dando muchas alegrías, sin ir más lejos, el Eurostoxx 50 supera el 23%, con el Mib italiana liderando con más de un 28% y el rezagado ¿adivinen?, nuestro Ibex con un 10%.

Chart en marco semanal del Eurostoxx. Alcista de libro, luchando contra los máximos de 2017. Para los seguidores del chartismo parece que ha dibujado un hombro-cabeza-hombro invertido (1-2-3)

12

Y el S&P 500 tambien por encima del 23% (chart en marco semanal)

11

Hay vértigo, hay riesgos y hay incertidumbre ante cada nuevo dato que empeora la última observación, pero con tipos negativos y los bancos centrales animando el cotarro, ya ven; un año que parecía el año uno de la crisis y subiendo más de un 23%…. Y Trump queriendo repetir. Hay partido.