Don’t Panic: cómo reaccionar ante un crash

Si estás atravesando una tormenta, sigue caminandoW.Churchill

Hoy hemos vivido la mayor caída de la historia del Ibex 35.

Sé que buena parte de mis lectores bien son inversores, bien son asesores financieros y sé que hoy estarán doblemente fastidiados: en lo humano por la gravedad de los hechos que estamos viviendo y en lo financiero por el palo que se han llevado.

Miren, conozco en primera persona la sensación de fracaso que producen estas situaciones. Viví la Gran Recesión del 2008 como ejecutivo de banca privada y como inversor bursátil. Me tocó vivir la desgracia de los productos estructurados que se liquidaban con pérdidas innombrables, también los bonos Lehman, también los bonos islandeses, también Madoff… ¿sigo? Incluso me tocó vivir la quiebra de una entidad bancaria de referencia en el sur de Europa desde dentro, y antes,  el rescate del país originario de dicha entidad. Si, conozco el sabor de los días malos, conozco el sabor de las pérdidas, conozco el sabor de soportar la mirada extraviada de un cliente que ha perdido todo. Conozco el sabor de la derrota.

Pero lo que no te mata te hace más fuerte que decía Nietzsche, y los que llevamos años en esto estamos vacunados y casi nada nos sorprende. Ya en mi primer libro “Todo lo que tu banco debería contarte antes de invertir”  publicado por Gestión 2000 (Planeta) en 2012, dediqué un pequeño apartado a estas situaciones “Un poco de historia. Cómo actuar en momentos pánico. Cisnes negros” y voy a exponer unas líneas básicas según la situación en que nos encontremos.

Juan Pillado pero poco: este es un inversor que o bien lleva ganancias porque lleva mucho tiempo invertido y ha cogido toda o buena parte de la subida o lleva pérdidas asumibles, del 10%-15% máximo. Mi recomendación seria “sal”. Me da igual lo de “perderte los mejores días”. No sabemos en qué contexto nos movemos y la distancia entre estar fuera o dentro del mercado es una comisión, nada más. Si Juan Pillado es “Juan ganaba un 50% y ahora solo gano un 15%”, ni me lo pensaría.  

Juan Pillado pero mucho: la avaricia rompe el saco. Has hecho el máster más caro del mundo, pero el que de verdad te servirá a lo largo de tu vida de inversor. Has entrado en el pico o cerca del pico y rataplán;  estás tirado en la lona sin entender cómo un virus se ha llevado tu cartera y tu estado de ánimo por delante. Seguramente estás en la fase conspiranoica (por la que todos hemos pasado) de pensar que tu asesor financiero es un indecente, que el gobierno debería cerrar la bolsa, que hay que prohibir los cortos, que el mercado ha esperado a que tu entrases para caer, que todo está manipulado etc. etc., que son las excusas de perdedor que todos los que invertimos hemos utilizado alguna vez. Si de verdad no te hace falta el dinero te digo absolutamente lo contrario que al “pillado pero poco”: aguanta como un jabato. Deja de revisar tu cartera a diario (o cada cuarto de hora, que también sé de qué va eso) y deja que el tiempo arregle el desaguisado; que lo hará, lo que no sabes es si en meses o en años.

Juan liquidez. Será porque eres un lince del análisis macro, porque eres un lince del análisis técnico o porque eres más amarrategui  que el Cholo, pero esta crisis te ha pillado en liquidez y te estás frotando las manos. Te diré, a mi modesto entender, lo que sí hay que hacer y lo que no hay que hacer. Lo que no hay que hacer es seguir los consejos de los iluminados que recomiendan entrar ya porque me lo quitan de las manos señora. Estos días leía los foros de Investing y he visto unos cuantos que han entrado antes de hora y se estaban quejando de que se publicasen artículos con consejos de compra, que por supuestísimo habían seguido al pie de la letra y que les habían llevado a perder la camisa (con la caída de hoy ya los pantalones y la ropa interior seguramente). No hagan caso a los iluminados por favor (a mí al primero que deben evitar 🙂 ), hagan su propio análisis.

Y qué es lo que si deben hacer. Buscar pistas objetivas, datos, realidades. Ya en mi último post https://es.investing.com/analysis/estrategias-de-inversion-en-tiempos-de-coronavirus-200434502   les dije abiertamente cual era mi pista clave en estas situaciones: el VIX

vix

En el chart, tenemos la comparación –en marco semanal- del Vix de los últimos cinco años (linea gruesa fucsia), respecto del S&P 500 (parte de abajo en negro). Vean que las grandes subidas del índice se dan con niveles bajos de volatilidad, y que en las caídas del mercado,  la volatilidad se expande. En los últimos cinco años, el Vix en semana no ha cerrado nunca por encima del nivel 30, hoy está a más del doble. Yo así no se qué va este juego, y creo que la mayor parte de ustedes tampoco. 

Con un VIX desmadrado y en niveles altísimos mi recomendación es que no se planteen nuevas compras. Que si, que nos perderemos el punto cero de entrada. Pues sí, pero prefiero entrar con un Vix normalizado que con un mercado que quizá mañana suba un 6% y pasado pierda un 9%, ese es un juego perdedor para el inversor particular, ahí nos dan por todos lados.

Para los más pros, hay más herramientas útiles para intentar entender que nos quiere decir el mercado: línea AD, nuevos máximos y nuevos mínimos, línea AD normalizada, momento de mercado, volúmenes alcistas y bajistas, etc…Pero sólo con el seguimiento del VIX y sin complicarse la vida mucho más,  se va a evitar muchos sustos. Vix alto, me quedo fuera, Vix normalizado, empiezo a buscar zonas de entrada.

Para acabar y aunque es casi misión imposible, evitemos el miedo extremo. No hay que descartar que el virus desaparezca en unos meses y la población pueda hacer vida normal, y los mercados se muevan dentro de parámetros razonables. Otra cosa,  es el daño económico del coronavirus, que no deja de ser un torpedo en la línea de flotación en una economía que aguantaba por el tirón del consumidor americano y los esteroides financieros de los bancos centrales, pero eso da para otra historia y hoy lo que nos toca es lamernos las heridas

Buena inversión

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo

Estrategias de inversión en tiempos de coronavirus

Las decisiones se toman en el momento de tomarse” Mariano Rajoy

Que tiempos aquellos en que se hizo público el coronavirus y después de una ínfima corrección a finales de enero el mercado emergió con fuertes subidas hasta alcanzar nuevos máximos. No hay miedo nos decían. Hace cuatro días, como aquel que dice, seguíamos rompiendo máximos como  reflejaba Nancy Gondo en su artículo del Investor’s Bussines Daily el seis de marzo: “Stock Market Hits New Highs, Extends Win Streak On China Tariff News”

https://www.investors.com/market-trend/stock-market-today/dow-jones-up-1100-points-this-week-hits-new-high-on-china-news/

Nos creímos que el ciclo alcista del mercado era infinito y el coronavirus afectaba cero, o nos lo hicieron creer, porque mi teoría es que el smart money nos coló una distribución como una casa de payés:

En este gráfico comparo la evolución de la línea AD del Nyse (número de valores que suben menos valores que bajan) en color rosa con el S&P 500 en color negro. Observarán que el crecimiento de mediados de enero es sano en términos de mercado, sube el SP y la línea AD acompaña, pero fíjense que, después de anunciarse el coronavirus, hay una subida muy fuerte del SP pero al AD ya no acompaña, el fondo de mercado perdía fuerza  y lo reflejaba con una marcada divergencia bajista. La AD ya detectó que la manzana tenía gusano. Luego el derrumbe es espectacular. A mi juicio, ha sido una empapelada en toda regla.

AD vs SP500

La pregunta del momento es ¿qué hacer? Estamos ya en modo capitulación y hay que mantener e incluso entrar con nueva liquidez o esto es el principio de algo más gordo. 

Mantengo o me salgo, para los que están.

Entro o me espero para los que no están.

Si lleva tiempo leyendo este blog y me conoce ya sabe lo que le contestaré: eso no lo sabe nadie. Lo que oirá por parte de su gestor de inversiones / gestor de fondos, es que el market timing es imposible (básicamente porque ellos tienen poquita idea de cómo hacerlo) y que perderse los mejores días del mercado lleva a resultados mediocres o malos. Por otro lado también oirá tertulianos y seguidores del Dr. Niño Becerra que dirán que el Día del Juicio Final ya está muy cerca y que vaya haciendo testamento. No lo saben ni unos ni otros, créanme. Estamos en lo de siempre, en empeñarnos en buscar certezas en un mundo incierto.

El VIX nos indica momento pánico. En el gráfico comparo el S&P 500 (negro) con el VIX (rosa). En la caída fuerte de finales de 2018 el VIX llegó al nivel 36, marcando el punto pánico de ese movimiento y a partir de ahí corrigió y el mercado siguió subiendo. El VIX cayó casi tan rápido como subió. No es una ley pero si es una pista. Para volver a entrar tenemos que seguir el movimiento del VIX y tiene que normalizarse. El VIX ha superado el nivel 40.  Si el VIX cae con fuerza, sonará la música y  volveremos a correr alrededor de las sillas, pero por el contrario, si el VIX se instala en la duda nos podemos quedar sin sillas y sin música. Siga al VIX.

vix

En este tipo de situaciones; fuertes correcciones del mercado en muy poco tiempo, es clave entender si las razones son coyunturales o estructurales, que es algo sobre lo que tampoco podremos afirmar con certeza, pero en cualquier caso, conviene acotar el campo de juego. Mi razonamiento es el siguiente:

Mi hipótesis es que el coronavirus es coyuntural. No es el fin del mundo. Se encontrará un remedio y eso, sumado al esfuerzo de las autoridades en aislar a las personas y a las zonas afectadas limitará el impacto (otra cosa es en cuánto tiempo).

Pero, mi hipótesis de fondo es que la desaceleración ya estaba en marcha –antes del coronavirus- y lo que tenemos es un factor exógeno, con potencial para ser un cisne negro incluso; que va a acelerar el camino a la recesión y a los problemas. En otros posts pasados ya he mencionado la gran burbuja de la  renta fija y la cantidad de papel de emisores que están un solo grado por encima del bono basura que a la mínima que haya una revisión de ratings a la baja, puede desencadenar una situación compleja y difícil de gestionar en la renta fija, con implicaciones en el mundo financiero pero también en la economía real.

Por último y para acabar, mi selección de activos a prueba de virus:

Dos españolas por ser compañías con una proyección tremenda: Iberdrola, líder de energías verdes y Cellnex por su apuesta para ser un player relevante nivel europeo en el 5 G y una americana, Netflix, porque si ya las nuevas tendencias apuntaban a pasar más tiempo en casa, ahora con los virus campando a sus anchas aún más.

Renta fija core: no mire lejos, el Bund lo está haciendo de cine. En el año ya lleva un 3.86%. Es accesible via fondos de renta fija a largo, via ETF (con apalancado incluso) y via futuros para expertos.

Oro: el refugio de siempre, la divisa universal. Ya he comentado en otras ocasiones que es el canario de la mina cuando el mercado muestra sobrecompra y el oro sube. Ahora también puede avisarnos de que el pánico va a remitir: en los últimos días el oro está cayendo fuerte, lo cual es, para mi, otro indicio de que el momento pánico no puede mantenerse de forma permanente.  Otro factor más de indecisión sobre salir o quedarse.

El lunes dos de marzo, tenemos PMIs (chino, alemán, americano e inglés). Ojo al dato. Todavía no se han visto afectados por el coronavirus (o muy poco), pero atención a como salen, porque si salen mal, el panorama se nos puede complicar.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo

Va de valoración (y de Telefónica)

Un virus es un trozo de ácido nucleico rodeado de malas noticias” Peter Medawar

No hay sector más cafre, desde un punto de vista de humanidad, que el sector financiero. Digo esto porque cualquier evento que impacte en la sociedad –y por lo tanto en la economía- se valora, no en clave humana, sino en clave financiera. Que el paro aumente es un drama social para cualquier alma bien pensante, pero para un financiero, puede ser interpretado como que ante el incremento del paro, los bancos centrales no van a tener más remedio que seguir dándole a la manivela y por lo tanto los activos de riesgo pueden seguir subiendo. Bien por el paro. Que hay un coronavirus que lleva ya 80 personas fallecidas en China, pues siendo muy triste…no hay mal que por bien no venga y bienvenidas sean las correcciones. Es una tara mental producto de la deformación del lóbulo frontal,  de tanto mirar gráficos y cuentas de resultados. El día que piense así, su proceso de  deshumanización estará en marcha pero ya será un financiero de pro.

En  prensa  no dejamos de leer como el coronavirus se está expandiendo: ya hay tres casos en Francia, alguno en Estados Unidos, uno en Alemania, quizá uno en España y las caídas generalizadas de los mercados se achacan al “coronavirus”. Miren, todo es opinable, pero a día de hoy, o me creo la teoría “Guerra Mundial Z” y que de verdad este asunto se nos lleva por delante,  o simplemente es el argumento que toca para justificar algo que poco tiene que ver con los virus, que es que  la valoración de los activos es muy alta, extremadamente alta, y ante el menor estornudo, aparece un resfriado. La renta fija no requiere explicación con tipos negativos y en cuanto a las bolsas, veamos un indicador tan simple como el Buffet Indicator que relaciona la valoración del mercado con el PIB.

Buffet Indicator

Fuente: http://www.advisorsperpectives.com

Alto. Alto de narices. Que si, que los tipos negativos distorsionan la valoración y no hacen comparable el nivel de la renta variable con tipos al 6% por ejemplo, que al -1%. Que sí, que tiene usted razón…pero esta alto. Las valoraciones no son atractivas.

Los de la teoría de la conspiración piensan…ya no hay miedo a  una ruptura China-Usa tras el acuerdo en fase uno, ya no hay miedo a un Brexit no acordado, ya no hay miedo a una ruptura de España con un Quim Torra en horas más bajas que Quique Setien, ya no hay miedo a un conflicto en Oriente Medio por lo de del general Soleimani, pero como siempre hace falta un hombre del saco para “controlar” la situación de mercado, pues sale el coronavirus. Yo no creo en teorías de la conspiración…pero haberlas, haylas, dicen los que saben.

El SP500 está con una corrección leve. La tendencia hoy sigue siendo superalcista y la corrección, si la cosa no va a mas, es más bien flojita.

A SP

En el DAX la corrección pinta más fuerte, pero es que llevamos años con los mercados europeos más débiles que los americanos (aunque cada año la gran esperanza blanca de las casas de inversión sea bolsa europea)

A DAX

No se vayan todavía porque la macro sigue en forma. Los PMI compuestos(índice de gestores de compras) de Europa se mantiene por encima de 50 que es la línea que marca la expansión de la recesión, en Estados Unidos ha subido de 52.7 a 53.1 y en Japón ha subido más de 2 puntos hasta los 51.1. En China, se han anunciado políticas fiscales fuertemente expansivas. Las políticas monetarias van a seguir siendo expansivas tanto por el Fed como por el BCE y el BOJ. La confianza del consumidor Usa ha sorprendido en positivo con un nivel de 131.6 cuando el dato esperado era de 128.5, ha sido el nivel más alto de los últimos meses, pero a la vez el Leading Indicator (este es importante) de noviembre ha sido algo peor de lo esperado (-0.3%). En resumen, ni fu ni fa, dos datos buenos y uno regulín, pero nada hace pensar hoy –  y siempre les remarco el “hoy”- que nos espere una recesión a la vuelta de la esquina.

No obstante, no hay que perder de vista al oro, el chivato de las crisis está en forma, está también alcista. Está  entrando dinero,  será por el “por si acaso”.

A GLD

En cualquier caso, y me repito y presumo que me seguiré repitiendo, hay elecciones USA en noviembre y el tito Trump no va a dejar que se le caiga el chiringo cuando tiene la reelección a tocar.  Van a aguantar al mercado todo lo que puedan y más.

El extra bonus de hoy es Telefónica ¿por qué? porque estoy cansado que me pregunten si Telefónica se ha puesto a un precio atractivo, que si está para entrar. Lo bueno es que cuando contesto que no, me dicen que si estoy seguro, que mira que está barata, que por qué les digo que no (es muy humano preguntar algo para que nos contesten lo que queremos oir). Con visión fundamental a largo plazo hagan lo que su modelo les indique, ahora bien, respecto a la tendencia, me limito a dejarles un gráfico en marco mensual, y de verdad que solo marca una dirección ¿alguna duda?

A telefonica

Buena inversión.

INVERTIR EN 2020

     El pasado no puede usarse para predecir el futuro” Nassim Nicholas Taleb

Hace apenas un año  dábamos por liquidado el superciclo alcista y poniendo nuestras inversiones a cubierto, ante el inminente cambio de paradigma que nos caía en tromba. Vean si no los titulares de prensa del momento: “¿La peor crisis de Wall Street desde la Gran Depresión? Greenspan, a los inversores: “Busquen Refugio”” artículo de Pablo Pardo publicado por El Mundo el 18.12.2018 https://www.elmundo.es/economia/empresas/2018/12/18/5c194db9fdddff87aa8b45b6.html

Empiezo con esta reflexión para que nos demos cuenta de una vez, que todo lo que leamos sobre lo que va a pasar son conjeturas del autor de turno –moi incluido- que sirven para rellenar informes y para que los asesores financieros tengamos un relato que contar para justificar por qué recomendamos una estrategia de inversión y no otra.

Caída de más del 23% entre octubre y diciembre, volviendo a niveles de septiembre 2017 que nos hicieron pensar que la fiesta había terminado, cuando fue la antesala de un año excelente para los mercados.

caida

Aprovecho para incluir el primer mensaje para el nuevo año, que no deja de ser uno de los mandamientos de los especuladores profesionales “read the chart not the news” (lee el gráfico y no las noticias).  Al final mercado manda y la tendencia general es la que hay que seguir, más allá de las decenas de noticias nuevas que aparecen todos los días. Por experiencia propia les puedo decir que es casi imposible abstraerse del entorno y no leer las historietas diarias, yo por leer, leo hasta lo que dice Valverde en las ruedas de prensa y fíjense que el hombre es de un creativo que embota los sentidos.

El asunto fundamental sigue siendo la actuación de los bancos centrales.

En el BCE no se esperan cambios a corto plazo. El legado Draghi va a pervivir por el momento pero la inflación sigue muerta y Madame Lagarde va a sufrir presiones por ahí. Las previsiones del BCE son las siguientes (primer dato crecimiento PIB y segundo dato inflación)

  • 2019: 1.2/1.2
  • 2020: 1.1/1.1
  • 2021: 1.4/1.4
  • 2022: 1.4/1.6

Seguimos en la japonización de la economía europea: bajo crecimiento, baja inflación. Fíjense que todos esperamos que algún día cambie, pero la cuestión es que quizá esta sea  la tan cacareada “nueva normalidad” y que nunca jamás volvamos a ver crecimientos altos, inflaciones moderadamente altas y tipos normalizados.  Lo que va a seguir pidiendo Lagarde es que de una vez por todas, los gobiernos hagan su trabajo, esto es, políticas fiscales expansivas por la vía de la expansión del gastos público y eso va a ser que no. Los del sur no pueden y los del norte no quieren. Conclusión: lo que se espera del BCE son políticas monetarias acomodaticias, mantener los tipos como están y quizá intervenir más por programas de compras. Por aquí no se esperan cambios, aunque algunos analistas creen que la francesa va a querer dejar su propio legado y no descartan una revisión en las políticas monetarias,  ante lo cual, esperemos que no acabe como su paisano Trichet, que menudo fregaó dejó el hombre.

En cuanto al FED, algo parecido. Los últimos datos de empleo del mes de noviembre han sido brutalmente alcistas (non farm payrrols de +266.000, muy por encima de la mejor expectativa) y el desempleo está en los niveles más bajos de los últimos cincuenta años con el 3.5%. Por ahí el FED no tiene justificación para volver a bajar tipos. Si hay pleno empleo es muy difícil que se produzca una recesión y no olvidemos que los datos de empleo, tomados mes a mes, son un indicador adelantado muy fiable. Si se produce algún movimiento errático del FED será por las presiones de Mr.Twitter, que estamos en año presidencial y en noviembre 2020 hay elecciones USA (y lo del Impechment no se lo creen ni los demócratas).

En cuanto a las incertidumbres con que nos han bombardeado este año, se van resolviendo. Nadie cree que no vaya a producirse el acuerdo comercial entre los americanos y los chinos, el Brexit ya está encaminado tras la aplastante mayoría de los conservadores y los temores de recesión en Alemania están apagándose con los últimos datos macro en los que tanto los PMI, como el IFO, como el ZEW muestran claros signos de mejora.

Entonces ¿cuál es el riesgo? Coincido plenamente con el FMI. El riesgo es el elevado grado de apalancamiento de las compañías que ante cualquier empeoramiento de la coyuntura económica pueden ser una bomba de relojería. Les dejo un estupendo artículo de Larry Elliot en The Guardian del pasado mes de octubre: “Global economy faces $19tn corporate debt timebomb, warns IMF”

https://www.theguardian.com/business/2019/oct/16/global-economy-faces-19tn-corporate-debt-timebomb-warns-imf

De hecho ya se ha anunciado un incumplimiento de pagos importante en China con una empresa pública además (TEWO). Esta compañía está al borde del default y ha hecho una propuesta de quita a sus bonistas del 64%. Lo último que circula sobre China es que está en los niveles de crecimiento más bajos de los últimos 30 años.

En cuanto a riesgos de mercado, con el MSCI All Word en 15.8x veces PER, cuando en enero estaba en 14x, no parece que estemos en niveles de valoración extremos (pero barato tampoco) y el aviso de la curva de tipos no se ha concretado en recesión (ojo, la curva es un indicador muy adelantado, no cantemos victoria aún). Por otro lado, el consenso de analistas, espera mejora en los beneficios por acción del orden del 10%.

Curva tipos

Y con un VIX más que calmado

vix

Razonemos sobre el cuadro económico y financiero que tenemos:

  • Recesión descartada a corto plazo
  • Riesgos estratégicos solucionados o en camino
  • Bancos centrales acomodaticios
  • Beneficios empresariales creciendo y con mercado en precio
  • Mercado complaciente (Vix)
  • Gran riesgo conocido: elevadísima deuda corporativa

Ante este escenario, las casas de inversión de forma generalizada están recomendando bolsas, europeas vs americanas, porque los analistas siguen la historia de siempre, las americanas están “caras” y las europeas “baratas”. Si usted va a comprar un restaurante en su ciudad, el caro que es bonito y está lleno de gente a todas horas, y el barato, que esta mugriento y vacío…lo analistas le dirán que compre el mugriento, porque tiene mejor valoración y por lo tanto mayor margen de mejora…cuidadín con las valoraciones. De la misma forma que hay acciones que son permanentemente baratas y nunca suben (cheap for a reason), puede haber mercados que pase lo mismo. Creo por otra parte que no es el caso, que los dos restaurantes están llenos y funcionan bien,  y que el análisis que nos dan de Europa es muy sesgado. Me explico.

Vamos a analizar el comportamiento del DAX a largo plazo. ¿Por qué el DAX? Porque es la bolsa más importante de Europa y además es total return, incluye el dividendo. Lo que veremos es que la tendencia a largo plazo es alcista sin discusión,  que  está muy cerca de sus máximos históricos y que, en general, lo hace peor que el SP 500 (indicador Mansfield, en amarillo cuando lo hace mejor como en 2005-2011 y en azul cuando va por debajo del SP).

dax

En cuanto a la renta fija, se recomienda sobre todo crédito corporativo de calidad (las tires son una castaña pero es papel que no dará problemas si viene el susto de los impagos) y hay cierto consenso también en crédito emergente en divisa local (bonos de un banco tailandés emitidos en baths por ejemplo)

S&P 500. Bolsas americanas en máximos históricos. Poco más se puede decir. Si no pierde los 3.000 ni se lo piense.

sp500

Pero ya saben que no puedo acabar sin un “in the other hand”. En cuanto al “chivato” de las crisis, al oro, ha tenido un muy buen año; lleva una revalorización de más de un 14% en lo que va de año con un crecimiento acelerado del volumen (está entrando dinero) y ha reflejado en su cotización muy bien el nerviosismo de los mercados. Y ojo, el gráfico muestra que quizá, solo está haciendo un parón para seguir subiendo.

gold

Seguimos sin grandes cambios: renta fija complicada de gestionar con búsqueda de rentabilidad vía precio y no vía cupón y bolsas en las que se esperan correcciones que apenas llegan dada el contexto de tipos bajos que están y seguirán estando. 

Desearles un feliz 2020 y que los Reyes les traigan, además de salud, mucho dinero a sus carteras (el amor ya se lo currarán ustedes solitos). 

Buena inversión.

Hay partido

“Juega cada partido como si fuera el último” Cholo Simeone

Se acuerdan cuando tocaba “normalizar” la economía. Que tiempos aquellos. Casi ni nos acordamos. El nuevo mantra aceptado por buena parte del mundo occidental es la Teoría Monetaria Moderna (MMT) por la que un estado soberano puede endeudarse cuanto quiera ya que su solvencia es ilimitada y otra idea que está cuajando es la llamada “nueva normalidad” que consiste en que la deuda tenga tipos negativos.  

La situación hoy es que la deuda global (publica + privada) equivale al 226% del PIB mundial, cuando en la Gran Recesión del 2008 estaba en el 193%. Lo que ha cambiado es que en 2008 los que estaban cargaditos de marrones eran los bancos y hoy son los inversores institucionales, aseguradoras y fondos.

La búsqueda irresponsable de rentabilidad en un entorno de tipos negativos, ha llevado al mercado institucional a inversiones poco líquidas y con una asunción de riesgos extrema para obtener algo de rentabilidad. Y esto preocupa a los jerifaltes mundiales. A los especialistas del FMI, no les da miedo una recesión por el hecho de que la economía deje de crecer. Lo que les da miedo es que una recesión podría ocasionar impagos sobre billones de dólares de deuda privada y pública en todo el mundo, calculan que en torno a 19 billones podrían entrar situación de impago. Si es que hasta Grecia ha empezado a  tener tipos negativos….Grecia. Hagan memoria, recuerden como estaba Grecia hace 10 años, recuerden el corralito, recuerden las manifestaciones en la Plaza Sintagma de Atenas, recuerden que era un país en la bancarrota….pues hoy tipos negativos. Es la magia de Draghi.

Para mi, y puestos a vaticinar catástrofes, el punto más caliente es éste. Solo en Estados Unidos hay 2.9 billones de dólares (trillions) en deuda BBB, que es el último grado de inversión; si les bajan un notch (un grado) dejan de  ser opción inversora para multiples instituciones (aseguradoras y determinados fondos de pensiones). Para ponerlo en contexto, el nivel de bonos BBB hoy en los USA es más de cuatro veces el que había en 2008.

La verdad es que el FED ya inició una política seria de normalizar la situación, con subida de tipos al 2,25% y reduciendo balance en 40.000 millones de dólares al mes, ahora bien, poco ha durado la cosa, el FED, después de unas intervenciones de urgencia en el mercado de repos con la amenaza de una crisis de liquidez en ciernes -el repo a un día ha llegado casi al 10%- ha vuelto a políticas acomodaticias y el pasado 30 de octubre bajó los tipos un cuartillo, aunque luego con la boca pequeña, dijo que los tipos están hoy bien “reposicionados” y que para volverlos a bajar hará falta una “sustancial revaluación”, vamos que porque Trump aprieta, que si no, no los bajaba.

La situación de fondo no es mala, pero seguramente la cima del ciclo ya es pasado. Es como cuando cumples los 40. No estás mal, pero seguramente ya has vivido cerca de la mitad de tu vida, y lo mejor casi seguro que ya no está por llegar. Pues así está la economía.

En positivo, no olvidemos que estamos en año de elecciones USA (3 de noviembre 2020) y son periodos  que estadísticamente son alcistas (teoría del ciclo presidencial) y desde luego no me gustaría estar en la piel de Powell, cuando Donald Trump empiece a presionar de verdad para que siga la fiesta.

A pesar de los pesares, lo cierto es que este año, Tanto en bolsa como en bonos (via precio) los mercados están dando muchas alegrías, sin ir más lejos, el Eurostoxx 50 supera el 23%, con el Mib italiana liderando con más de un 28% y el rezagado ¿adivinen?, nuestro Ibex con un 10%.

Chart en marco semanal del Eurostoxx. Alcista de libro, luchando contra los máximos de 2017. Para los seguidores del chartismo parece que ha dibujado un hombro-cabeza-hombro invertido (1-2-3)

12

Y el S&P 500 tambien por encima del 23% (chart en marco semanal)

11

Hay vértigo, hay riesgos y hay incertidumbre ante cada nuevo dato que empeora la última observación, pero con tipos negativos y los bancos centrales animando el cotarro, ya ven; un año que parecía el año uno de la crisis y subiendo más de un 23%…. Y Trump queriendo repetir. Hay partido.

Cuando los bonos hablan, la bolsa calla

“Get out when you can, not when you have to” Jesse Livermore

Aunque a los bolseros nos guste creer que la bolsa anticipa la economía, en realidad no es un buen anticipador de cambios de ciclo; o al menos no tan bueno como es el mercado de bonos.

Cualquier día de estos nos van a sorprender hasta en el Chiringuito de Jugones hablando sobre la curva invertida. Todos los días hay artículos y análisis sobre la curva invertida por parte de los tertulianos más variopintos,  advirtiéndonos que “uhhhh, que miedo” que estamos en puertas de una recesión. Ya he tratado en otros posts la curva invertida, sencillamente quédense con estas ideas:

  1. Significa que los rendimientos de los bonos a corto plazo son más altos que los rendimientos que los bonos a largo plazo. Por rendimiento debe entender la TIR del bono, que varía de forma constante en función de la cotización del precio del bono en el mercado. Largo plazo: 10 años. Corto plazo: algunos economistas utilizan el 2 años y otros el tres meses. Les voy a mostrar las dos gráficas.
  2. Decía que la bolsa no es un buen anticipador de cambios de ciclo. En cambio los bonos si: la inversión de la curva ha predicho seis de las últimas seis recesiones.
  3. ¿Significa esto que vamos a entrar en recesión con seguridad? No. Pero si muestra que el smart money vislumbra un futuro pesimista y que las probabilidades de entrar en recesión son cada vez más altas. Por otro lado, desde que se  verifica una curva de tipos invertida hasta la recesión,  se han visto periodos de hasta 14 meses y si además se produjese una reacción del Fed y del BCE, pudiera ser que la inyección en vena alargue la vida del ciclo expansivo actual, pero no nos equivoquemos; los bancos centrales controlan muy bien los tipos a corto plazo pero no los de largo plazo, y tipos a largo bajos, suponen que los inversores esperan debilidad en la economía.

Conclusión: si usted es un inversor particular opere según la tendencia de los mercados y no se anticipe en exceso por lecturas de curva de tipos o cualquier otra noticia. Nosotros somos rápidos comprando y vendiendo (o deberíamos serlo).  Otra cosa es la actuación que debe hacer un gestor de fondos que maneje carteras de cientos de millones en bonos o acciones. Ahí si tendría muy presente la cita del gran Livermore del encabezamiento.

Diferencial curva de tipos diez años vs tres meses:  -0.40%

fredgraph 10

Diferencial curva de tipos diez años vs dos años: +0.02%

Fred 11

Otro deporte nacional es, además de pronosticar el cuándo de la recesión, pronosticar el qué la va a provocar. Deben creer que la economía funciona como si hubiese un mando on/off para activar y desactivar recesiones. A priori es imposible determinar eso. A posteriori si, se explica muy bien; ya saben aquello que un economista te explica hoy lo que ocurrió ayer  y no supo prever.

A mi juicio la escuela austriaca de economía es la que mejor define nuestro contexto actual y sus consecuencias. Lo que vienen a decir es que las medidas anticíclicas siempre acaban con una expansión excesiva del crédito, con tipos de intereses forzadamente bajos y políticas monetarias muy expansivas  que nos llevan a inversiones de muy bajo o nulo retorno (industrias y sectores zombi). Esta expansión del crédito nos lleva a un crecimiento artificial que acaba generando burbujas  y todos sabemos  cómo acaban siempre las burbujas.  

Cuando pienso en la explicación de los austriacos sobre los ciclos, lo que visualizo es exactamente la foto de la situación actual. Después de 10 años de expansión monetaria y represión financiera, las economías occidentales (y los chinos también) dan señales de agotamiento y la respuesta vuelve a ser que lo que hace falta es… más crédito. Hay que meterle otro chute más al sistema porque se nos cae. El problema de tanta droga es que cada vez tiene menos efecto y un buen día te mueres, te pongan lo que te pongan.

Algunos datos recientes para su buen gobierno. Son datos, no opiniones.

  • Más de 15 billones (billones de 12 cifras no billions) de deuda en tipos negativos. El 100% de la deuda holandesa y suiza está en tipos negativos, el 90% de la alemana. Gurulandia opina que esto es el “qué” que desencadenará la gran crisis que viene. Esto junto con los altos niveles de deuda mundial que son impagables.
  • Primer bono corporativo en negativo: Nestlé, si quiere comprar un bono nuevo de Nestlé, tendrá que pagar por ello.
  • Alemania ya en contracción y encuesta IFO débil
  • Caída ventas minoristas en Japón en julio el 2.3% e interanual del 2%. Menor gasto implica debilidad del PIB
  • Argentina en su enésima crisis
  • ISM manufacturero USA de agosto entra en terreno de la contracción con 49.1 vs 51.3 esperado
  • Leading Indicator americano julio mucho mejor de lo esperado con +0.5, de hecho el mejor dato desde septiembre 2018. Datos positivos en permisos construcción, diferencial tipos y evolución bursátil

Situación técnica de los mercados:

Eurostoxx 50

 

A0 Eurostoxx

S&P 500

A0 SP

 

Aunque el índice americano tiene un aspecto global mucho más alcista, empiezan a estar bastante acoplados: lateralidad y tendencia sin fuerza (el DMI es una forma objetiva de calcular la fuerza de una tendencia, por debajo de 20 estamos en movimientos débiles)

Es tiempo de espera, el mercado espera movimientos de los bancos centrales -el nuevo chute de dinero- para moverse hacia arriba si las medidas son las que el mercado espera o hacia bajo si defraudan. No hay más. No es China, no es el Brexit… ni siquiera es Neymar (vaya veranito). Política financiera expansiva pura y dura. Recuerden estamos en año de elecciones USA.

En cuanto a la renta fija, pues hasta el infinito y más allá.

Futuro del Bund

 

A0 Bund

Tendencia alcista extremadamente fuerte ( DMI -linea azul del ADX- en valor 58)

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo

Entendiendo el ciclo bursátil con Kostolany

“Si en el mercado hay más tontos que papel, la bolsa sube. Si hay más papel que tontos, la bolsa baja” André Kostolany

Tras los fuegos artificiales de 2018 en el que la mayoría de activos dieron retornos negativos, nos las prometíamos felices por la “vuelta en V” con la que abrimos 2019.

Vuelta en V

Hoy, ya no desbordamos tanta alegría. Nos asaltan las dudas sobre si estamos en una toma de beneficios –corrección- o es un verdadero cambio  de tendencia.

La clave del inversor de éxito  y cuando digo inversor pienso en medio y largo plazo, es invertir al vaivén del ciclo bursátil (muy correlacionado con el ciclo económico). Pero eso es lo fastidiado: nadie sabe en que momento exacto estamos del ciclo. Los errores de predicción del FMI y de los servicios de estudios más reputados son de órdago. Imagínense entonces las probabilidades que tenemos nosotros de acertar. Pero si acertar de pleno no es posible, si podemos, si no saber, si intuir (y  tomo una de las acepciones que da la RAE “percepción íntima e instantánea de una idea o una verdad que aparece como evidente a quien la tiene”) en qué fase del ciclo bursátil nos encontramos.

Les presento el huevo de Kostolany. Una herramienta simple que les hará pensar dos minutos antes de abrir una posición, y es posible que sean los dos minutos mejor aprovechados de su tiempo como inversores.

Todos saben quién es George Soros, pero pocos quien fue Kostolany. Los dos nacieron en Budapest y los dos son dos especuladores legendarios. Desconozco si el hecho que Soros sea practicante de la religión judía y Kostolany católico pero descendiente de judíos tiene algo que ver (el 41% de los Nobel de Economía son judíos) pero de verdad que son geniales. Cuando los lean verán que eso de identificar la especulación con el day trading es algo bastante tonto.  La especulación de primera división es a medio y largo plazo y presenta una gran dificultad: requiere pensar.  Si quieren quedarse con una sola idea de Kostolany, les sugiero esta:

“El papel decisivo corresponde siempre a la liquidez. Algunas decisiones de los bancos centrales y política crediticia y algunos signos de la política de los grandes bancos, puede dar algunas pistas. Si no hay liquidez, la bolsa no sube”

Kostolany  tiene publicados varios libros en español  que valen su peso en oro. No espere sistemas,  indicadores o estrategias concretas. A cambio obtendrá reflexiones de un especulador profesional de verdad y el esquema mental adecuado para afrontar la incertidumbre de los mercados.

Una de las herramientas favoritas de Kostolany era “el huevo de Kostolany”

Esta herramienta consiste en delimitar el ciclo bursátil en seis fases de forma gráfica y dado que es imposible predecir (aunque algunos se empeñen en lo contrario) dar una pauta fundamental de como actuar en cada una de las fases.

Las tres fases denominadas “A” son de expansión bursátil y las tres “B” de contracción.

KOSTOLANY

Fases de Compra: B3 y A1. La fase B3 es la de máximo pesimismo. No se compra en el punto más  bajo (quien quisiera) pero se compra ya a muy buenos precios. Ese es el  tramo Buffet. La fase A1 es donde invierten los especuladores muy, muy  buenos: al inicio del giro. Ese es el tramo Paul Tudor.  Las noticias siguen siendo malas, pero el mercado, que es un mecanismo de descuento, ya empieza a reflejar la mejora que viene.

La fase A2 sigue siendo de compra y de estar invertido (aunque en el esquema ponga “waiting” es “compra”). Todo sube. Goldilocks Economy. Ese es el tramo dónde nos podemos sumar los currelas del mercado. Horizonte despejado, poco miedo y el ciclo económico apoyando al ciclo bursátil.

Las fases A3 y B1 son las fases de techo. En A3 seguimos yendo como motos. Que si  esta vez es diferente, que si Superciclo alcista o lo del Nuevo paradigma…lo de siempre vamos, más viejo que Matusalem. Es un  mercado inflado de forma artificial en el que las casas de inversión sueltan papel –poco a poco no vaya a ser que se note la cosa- y los particulares siguen comprando por la dichosa avaricia. En B1 ya empiezan a ser evidentes  algunas  señales de alarma; la economía crece pero menos, los indicadores adelantados dan señales mixtas, los bancos centrales tienen que empezar a subir tipos por una inflación cada vez más alta…Ojo, rebobinemos; en el nuevo paradigma de inflación baja perpetua  ¿van a volver a subir los tipos?

El Fed, el único banco central que ha subido tipos en los últimos años, no descarta una bajada en 2019 y dos en 2020 (años presidencial recuerden) y aunque  llevan tiempo anunciando futuras subidas, se contradicen y nos acaba de explicar  a través de sus actas del 10 de abril que la inflación “se encuentra en niveles incómodamente por debajo del objetivo del Consejo de Gobierno”… a veces me pregunto en qué mundo viven estos tipos. La única inflación que se genera es  en el inmobiliario gracias a sus políticas de tipos cero. Para ponernos alegres reconocen además que la debilidad de la economía en la zona euro es “mayor incluso de lo que se pensaba”.

La política de tipos ultra bajos ha llevado a los bonos a máximos históricos, como muestra el chart del Bund:

bund

Y vean también el sectorial del REIT americano, hace tiempo ya que ha alcanzado los niveles pre burbuja de la gran recesión y ahí sigue. Excesos monetarios. (Reit: invierte en inmuebles)

reit

Bien, pues el B1 es cuando los inversores duros de Kostolany (los profesionales) se dan cuenta de la broma y empiezan a soltar el papel de verdad, es la fase de distribución (también distribuyen los más tempraneros en  la A3).

La fase B2 es una caída en toda regla, en la que no vendemos porque nos aferramos a la esperanza que “tiene buenos fundamentales”, “es una buena empresa” y demás vaguedades que nos sirven de confort espiritual y acabamos vendiendo en B3 cuando los mismos que nos vendieron las acciones en A3 y B1 nos las compran.

Y dónde estamos ahora. Nadie puede decir que lo sabe a ciencia cierta, pero con una curva de tipos que si no está invertida si que está muy plana y algunos síntomas de cansancio…Brasil en contracción económica por primer vez desde 2013, paro en Alemania sube en mayo por primera vez desde 2013, el PIB español del primer trimestre que con aquello de las elecciones,  la crisis del Madrid y lo que iba a ser el triplete del Barça apenas lo hemos comentado. Pues miren, a pesar de que ha subido un 2.4% los datos de fondo son malos. El consumo privado cae 60 puntos básicos, lo que no se veía desde 2014 y tanto las exports como las imports han arrojado crecimientos negativos, lo que no se veía desde 2012 y 2013 respectivamente. Ojo que el consumo supone algo menos del 80% del PIB y si el consumo se gripa, se gripa la inversión (que es lo que mejor aguanta). ¿Hay crisis? No ¿Hay incipientes indicadores de que el futuro no pinta tan bueno como los últimos años? Si. Mi punto de vista es que aguantarán lo que puedan y en cuánto Trump vea peligrar la reelección, la Fed hará efectiva la bajada de tipos… ¿pero qué haremos en Europa que ni siquiera hemos podido subir tipos en los últimos años?

Me podrá decir que este esquema  es muy viejo y muy evidente…pero seguimos equivocándonos de momento  inversor una y otra vez, como con las promesas de nuestros políticos.  Errare humanum est.

Le sugiero que cuando trabaje sus estrategias de inversión piense en Kostolany y en su huevo (el de Kostolany,  no en los suyos) y ni que sea de forma intuitiva piense en qué fase del huevo está. No se ponga nervioso. Quizás acierte,  pero un cambio de fase de ciclo bursátil puede llevar mucho  tiempo en su formación.

Buena inversión.

El tamaño no importa: cómo seleccionar fondos de inversión

No creo necesario explicarles la importancia de los fondos de inversión como vehículo canalizador de nuestros ahorros. Si son lectores de este blog ya saben que los fondos son el vehículo de inversión número uno  del ahorrador español y a la vez, son el caballo de batalla de la banca en sus estrategias de venta.

Para hacernos una idea del tamaño del pastel, según datos de Inverco de diciembre 2018 (Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones), el volumen de fondos de inversión en España era de más de 334.738 millones de euros, de los cuales 257.551 millones correspondían a fondos domésticos y 77.187 millones a fondos internacionales, con más de 11 millones de partícipes en domésticos y más de 4 millones en internacionales.  Y las gestoras con mayor volumen en dicha fecha eran Caixa con más de 43.000 millones, BBVA con más de 39.000,  Santander con más de 35.000 y la cuarta Bankia ya un escalón por debajo con más de 16.000.  

Como inversor puede tomar dos posturas: o bien tiene una actitud pasiva y acepta como mejor opción lo que le recomienda su banco sin más, o bien puede participar en el proceso de toma de decisiones. Yo no voy a decirle que es lo que debe hacer ¡es su dinero! Para los que sí quieren participar en el proceso de selección de los fondos de su cartera, cuatro ideas que les puedan servir de guía:

  1. Seleccionar fondos no es fácil

Supongan que soy cliente del que ha sido nombrado “mejor banco de banca privada en España” por The Banker  en 2018 que son los rojos…norrr, no son Podemos, son los del Santander Private Banking (SPB). Y una buena mañana de sábado como ésta me digo “voy a escoger buenos fondos” y me voy a la web de mi banco.  Lo primero que me encuentro es que ofrecen con orgullo “más de 18.000 fondos de más de 350 gestoras”. Vuelva a leer, si seleccionar acciones del Ibex 35 ya le causa insomnio y pone “35” por algo, imagine seleccionar entre 18.000 vehículos de inversión.  Fácil, lo que se dice fácil no parece. Siga leyendo…

  1. La selección de fondos es accesoria a la distribución de activos

Ecco li, a veces nos volvemos locos con la selección de fondos y es una técnica accesoria a la clave del asunto. Dos ideas a recordar:

  1. La distribución de activos (asset allocation) es la decisión clave en los retornos que va a dar su cartera a lo largo del tiempo. La asignación a bonos, acciones y liquidez (con todas la variantes de cada clase de activo) junto con las pizquitas de inversiones alternativas que considere (inmobiliario, prívate, hedge y materias primas) son el factor determinante de su inversión y no la selección de fondos.
  2. La selección de fondos es, en buena medida, una técnica cuantitativa. La selección de fondos se basa en criterios objetivos y cuantificables. A partir de ahí le podemos poner el relato que queramos de buenos gestores, de la inversión por convicción, de leyendas de la inversión incluso como Buffet, Dalio, Bolton, Lynch… pero en su esencia lo que se analiza para escoger buenos fondos son números. Y los números son fríos. Son sistemáticos. Son cabrones. 

Aunque nos guste el relato y los asesores de inversiones nos pasemos buena parte de las reuniones explicando historias, la selección de fondos no va de historias, va de cifras. Seguimos siendo unos primates disfrutando de historias frente a una hoguera;  nos gustan las historias noveladas, nos gusta que nos expliquen las principales ideas de inversión del fondo y que pensemos “caramba, que interesante” y si además el tipo que nos lo cuenta sabe de lo que habla y nos lo explica con convicción… ¡que ya voy tarde, quiero ese fondo y lo quiero ya!… pero lamento ser un aguafiestas; la selección de fondos va de números, no va de historias. Fin de la cita.

Imagine la siguiente situación y deme su opinión:

Son dos charts preparados especialmente, pero el objetivo es que se queden con la idea:

QQQ-Nasdaq

QQQ-Semanal

GLD-Oro lingote

GLD-Semanal

  • Entre abril de 2009 y septiembre de 2018, cualquier fondo en dólares del Nasdaq lo tuvo que hacer bien por narices. Si se hubiese creado un fondo denominado “Nasdaq Contubernio”, teniendo como cogestores con decisión mancomunada a Quim Torra y a Pablo Casado…también hubiese sido un fondo rentable
  • Entre septiembre 2012 y enero 2016 el oro (GLD) lo hizo de pena. El Messi de los fondos de oro también lo hizo de pena (y el CR también venga, no se me enfaden los vikingos).

De forma muy burda y simplista, ésta es la idea para entender por qué la distribución de activos que usted determine es lo que dará más o menos caballos a su cartera y no la mera selección de fondos. Recuerde que el fondo es un vehículo de inversión sin más, un almacén dónde acumulamos activos financieros. La selección de fondos a lo que nos ayuda es a encontrar al mejor jefe de almacén, pero si lo que guarda el almacén es marrón y viscoso, por bueno que sea el jefe de almacén, no lo convertirá en pulidos diamantes.

  1. Indicadores de performance / Track record

Performance significa actuación, y el track record del fondo es el historial. No se me queje que a mí me duele el alma cuando en una conference call –otro término de moda de nuestros tiempos- alguien dice “mutaros” para silenciar el cacharro,  y me pongo a buscar a los X men en vez de silenciar el micrófono.

Hay dos escuelas de selección de fondos. La mala y la buena.

La mala es seleccionar fondos exclusivamente por el ranking. Invertir en los fondos que mejor lo han hecho el año anterior. Es cierto que en ciclos de fuerte momentum funciona y aunque nos disgusta a los profesionales de la cosa y no lo queramos reconocer, si se dan mercados con tendencias fuertes, y se escogen los fondos más rentables sobre esos mercados el asunto funciona mientras dure la tendencia (que se lo digan a los del Nasdaq).

La buena consiste en seleccionar fondos por su rentabilidad ajustada al riesgo. Supongamos un fondo M que ha dado una rentabilidad de 10 con un riesgo de 8 y un fondo N que ha dado una rentabilidad de 7 con un riesgo de 2 (sí, vuelve a ser rebuscado, pero se trata de coger la idea).  El fondo M es el que va por delante en el ranking, es mucho más rentable que el fondo N, pero resulta que el gestor del fondo M se juega la vida para conseguir esa rentabilidad y el del fondo N gestiona el riesgo como un señor (o señora, no vaya a ser que tengamos lío, por supuesto dónde pone asesor puede poner asesora y donde pone fondo puede poner fonda, ya no viene de ahí). A lo que iba, un buen asesor de inversiones, debería recomendarle el fondo N sin titubear y explicarle con números el porqué.

Aspectos básicos a considerar en los indicadores de performance:

  • Compare fondos comparables: no tiene sentido comparar un fondo de bolsa japonesa con un fondo de mercado monetario euro. Naranjas con naranjas y peras con peras
  • ¿Capacidad o suerte?: no valore fondos de inversión por lo que han hecho en el último año. Cada año le toca la lotería a algún gestor que luego desaparece. Mínimo tres años, mejor cinco y si tiene comparables con diez años mejor, porque así podrá ver el comportamiento del fondo en ciclos completos de mercado
  • Sea conciso y sistemático: existen múltiples indicadores de rendimiento; Sharpe, Treynor,  Alpha de Jensen, Sortino, Información…salvo que usted sea un obseso de las matemáticas y disfrute con los números no se ofusque. Morningstar –si es lector del blog ya sabe de mi amor verdadero por esta compañía- tiene todo lo que necesita y más; Sharpe, volatilidad, R cuadrado, Alfa… Para que se haga una idea, con Sharpe podrá llegar a conclusiones como las del ejemplo del fondo M y N bien fundamentadas. Si tiene interés en el asunto, en mis dos libros sobre finanzas trato con detalle el asunto de la selección de fondos (un poco de autobombo por favor).
  • Empápese de DFI. Cuándo analice un fondo le tienen que dar el DFI (Datos Fundamentales para el Inversor) dónde el riesgo se califica de 1 a 7. Si el fondo pone riesgo “6”, es riesgo 6 y no es un “cuento de estos de la CNMV que son muy conservadores, ya sabes”. Que no. Si pone 6 luego las quejas al maestro armero. El problema viene siempre por lo mismo: vender rentabilidades, mirar sólo y exclusivamente la rentabilidad.
  1. Costes

Ante fondos similares escoja el menos caro. A corto plazo la comisión hace cosquillas, a largo plazo el impacto de los costes es importante (en planes de pensiones ni le cuento).

Buena parte de los analistas consideran también el tamaño del fondo. Pero a mi juicio, si hay talento…el tamaño no importa. 

Buena inversión.

 

Análisis Técnico para inversores: 1/2019

A falta de cuatro días para finalizar el mes de enero  y tal como me comprometí en la última entrada (Invertir en 2019), les voy a dar mi visión técnica; lo más objetiva posible de lo que nos están diciendo los mercados en estos momentos a través del análisis técnico.

Unas premisas previas para entendernos:

  • Como blog para inversores vamos a ver un gráfico en marco temporal semanal en formato “montaña” que les va a liar menos que los candles japoneses. He incluido una media móvil exponencial de 20 semanas, en rojo cuando la pendiente de la media es alcista y en azul cuando es bajista. Para algunos especuladores a largo plazo, esta simple herramienta –media móvil semanal- es más que suficiente para operar.
  • Para ver el momento he incluido únicamente el oscilador de “momento” (no suena muy original lo sé).  Me explico: El gráfico de precios nos dirá si un mercado está subiendo, bajando o en un rango indefinido.  El momento, nos informa del ritmo del mercado, nos dice a qué velocidad está subiendo o bajando el mercado, si gana o pierde velocidad. Este oscilador es tan simple como restar al precio de cierre, el precio de “n” periodos. En este caso he tomado como periodo 26 semanas (medio año). En el momento es preciso valorar si está por encima o por debajo de cero y también qué pendiente presenta, si alcista o bajista.
  • Ustedes no lo van a ver porque ya sería un gráfico excesivamente complejo para inversores, pero también les voy a indicar que mensaje nos da el movimiento direccional, que mide la fuerza y dirección de la tendencia (ADX y DI) y si hay algún nivel de precios significativo que valga la pena valorar (soportes/resistencias y niveles de retroceso).

Me perdonarán que no me extienda más, pero no quiero hacer la explicación más farrogosa de lo necesario. Mi intención es que además de utilizar como base de sus decisiones el análisis fundamental, le den una oportunidad a un análisis técnico simple que, créanme, tiene una utilidad brutal para entender los movimientos del mercado. Si tienen dudas sobre estos conceptos tanto Wikipedia como Investopedia  (en inglés) se lo explicarán mucho mejor que un servidor.

Para interpretar lo que viene a continuación es necesario recordar uno de los principios básicos de la Teoría de Dow que dice algo así como “se presume que una tendencia está en vigor hasta que da señales definitivas de que ha retrocedido”. Es decir, si un mercado tiene una tendencia clara, tanto alcista como bajista, para determinar que ésta ha cambiado, precisamos señales muy claras y muy contundentes del cambio. 

Here we go:

Global Dow 150 (en dólar, 150 mayores empresas del mundo por capitalización)

1

  1. Tendencia del precio bajista. Máximos más bajos, tendencia bajista
  2. Momento menor que cero y pendiente plana
  3. Movimiento direccional bajista sin fuerza en la tendencia
  4. Nivel: rebote del 50% entre máximos de septiembre y mínimos diciembre. Cercano a primera resistencia relevante
  5. Opinión: Para pasar nuevamente a predisposición alcista preciso que rompa resistencia y que el momento tome pendiente alcista al menos. Ahora mismo está en ese punto de momento de la verdad (retroceso 50% y resistencia delante), que puede romper y volver a subir o rebotar a la baja y confirmar la tendencia bajista

Stoxx 600 Europe (índice representativo europeo con 600 compañías de 17 paises)

2

Todo lo dicho en el anterior sirve pero más bajista todavía. El precio simplemente ha rebotado al nivel del 33% entre máximos de julio y mínimo de diciembre y tiene por delante una resistencia relevante. El momento por debajo de cero. Observo que el fuerte rebote de este mes viene de un mercado que estaba muy sobrevendido (cayó con excesiva fuerza) y ni que sea por reversión a la media ha ido a niveles de la media móvil de 20 semanas. Misma opinión: tiene que romper la resistencia de forma contundente para darme el mensaje de que la tendencia bajista ha quedado atrás.

S&P 500 (este índice representa….no querrá que a estas alturas le presente a Mr.Market no? )

3

La película se repite, aunque en este caso tras muchos años de subidas casi continuas. Mínimos más bajos, tendencia bajista, mercado muy, pero que muy sobrevendido (observen que el momento ha caído a los niveles más bajos con diferencia en 200 semanas) y rebote a la media de 20 semanas. El precio está ahora mismo en el 50% de rebote entre máximos de septiembre y mínimos de diciembre y tiene una resistencia fuerte en el 2.800. No puedo más que repetirme y decirles que si rompe resistencia es probable que se ponga a testear los máximos de septiembre y si no la rompe y rebota a la baja…cuidadin, estaría confirmando la tendencia bajista, y si Mr.Market se pone bajista en serio, déjense de Brexits y presupuestillos de Sanchez. Éste es el que manda.

Emergentes (IShares EEM que lista más de 900 compañías de países emergentes)

4

OJO, aquí hay novedades. Ha roto los últimos máximos más bajos, es decir, ha roto la estructura bajista y la primera resistencia reseñable y aunque el momento está por debajo de cero, presenta fuerza en su tendencia (marcada en el gráfico). El movimiento direccional no presenta fuerza alguna pero esta misma semana se ha producido un cruce semanal de bajista a alcista (en 13 periodos). Recomendación: el que esté que siga y el que no esté -y le interesen estos mercados- que lo tenga en radar. Importante: utilizo este tracker por ser uno de los más seguidos en el mundo, pero es muy heterogéneo y hay que seleccionar bien antes de tomar decisiones, ya que incluye entre otros, tanto a China, como a Brasil, como a Corea del Sur (que no se que narices pinta Samsumg o Hyundai en el mundo emergente). 

Lo más importante, es que a diferencia de los mercados desarrollados ya ha formado un suelo, un final de la caída, que es el primer paso antes de volver a subir.

Ibex. Somos hispanos, no podemos dejar de ver lo que ocurre en casa

5

Bajista y sin momento. Me tiene que romper el 9.400 para que me lo empiece a creer y si rompe el 9.500 con alegría y momento será mi hombre. Está dando un primer paso que es la rotura del último máximo más bajo, a partir de ahí si sigue subiendo ver la forma de incorporarnos y si rebota a la baja estaría confirmando debilidad.

Nyse New Highs-New Lows. Indicador de amplitud de mercado 

ny 7

Mensaje muy importante: ha dejado de caer y está plano. Lo que aún no nos quiere decir es si está tomando fuerzas y va a subir, con lo cual hay que subirse nuevamente al mercado americano o si simplemente se está tomando un descanso y va a retomar la senda bajista.

En general, a los inversores nos gusta más el análisis técnico cuando los mercados están inmersos en una fuerte tendencia alcista, cuando la tendencia de los precios es alcista sin duda alguna (mínimos cada vez más altos), el momento está fuerte (por encima de cero) y los indicadores de amplitud como este del Nyse, no hacen más que subir y confirmar la tendencia (observarán que hasta febrero 2018 no hizo otra cosa que subir). Pero créanme que cuándo más útil es el análisis técnico es en momentos como el actual, en los momentos “bisagra”, cuando el mercado se nos pone gallego y no tenemos claro si sube o si baja. En estos momentos el análisis técnico no nos dará la respuesta clara que nos gustaría, pero si nos hará dudar antes de tomar una decisión y nos dará lo más importante que cualquier herramienta o sistema puede hacer por nuestras inversiones: evitar los errores de bulto.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

EFPA Congress 2018  “El exceso de liquidez es el opio del banquero”

El 25 y 26 de octubre se ha celebrado el congreso de EFPA España en Sevilla. Voy a tratar de explicarles de forma concisa algunos de los mensajes que se dieron y, por supuesto, aportar mi visión gamberra e irreverente de lo que vi. Avisar que es una interpretación libre, que seguro contiene errores, por lo que ya por anticipado pido disculpas. Absténganse de seguir los asesores financieros que se toman demasiado en serio a sí mismos.

logo-congress-sevilla

El orador estrella fue Pedro Solbes. Mal empezamos pensé y hay que reconocer que el Sr. Solbes no defrauda: fue una pesadez. Nos explicó las batallitas de la entrada de España en el euro.  Lo peor que se puede decir de Solbes es que a todo el mundo  le recuerda al Sr. Pizarro.

Pero  la justicia divina existe y el segundo orador fue sabiduría pura. Don Aristóbulo de Juan, el que fuera director del Banco de España en los ochenta nos dio una lección de banca. Para empezar la cita del título del post es suya. Don Aristóbulo nos explicó lo que a su juicio son las etapas de deterioro en la gestión bancaria. Algunas anotaciones:

Un banco con buena gestión tiene un nivel de capital adecuado, un buen equipo directivo y una política crediticia de calidad. Se puede pasar de una buena gestión a una situación más complicada o de “errores técnicos” cuando el banquero tiene un deseo de crecer por crecer o también por inadaptación al cambio. Si además esta situación de “errores técnicos” coincide con políticas monetarias expansivas la cosa empeora ya que “el exceso de liquidez es el opio del banquero”. En esta etapa hay concentración de riesgos, laxitud en el recobro; y a partir de aquí el banquero puede tomar dos opciones: o lo corrige asumiendo las  consecuencias o a falta de buena supervisión toma la opción de ganar tiempo. Si toma la segunda opción (que parece ser más habitual de lo que creemos) el banco entra en la “etapa cosmética” que es cuando el banquero invierte la cuenta de resultados: el dividendo pasa de estar abajo a estar arriba y a partir de ahí se “rediseña” la cuenta de resultados. Destacó también el ponente que el hecho de que el capital mínimo requerido se base en modelos creados por las propias entidades no favorece las labores de supervisión y que a través de las refinanciaciones, los peores créditos  de una entidad no están contabilizados como morosos. Otra forma  de uso creativo de la contabilidad es crear vehículos fuera del balance del banco, al cual se traspasan activos malos. El resultado es que dichos activos  ya no se reflejan en el balance por lo que ya no hay que asumir más dotaciones por ellos y el banco mantiene el gobierno de dicho vehículo donde se han aparcado esos activos no productivos. Es también habitual que en esta etapa el banquero se “haga la cama”, es decir, prepare ya su salida de la entidad y a partir de aquí ya se puede entrar incluso en acciones fraudulentas.

Responsable: el banquero y su equipo de gestión. Responsable subsidiario: el supervisor por su actitud tolerante y pasiva. Insistió en que toda supervisión basada en modelos elaborados por los propios bancos puede ocultar situaciones negativas para el banco, y que lo cuenta no son los apuntes contables, sino los flujos de caja autogenerados por la actividad bancaria

Acabó indicando que en las crisis bancarias siempre se dice que ha sido un problema de liquidez, cuando no es cierto: ha sido un problema de mala gestión que, finalmente ha devenido en un problema de liquidez. Grande Don Aristóbulo. Lo mejor del EFPA Congress sin ninguna duda.

Luego tuvimos una mesa redonda de “gestión activa vs gestión pasiva” que para mí era de lo más interesante del congreso. Por la parte de gestión activa la mesa estaba constituida por cuatro grandes gestoras: Carmignac, Fidelity, M&G y Pictet. Como representantes de la gestión pasiva: nadie. No hace falta que les explique las conclusiones a las que llegaron. Por supuesto ninguno mencionó el último informe de Morningstar que refleja que en los últimos diez años, solo 2 de las 49 categorías de fondos europeos ha batido a su índice de referencia…. Les dejo un link al respecto https://cincodias.elpais.com/cincodias/2018/10/03/mercados/1538576768_802268.html

La siguiente sesión fue de Fintech y la conclusión es que el fintech no para de crecer y que para cualquier necesidad financiera que se nos ocurra ya tenemos empresas finctech  que cubren ese espacio. Entre los ponentes estaba Keith Richards que es el CEO de la Personal Finance Society inglesa  y más allá de llamarse como el guitarrista de los Rolling es un señor que a pesar de hablar un perfectísimo BBC English  y hablar bastante despacito (le debieron avisar de lo del “inglés medio”) le pusieron detrás un señor con barba que hacía de traductor y que tradujo “sandbox” como “caja de arena” en una sesión de Fintech y se quedó tan ancho. La conclusión fue que el roboadvisor más que verse como un rival del asesor humano se ve como un complemento y una ayuda para perfeccionar los procesos de asesoramiento. “Robo for the advisors” que dijo el representante de Bankia.

Luego seguimos con nuestra querida Mifid II. Para mí la segunda mejor intervención en el congreso fue la de Gloria Hernandez de Finreg360 que ya me ganó el corazón cuando bautizó lo que está pasando como “Mifid en tiempos revueltos” haciendo mención a un culebrón de nombre parecido. A destacar  que pese a los pesares Mifid II es exigible desde enero 2018 y que para nuestra “alegría” es una norma cambiante y que va a seguir cambiando en el futuro, así que lo mejor es estar adaptados y al día. También supimos que Mifid II se está llevando por delante el modelo de las EAFIs (perdón EAF) y que las grandes van a acabar como gestoras de fondos. Ah, me olvidaba de algo importante, resulta que una entidad financiera tiene como cliente a Don Alberto que sabe mucho de la Mifid y a Doña Purita que la pobre no sabe de nada (esto no es una coña de las mías, se dijo en el estrado…).

Seguimos con inversiones alternativas. Poco que añadir, vino un jurista que ha escrito un libro sobre el bitcoin para decir que no le gusta el bitcoin, un señor que vino el Uruguay para hablar de invertir en obras de arte y un histórico del prívate equity para explicar cómo funciona su sector.

Tocaba pausa de comida, tuvimos una buena pitanza a mi modesto entender pero la organización tuvo un fallo: un buen Beronia crianza 2015 sin limitación. Como es de mala educación no aceptar las invitaciones, puedo dar fe que en la mesa que me tocó, el Beronia se movió con brío y todos los comensales; extraños  una hora antes, nos despedimos entre abrazos, prometiéndonos amistad eterna. Mala señal para la tarde que se avecinaba.

Angel EFPA Sevilla

La primera sesión de la tarde era de renta fija. Beronia más renta fija problemas al canto pensé. Pero no. De lo mejor del congreso. Como mesa de debate la mejor con diferencia. Buenos ponentes. Todos ellos. Pero a destacar al ponente de Allianz que se salió un poquito del guión y no fue tan “siempre optimista” como son en su totalidad los ventas de las gestoras. Nos dejó una gran idea que es que aunque solemos creer que las bolsas anticipan las crisis, lo que anticipan muy bien son las salidas de las crisis; pero que el gran anticipador de la entrada en nuevas crisis es la renta fija a través de los diferenciales…y pallá que vamos. Algún ponente recomendó invertir en bonos flotantes que van a recoger las variaciones de tipos al alza antes que otros productos de renta fija y otro ponente explicó que sus analistas ven oportunidades en el bono italiano hasta dos años ya que no prevén que en este plazo Italia vaya a salir del euro y que a los precios actuales es una buena oportunidad. Lo cierto es que se habló mucho de Italia y se explicó que a diferencia de España donde sólo el 30% de nuestra deuda la compramos los españoles, en Italia están en el 70% y que si bien Italia es un país con niveles históricos de deuda muy altos, tiene déficit primario positivo (impuestos – gastos corrientes sin incluir intereses deuda).

Quedaban dos sesiones más pero la huelga de taxis en Sevilla obligaba a coger el autocar que nos puso la organización y hasta aquí.

Para la organización un 10. Un detallazo la capacidad de respuesta al contratar autocares in situ  ante la huelga de taxistas y la puntualidad germánica en todas las sesiones y actividades. Como debe ser. 

Sugerencia a futuros ponentes: pónganse calcetines largos. Ver los pelos de las pantorrillas en las pantallas gigantes queda un tanto desagradable.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

 RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.