ETF II Mercados y Sectores

Tras la introducción al mundo de los ETF del ultimo post https://angelfaustino.com/2017/11/23/etf-i-concepto-y-estrategias/,  el siguiente paso es tener una idea de sobre qué clases de activos podemos tomar exposición a través de este vehículo.

ETF simple o ETF complejo

Unas palabras de advertencia. Como ya les expliqué, la función de un ETF es replicar un índice de la forma más barata y eficiente posible. Punto. Y les puse como ejemplo la posibilidad de replicar el movimiento del índice S&P 500 a través de un ETF de Vanguard, el VOO que cobra un 0.04% por darnos exposición a todo el S&P 500.

En el mundo anglosajón, que llevan muchos años disfrutando de los ETF, crearon un nuevo vehículo de inversión que son los ETF Smart Beta. Un Smart Beta es un ETF que no se limita a replicar un índice al uso, sino que aplica metodologías diversas para mejorar los resultados del índice, bien obteniendo más rentabilidad, bien asumiendo menos riesgo. Otra forma de los Smart Beta es creando subíndices sobre un índice mayor (hay ETF del S&P 500 value y del growth por ejemplo). Verá que en estos ETF se destacan conceptos tales como: optimización, maximización, análisis cuantitativo, inversión factorial, baja volatilidad etc.

Los Smart Beta pueden ser muy útiles pero, en general, cuando vea que el sector financiero tiene interés en mejorar algo que funciona…desconfíe. Es cierto que el Smart Beta puede ser ventajoso en determinados contextos, pero también es cierto que es una excusa como otra para aplicar comisiones mucho más altas y complicar estrategias de inversión sencillas que a largo plazo funcionan. El relato es que como estos vehículos ya no se limitan a replicar un índice, hay una gestión extra que hay que pagar. Insisto, hay de todo, hay Smart Beta muy acertados y otros que a mi juicio tienen poco sentido.

Si realmente quiero gestión entonces me voy a los fondos (a los buenos, que hay pocos pero haberlos haylos), si lo que quiero es exposición barata y eficiente a un mercado concreto, entonces me voy al ETF simple. Para abrir una posición con un smart beta tengo que estar muy convencido que, siendo gestión pasiva, me aporta valor.

ETF largo, largo apalancado, corto y corto apalancado

Este concepto lo vimos en el último post con un ejemplo. Todos los índices grandes, materias primas más negociadas (oro, petróleo, gas natural) así como índices sectoriales americanos ofrecen versiones apalancadas –multiplican por dos y tres veces el movimiento diario) y posiciones cortas –suben si el índice cae. Una vez decidida la estrategia se trata de buscar.

Divisa:

El mundo ETF es anglosajón. Encontraremos ETF de los principales índices del mundo en euros, unos pocos cotizando en Madrid y muchas más opciones en las bolsas de París, Alemania e Italia. A partir de ahí hay que pensar en producto cotizado en dólar (también hay muchísimos ETF en Londres en libras)

ETF simples:

Encontraremos los principales índices del mundo tanto geográficos como sectoriales y en toda clase de activos que nos imaginemos. Voy a poner algunos ejemplos ilustrativos:

Acciones:

Si quiero invertir en el mercado americano encontraré ETF sobre S&P 500, sobre Nasdaq 100 y sobre Russell 2000 en versión simple, corto, simple apalancados (por tres también en Nasdaq y en S&P) y en corto apalancado (por tres también en Nasdaq y en S&P). También encontraré ETF sobre el Nasdaq Composite en versión simple, pero es un índice que despierta poco interés.

Vamos a suponer que quiere acciones americanas pero no tiene claro qué índice concreto. Podría invertir a través del Vanguard Total Stock Market VTI. Le va a dar exposición a  3.626 acciones (si lo compara con las 35 del Ibex o las 30 del DAX, está claro que hay una reducción clara del riesgo no sistemático) y el bicho tiene bajo gestión 84.326 millones de dólares (septiembre 2017). Ah¡ me olvidaba, por darle exposición a esas 3.626 empresas a la vez le va a cobrar un 0.04%.

En Europa tiene ETF de todos los índices, IBEX, CAC40, DAX30, PSI, MIB, FTSE 100, etc. Para los más sofisticados y que gusten de moverse con las divisas tiene también ETF que replican esos mercados en dólar americano. Puedo comprar el Ibex a través del Lyxxib de Lyxor (gestora de ETF del grupo Societe Genéralé) en la Bolsa de Madrid, en euros que es lo suyo para el común de los mortales, pero si, por los más enrevesados motivos que se me ocurran quiero exposición al Ibex en dólar USA tengo la opción del IShares MSCI Spain Capped ETF (EWP)

Saben cuál es la categoría de activos que mayor rentabilidad lleva en los tres últimos meses… me juego dinero a que no. Es la bolsa de Vietnam. Se me antoja difícil para un españolito de Toledo o de Puigcerdà por un decir, invertir en empresas vietnamitas….pues es tan difícil como comprar acciones del ETF de VanEck Vectors Vietnam VNM que como cualquier acción que cotiza en las bolsas americanas se compra a golpe de click. Nos da exposición a 37 compañías y nos cobra un 0.66%. Y en los últimos tres meses lleva más de un 13%, por si le interesa.

En acciones tienen prácticamente todo; China, Brasil, Japón, Rusia, mercados emergentes y mercados frontera (no todos los latinoamericanos  tienen ETF), también cotiza ya algún ETF sobre la economía africana (muy pocas opciones de momento).

ETF

Sectores:

En clave europea y en clave norteamericana lo que quieran. Particularmente para replicar sectores norteamericanos me declaro fan de los SPDR (en la jerga profesional se les llama “spider” ). XLK Spdr Technology, exposición a los FANG (Facebook, Apple, Netflix y Google) y muchos más, XLF Financiero, XSD Semiconductores, XBI biotecnología, XLV Health Care…. En Europa si queremos bancos podemos comprar el BNK de Lyxor que me da exposición a la banca europea en su conjunto incluyendo bancos ingleses y suizos con un coste del 0.3%

Bonos:

Particularmente es la categoría en qué menos me convencen los ETF y donde, en general, prefiero acudir a los fondos de inversión. No obstante hay ETF que merecen mucho la pena como es el IShares JP Morgan USD Emerging Markets Bond, que me da exposición a 382 bonos soberanos emitidos por gobiernos de países emergentes (Rusia, Uruguay, Hungria, Perú, Polonia…) por darme este servicio me cobra un 0.39% y en los últimos tres años ha dado una rentabilidad anualizada en dólares del 5.91% que no está nada mal en el entorno de tipos que nos movemos en Europa y teniendo claro que nuestro riesgo son bonos emitidos por gobiernos.

Materias Primas (commodities)

Casi como en el campo de las acciones, lo que quiera y más. Oro, plata, platino, paladio, litio, café, maíz, petróleo, aluminio, cobre, niquel… ¿quiere más?. Supongamos que quiere tener oro. Oro físico. El GLD Spdr Gold Trust es un ETF respaldado por oro físico. El custodio es HSBC Bank (el mayor banco del mundo), gestiona un volumen de más de 34.000 millones de dólares y todo por un 0.40% de comisión

Hay muchos más ETF, sobre inmuebles, sobre agregados geográficos, sobre subsectores, pero no puedo alargar más esta parte. Vamos a ver algún ejemplo de Smart Beta

Por ejemplo el GURU de global X, ofrece acceso a las inversiones de algunos de los mayores y más sofisticados hedge funds del mundo. Ahora mismo tiene 58 compañias, cobra un 0.75% y en los últimos cinco años ha dado algo más de un 12% anualizado.

Dos ejemplos para valorar lo que puede hacer por usted, en todos los sentidos el Smart Beta:

IWF Ishares Russell 1000 Growth, selecciona acciones de crecimiento (growth) americanas. En el año lleva más de un 28%, en los últimos 5 años ha dado una rentabilidad anualizada del 15%. Todo por un 0.20% anual. Mejor aún el First Trust China Alphadex Fund que lleva más de un 50% en el año gracias a una selección por multiplicadores (inversión factorial).

Por otra parte tenemos ETF Smart Beta como el QDEM MSCI Emerging Markets Quality Dividend que está con pérdidas del 16% en un buen año para emergentes o el XVZ Ipath S&P 500 Dynamic VIX que va perdiendo un 15%.

Lo visto hoy, es una mínima muestra de lo que todavía es en España el desconocido mundo de los ETF. Sigan mi consejo  y si en algún momento deciden optar por este eficiente vehículo de inversión vayan a lo fácil: ETF grande de índice geográfico o sectorial. Y no se apalanquen salvo que sean especuladores con experiencia. Las carga el diablo.

Buena inversión.

Anuncios

Invertir a la defensiva: Guggenheim Defensive Equity ETF

Más allá de vaticinar si la bolsa va  seguir subiendo o va a corregir, esta semana les voy a hablar de un EFT que forma parte de esa corriente arrolladora que es el Smart Beta .

El vehículo de inversión es el Guggenheim Defensive Equity ETF y ¿por qué me gusta?

Me gusta porque nos permite tomar exposición a la renta variable americana pero con empresas defensivas. Si la cosa fuese mal –y puede ir mal- van a caer menos que el mercado; es decir, podemos mantener exposición a bolsa –recuerda que estar fuera los mejores días te quita muchísima rentabilidad- pero con coraza por si pintan bastos.

El Defensive replica un índice que es el Sabrient Defensive Equity Index, esto es lo que dice la propia compañía de su índice:

“Sabrient’s Defensive Equity Index creates a more intriguing version of a defensive portfolio than the traditional approach that focuses solely upon
low-beta, non-cyclical, ‘steady-Eddy’ stocks’.”  Scott Martindale /Senior Managing Director / Sabrient Systems, LLC

Como ves el Sabrient Defensive no sigue un enfoque tradicional de inversión, sino que busca bajas betas y acciones estables pocos sujetas al ciclo ¿eso se puede hacer?

La respuesta es el Guggenheim Defensive. Tecnicamente hablando lo hacen (datos a 30 septiembre):

  • P/E de 15.4x cuando el mercado está rondando las 25-26 veces (veces que pagas beneficios)
  • P/BV, precio valor en libros en 1.9x (veces que el precio supone el valor teorico contable)
  • Beta de la cartera: 0.64
  • Alfa del 2.75
  • Desviación estándar del 9.00%.

 La clave aquí es la Beta. Recordar que la beta mide la sensibilidad de la rentabilidad de un activo financiero en relación a la rentabilidad del mercado en cotiza. Partamos de la base que la rentabilidad del mercado es 1 por definición. Si un activo tiene una beta de 1.10, su movimiento será en promedio –al alza y a la baja- un 10% superior al mercado y si la beta es del 0.9, ídem pero el movimiento será inferior al mercado.

En el caso que nos ocupa la (increíble) beta que han conseguido los de Sabrient en su índice es del 0.64, es decir, si el mercado cae un 10%, la cartera del Defensive caerá –en promedio insisto- un 6.4%.

Lógicamente también ocurrirá lo mismo cuando la bolsa suba y subirá menos que el índice…pero es a lo que queremos jugar si invertimos a través de este vehículo: bajo riesgo dentro de la clase de activo más riesgosa (no cuento las materias primas) y en el mercado bursátil más dinámico del mundo.

Os dejo el enlace al fact sheet (ficha comercial)

http://guggenheiminvestments.com/products/etf/def

Conclusión: si estoy en el quiero y no puedo, y me gustaría mantener mi exposición en bolsa USA pero con el freno de mano puesto, con este ETF tengo una opción de baja volatilidad y baja beta. Si el mercado cae esta cartera también cae…pero un 36% menos (en promedio siempre insisto, soy un pesao pero la Beta no es un dogma sagrado que se cumple en cualquier caso y todas las ocasiones).

Decir que en los últimos cinco años ha dado una rentabilidad anualizada del 15.88% y que tiene una comisión muy superior a los ETF “simples” (algo lógico cuando hay un trabajo detrás). Los costes totales son del 0.74% cuando si quiero comprar el S&P 500 a través del Spy estaré pagando un 0.09%, pero el Defensive me ofrece otra cosa como hemos visto y sesga la cartera a posiciones de menor riesgo que el índice general (S&P 500).

Adjunto el gráfico del ETF que, como no podia ser de otra manera, es muy parecido al resto de gráficos americanos. Sigue habiendo tendencia alcista pero a la vez hay perdida de momento y tenemos la duda de si está formando un techo. Y ante la duda…(no seas guarrete) fondos o ETFs defensivos.

defensive

Recordaros que esto no es una recomendación de compra, sino simplemente una idea de inversión sobre vehículos muy poco conocidos en nuestros lares como son los ETF y más aún si cabe con los Smart Beta.

Buena inversión¡

SMART BETA: La tercera via

Esta semana el post va a cargo de mi buen amigo Rafa Fuentes que es colega de profesión y tambien es planificador financiero certificado. Nos va a hablar de la que para mi, va a ser sin duda la gran revolución de la industria de inversión en los próximos años: Smart Beta.

Hoy mismo el Ibex ha caido un 3.59% y en el mes ya va más del 9.00% (lo siento Luis no te recomendé cortos y mira…), hoy he visto saltar muchisimos stops y la duda es: si la renta variable se pone bajista y con tipos de interés al 0% ¿donde invertimos? (no se me asusten que hay alternativas)

Os invito a leer el artículo de Rafael. Es un artículo serio y profesional que nos va a dar algunas pistas de qué es eso de la Smart Beta.

!!Muchas Gracias Rafa¡¡

Rafael Borja Fuentes Díaz

European Financial Planner

  SMART BETA . La tercera vía

  En la revolucionaria década de los setenta, Barr Rosenberg Asociates realizaron unos atrevidos experimentos para aquella época, estableciendo múltiples combinaciones entre los principales factores de las inversiones financieras buscando mejorar la rentabilidad de las mismas, creando lo que en su momento se denominaron productos de “ beta biónica”. Esta es la piedra filosofal   sobre la que se ha construído lo que hoy conocemos bajo el epígrafe de estrategias de Smart Beta , o Beta inteligente , Beta alternativa, entre otras acepciones y que está removiendo los cimientos clásicos de la Gestión de Carteras.

Smart beta

 Las estrategias de Smart Beta o de Beta inteligente, han dejado de ser una moda pasajera y dentro del interesante e inteligente universo de los ETFs ya mueven volúmenes muy considerables: 400 billones en dólares USA a nivel mundial y el 19 % de todos los ETF  que se negocian en Estados Unidos pertenecen a la categoría de Beta Inteligente. En los últimos años, uno de cada cuatro nuevos productos de ETF (ETP) pertenecen a la familia de Smart Beta.

 ¿Cuál es la clave de su éxito? ¿Es sólo una brillante idea de marketing perfectamente diseñada para captar ingentes volúmenes de recursos ? La verdad es que el término anglosajón “ Smart “ vende mucho y sí lo aderezamos con el argumento comercial de estrategias de gestión que permiten obtener mejores retornos con menor nivel de riesgo, nos encontramos con un producto perfecto a priori, que en base a su filosofía conceptual seduciría a cualquier inversor. Los detractores de estas estrategias que están viendo cómo reducen sus volúmenes de contratación, se defienden reafirmando que ellos son partidarios de Smart Alfa; expresando que la única forma de batir sistemáticamente al mercado obedece a la habilidad, expertise y talento de sus gestores; además todavía no disponemos de una serie histórica suficiente prolongada en el tiempo que avale con datos contrastados todas las bondades de estas estrategias; ya que realmente, sólo empezamos a disponer datos desde inicios del año 2.011.

 Las estructuras de Smart Beta, a las que yo personalmente prefiero denominarlas de Beta estratégica, construyen carteras de vehículos de inversión cómo son los ETFs, estableciendo nuevos criterios y esquemas con el objetivo de obtener mayor rentabilidad conjugando un menor nivel de riesgo que la que obtendríamos en carteras construídas en las que los valores se ponderan por su capitalización de mercado. Nuestros osados amigos de la Hermandad de la Beta Estratégica desafían la Teoría de Gestión de Carteras del Maestro Jedi Harry Markowitz sobre la que ha asentado la línea de pensamiento clásico del mundo financiero y que nos convencieron que para lograr una mayor rentabilidad hay que asumir un mayor nivel de riesgo; sin embargo, hoy la experiencia demuestra que esto es cierto pero sólo a corto plazo, pero a largo plazo no es así. Les invito a hacer las siguientes reflexiones ¿ son los valores que más ponderan por capitalización en un índice los que más rentabilidad y menos riesgo proporcionan a una cartera o a un índice? ¿ son los títulos con menor volatilidad los que menos retorno proporcionan ? o acaso ¿las acciones con mayor rentabilidad por dividendo son las que más rentabilidad proporcionan a lo largo del tiempo ?la respuestas a todas estas preguntas es que la realidad nos demuestra que esto no es así. Mayor ponderación, no implica mayor rentabilidad ni mayor o menor nivel de riesgo ni de rentabilidad por dividendo de forma sistemática.

Las estrategias de Beta Inteligente intentan optimizar lo mejor de la Gestión Activa que siempre pretende batir al Mercado junto con la equilibrada mentalidad de la Gestión Pasiva. Y encuentran en los ETFs el mejor vehículo para ser implementados.

 Ante el contrastado éxito de este tipo de estrategias de ETFs, sobre todo en el caso de la bolsa USA; Morningstar ha publicado hace pocos días una magnífica guía que recomiendo a todos aquellos que estén interesados sobre este tipo de productos que siguen estrategias de Smart Beta y en el que ha establecido una división taxonómica, detectando tres grandes categorías que agrupan a los principales estilos de esta modalidad de gestión :

Orientados a Rentabilidad (Value, Growth, Tamaño, Momentum, Calidad…), Orientados a Riesgo ( Mínima Volatilidad / Varianza, Beta Baja/ Alta, Ponderación por Riesgo ) y Otros (MultiActivos, De Igual Ponderación, …).

 Mi recomendación sobre los ETFs de Beta estratégica es que son muy adecuados para determinados mercados y determinados momentos; por eso es crucial conocerlos muy a fondo, tal y cómo recomiendo siempre con cualquier activo que contrato o en el que sugiero invertir.

Los ETFs de Beta estratégica contienen comisiones un poco más elevadas de las que encontramos en los ETFs tradicionales; pero sus resultados en el mercado norteamericano confirman de forma sistemática que pueden ofrecer a sus inversores obtener mejores retornos que en los vehículos tradicionales.

 Finalmente, quisiera concluir afirmando que la aparición en el panorama de la gestión de carteras es una noticia magnífica y muy positiva para todos: tanto inversores particulares cómo profesionales de este apasionante mundo de las finanzas. ¿Por qué? porque va a obligar a efectuar una selección natural de forma que los productos de Gestión Activa que no proporcionan valor añadido real a sus clientes,  desaparezcan y al mismo tiempo, aquellos vehículos de inversión de Gestión Pasiva eficientes tengan que ser más económicos en materia de comisiones para competir con esta tercera vía que se abre con las estrategias de Beta estratégica.