El secreto del inversor sensato

Solo hay una cosa en la vida sobre la que se opine más que sobre los mercados financieros: el fútbol. Todo el mundo opina de fútbol. Fíjense si en el fútbol todo es opinable que todavía hay quien piensa  que el portugués es mejor que el argentino.

El problema número dos  a la hora de invertir es el ruido del mercado. Las opiniones. Los informes de las gestoras. Los artículos de prensa. La industria de gestión vendeburras donde cada uno vende lo suyo sin un ápice de vergüenza; qué van a hacer si no, si a más clientes más beneficios pues a por ello. Lógica mercantil indiscutible.

Pero el problema número uno es nuestra psicología como inversores. Los “que si…”. Que si el terrorismo islamista, que si ya estamos con cambio de ciclo a las puertas, que si Grecia va a quebrar (de hecho quebró), que si España sale del euro, que si Trump, que si Le Pen, siempre hay un “que si” y mañana saldrá otro “que si” sencillamente porque la vida es una sucesión de “que si”. Y ojo, también mandan los “que si” en los excesos, los “que si” de las puntocom  y los “que si” de la crisis subprime y el crecimiento sin fin. Espero que en el futuro no recordemos los “qué si” de los excesos de los bancos centrales fabricando dinero sin fin.

Estos problemas no crea que solo le afectan a usted, al inversor de a pie. Afectan absolutamente a la mayor parte de asesores financieros, puedo dar fe de ello. El ruido del mercado y la psicología nos llevan continuamente, a todos, a tomar decisiones erróneas.

Solo hay una herramienta que no le va a mentir jamás: la tendencia del mercado, el gran secreto de los inversores sensatos.  Voy a dar por supuesto que ya tiene unas bases de análisis técnico y sabe como trazar líneas de tendencia, lo de higher highs/higher lows y lo que es una media móvil; a partir de ahí vamos a ver tres aspectos fundamentales en la interpretación de las tendencias.

“Determinar la tendencia es fácil” ¿Qué es la tendencia? Simple, la dirección en la que el mercado se está moviendo. Aquí tenemos un ejemplo claro de tendencia alcista con el West Texas, va de 7.67 a 12.45 dólares. Mercado alcista sin discusión.

Uso 1

Ahora ampliamos el punto de vista de unos pocos meses al largo plazo ¿sigue afirmando que la tendencia es  alcista sin discusión? (la zona resaltada es el gráfico anterior).

Uso 2

La primera cuestión a plantearse es que no existe “una tendencia”. La tendencia está íntimamente relacionada con el horizonte temporal. Si soy un inversor muy largoplacista buscaré tendencia principales (tendencia primaria), pero si soy un swing trader (especulación de pocos días a semanas) mi tendencia no tiene porqué coincidir con la del inversor largoplacista, y si voy más allá y soy un daytrader (operaciones en el día) mi análisis de tendencia será distinto del que hace el inversor a largo plazo y también del que hace el especulador de swing trading. Es decir, un mismo activo puede estar en tendencia alcista o bajista en función del punto de vista que tome.

Mi consejo para los inversores: gráfico semanal a largo plazo: 5 años

En el gráfico semanal de Amazon a 5 años ¿hay tendencia? Creo que es indiscutible que la tendencia principal del mercado, la de largo plazo, hoy es alcista.

Amazon

“Los mercados suben o bajan, solo hay dos tipos de tendencias”. Fácil también; o sube o baja. Alcista o bajista. Pues tampoco. Hay tres tendencias: alcista, bajista y lateral  o no-tendencia. Vuelvo al West Texas, si usted compró en mayo 16, un año más tarde está en el mismo sitio y con subidas y caídas frecuentes dentro de un rango de precios del que no se quiere mover. Es más, es muy frecuente que entre una tendencia alcista y una bajista (y viceversa) medie un mercado lateral o zona de congestión de por medio.

uso 3

“El análisis de la tendencia solo es útil para los analistas técnicos y va relacionado con la especulación cortoplacista y no con la inversión”. Vamos a suponer que usted es un super analista y ha determinado por fundamentales que le interesa invertir a lo Warren Buffet en una compañía petrolera que se llama Gulfport Energy (GPOR). La empresa capitaliza 2.680 millones de dólares y según los analistas va a pasar de pérdidas a beneficios (P/E -2.12x a 12.04x). He hecho los números, me gusta y por lo tanto y como soy un inversor muy largoplacista  voy y la compro sin más. Yo pienso que los números no se  equivocan nunca y como los números los saco de las auditorias oficiales, que es bien sabido que siempre reflejan la verdad (je je) voy a invertir ya sin perder un día más.

xxGulfport

¿Si? ¿Tiene sentido comprar una compañía en franca caida y que presenta una tendencia bajista que asusta simplemente porque mi análisis fundamental es bueno?

Recomendación: perfecto que las compañías se analicen por fundamentales y determinemos dónde queremos estar invertidos en los próximos años, pero no pasa nada por mirar un gráfico en su formato más básico posible y nos preguntemos si sube o si baja. Y si baja y el aspecto bajista es claro, mejor esperar que el valor muestre un cambio de dirección. No es ni siquiera necesario que suba, recuerde la no-tendencia, simplemente que deje de bajar ya podría valernos si los fundamentales apoyan.

No se trata de análisis fundamental o análisis técnico, se trata de analisis fundamental Y análisis técnico. Hágase un favor e invierta siempre a favor de la tendencia principal y no en su contra. 

Hay muchas cosas más que comentar, la estructura de precio particularmente en cuanto a impulsos y retrocesos y el análisis de los suelos y techos relevantes en conjunción con la línea de tendencia, pero con lo visto hoy ya pueden empezar a utilizar la tendencia como el mejor asesor de inversiones que jamás encontraran: no se equivoca y siempre le dice la verdad.

Para acabar les dejo el gráfico del Eurostoxx 50 en semana con medias ponderadas de 13 y 30 semanas (otra forma de seguir la tendencia). Pregúntese si hay tendencia y si la hay de qué tipo: sube, baja o no tiene dirección.

AA

Fever-Tree: buena tónica y mejor inversión

Hace unas semanas, el equipo de reestructuraciones de una big four me invitó a un evento en el que además de pasarlo bien aprendimos a hacer cócteles. Y aprendimos de la mano de uno de los mejores bartender de España; Don Javier de las Muelas (Dry Martini). Precisamente le hice una consulta a Javier sobre la forma de preparar un gin tonic y si me podía recomendar alguna ginebra, alguna tónica, o los enrevesados trucos de si hay que poner bayas de enebro o mejor corteza de cítricos. Les confesaré que no soy para nada amante de esta bebida, pero hoy con los gin tonic pasa como con el vino, si no conoces algo del tema pareces un inculto social (en mi caso les confirmo que lo soy)  y también es cierto que fuera del gin tonic apenas conozco otros cócteles y de algo teníamos que hablar, y entre hablar de cómo se reestructura una compañía en dificultades o cómo hacer gin tonics ustedes dirán.

Como bien saben, el gin tonic en su forma más esencial consiste en mezclar tónica con ginebra y les voy a hablar de una tónica que, además de darle buen sabor a su gin tonic le puede ir muy bien a su cartera.

Fever

Fever-Tree (FEVT.L), el fabricante de tónicas, salió al  mercado en noviembre de 2014, concretamente se hizo un IPO en el London’s Junior Exchange, esto es una oferta pública (OPV) en el mercado inglés para microempresas. Capitalizaba poco más de 150 millones de libras y dos años y medio después capitaliza 1.810 millones. Poca broma. ¿El motivo? Lo bien que lo están haciendo, una pequeña compañía de 40 empleados que en 2013 vendió 25 millones y perdió 2 y en 2016 vendió 102 MM y ganó 27. Solo en 2016 las ventas aumentaron un 73% y el Ebitda un 93% (2016-2015). Por esto ha subido un 865% en dos años y medio.

Por multiplicadores la compañía está cara con un P/E de 66.45x veces, si tomo como comparativo a un monstruo de las soft drinks como Coca Cola, está a un P/E de 28.20x y si tomo lujo como LVMH (Louis Vuitton Moet Hennesy) está a un P/E de 26.45x (Fever-Tree es un producto premium, por eso la comparo también con lujo).

Visto lo anterior, no es una acción recomendable ni para los inversores en valor, ni para inversores conservadores, en realidad nadie que actúe bajo la etiqueta de “inversor” debería comprar una pequeña compañía por la que va a pagar más de 66 veces beneficios.

Pero para los que lleven tatuada la denominación “especulador” es como un caramelo a la puerta de un colegio. Es un producto que posee lo que Buffet llama “wide moat”, tiene una ventaja competitiva clara; es una marca. Los gin toniqueros quieren que la tónica sea Fever-Tree y pagan el gusto y las ganas por ello, la compañía va como un cohete, cada año presenta unos aumentos de ventas y de beneficios como si en vez de tónica estuviesen desarrollando la vacuna contra el cáncer y si eres de los que piensan que “la tendencia es tu amiga”, entonces no hay más que hablar, este gráfico no precisa explicación alguna. He marcado los dos soportes más cercanos y solo un aviso; un P/E 66x no soporta un profit warning por pequeño que sea. En el momento que deje de crecer a lo bestia hay que salir, es decir, si crece poco, aunque crezca, no va a soportar este nivel de precios. Pero entiendo que si son especuladores ya saben lo que toca.

fever

¿Saben el secreto del gin tonic perfecto según Javier de las Muelas? Déjate de zarandajas y modas tontas  y haz el gin tonic que a ti te guste para compartirlo con la gente con la que estás a gusto…porque la esencia del buen cóctel es compartirlo con las personas a las que quieres.

Buena inversión.

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. En este momento no estoy invertido en Fever-Tree.

Visión de mercado abril 2017

¿Compramos, vendemos o nos vamos de Semana Santa?

Sin ninguna duda lo tercero: nos vamos de Semana Santa y con el firme objetivo de ganar una talla a base de torrijas.

En cuanto a comprar o vender vamos a verlo.

Por la parte macro todo bien. El ciclo es alcista y la tendencia sigue siendo alcista. El empleo mejora en Europa y en Estados Unidos ya no puede ser mejor –el último dato de contrataciones es record-. En cuanto a la inflación, en Estados Unidos con niveles normalizados por encima del dos y medio parece una inflación real y sana generada por el alto nivel de empleo, pero el repunte que tuvimos en Europa fue un espejismo; la inflación europea ha pasado del 2% al 1.5% y no da señales de vida. Parece que fue un trompazo de la energía y poco más. Sin inflación Draghi ni va a subir tipos ni va a reducir el balance. En relación a otros indicadores; PMIs, encuestas de confianza etc todo lo que se está publicando es bueno o muy bueno.

Por los riesgos geopolíticos sin sorpresas. Ya acostumbrados a los sustos y cada vez con menos incidencia en los mercados. Por desgracia ni la situación de Siria, ni los ensayos nucleares de Corea del Norte, ni siquiera ya los ataques terroristas tienen impacto en los mercados (¿cuánto ha durado el duelo internacional  por el atentado en el metro de San Peterburgo?). En lo que respecta al Trumpnomics y sin haber podido cargarse el Obamacare, parece poco probable que pueda poner en marcha una política fiscal expansiva de calado por una sencilla razón: los números no dan. Ni siquiera se habla del muro con los mejicanos. Mi sensación es que Trump va a ir pareciéndose poco a poco a otros presidentes norteamericanos y de la misma forma que en su día se desconfió de Reagan y ya ven que buen recuerdo dejó su etapa, no descarto que Trump haga un viaje parecido: del populismo extremo a un presidente razonable (o mínimamente razonable al menos). Del Brexit no nos tenemos que preocupar hasta 2019; hasta su vigencia plena. Eso no quita que se vayan a talar muchos arboles para noticiar lo que dicen unos y otros pero no deberían tener impacto serio en los mercados salvo anuncio de medidas radicales (el impacto en España vía Santander, Iberdrola, Ferrovial y Sabadell entre otros podría ser importante). Soy de los que cree que ni a ingleses ni a europeos les interesa un Brexit duro que implique restricciones extremas a la circulación de capitales y de trabajadores y se impondrá el sentido común. ¿Dónde está el riesgo? El riesgo es Le Pen. Que no va salir, que ya lo sabemos todos que es imposible… ¿es imposible? Hay que esperar, algunas casas calculan que si Marine sale de jefa el Eurostoxx podría caer un 35% de golpe. Me voy a poner gallo y les digo que si eso pasa, si el mercado cae fuerte ante un posible gobierno de Le Pen yo pensaría en comprar Eurostoxx sin pensármelo un momento, pero atención; estrategias muy cortoplacistas buscando rebote y poco más. La secuencia sale Le Pen y  Francia sale del euro si sería un mazazo que Europa no superaría.

Resultados empresariales: buenos también. Los BPA (beneficios por acción) están creciendo por encima de estimaciones, las empresas están menos apalancadas, los tipos de interés siguen siendo bajísimos (aunque suban van a seguir siendo bajísimos), las insolvencias empresariales apenas existentes. No se esperan sustos por este frente tampoco.

Los pain points a controlar son:

Política económica de la FED: por parte del BCE no van a subir tipos ni reducir balance en el corto plazo. Ni deben ni pueden. No deben porque todavía no se dan las condiciones de crecimiento económico y empleo y no deben porque una subida de tipos consistente se lleva por delante al club de los PIGS al completo (Portugal, Italia, Grecia y España). El post de hoy destila buenismo pero conocen mi obsesión con la deuda española: un 99% de deuda sobre PIB y un déficit público crónico de más del 3.00% sobre PIB no es para estar tranquilos. Viendo además la ingeniería contable de barra de bar de conceder un crédito a la Seguridad Social para que no deje la hucha a cero hace que me cuestione (aun más) sobre la capacidad gerencial de nuestros prebostes. Por otra parte las últimas actas de la FED que conocimos ayer si muestran un mensaje más duro, van a subir tipos y muy importante: VAN A REDUCIR EL BALANCE. Van en serio. La clave del asunto es la velocidad a la que apliquen estas medidas y no tengo ninguna duda que mientras Yellen mande será gradual. La señora Yellen no fallará y lo hará bien. Otra cosa es la percepción del mercado y cómo responda al mensaje de la FED.

Valoraciones caras. Mucho más altas en Estados Unidos que en Europa. Ya les hablé de niveles del Cape Shiller muy desfasados, el ratio de precio sobre ventas (Price to sale) del S&P está por encima de 2.2x, cercano a niveles de la puntocom. Las valoraciones bursátiles también preocupan a la FED según la última nota publicada.

Crédito en China. China sigue creciendo, según la fuente su PIB va a crecer del 6% al 7%, pero donde más crece es en el crédito y los crecimientos apalancados crean desajustes si o si. ¿Es un problema un desajuste económico? Si es en China si, un estornudo en China puede ser un huracán para el resto del mundo.

El S&P 500  podría estar formando un techo, yo voy a tomar el S&P como termómetro de la percepción del mercado a la anunciada reducción de balance de la FED. En marzo se ha lateralizado del todo y ha empezado a dar síntomas de debilidad. Mejor si corrige para reemprender la marcha alcista y solo ajustarse el cinturón si rompe los 2.200 por abajo y salir si rompe 2.100 que podría será la puerta de un cambio de tendencia. Gráfico diario del S&P 500 diseñado con http://www.stockcharts.com

SP hoy

IBEX 35, no busque fuera, no hay índice más alcista que nuestro Ibex con un 12.48% en lo que va de año. Gráfico semanal del Ibex 35 diseñado con http://www.prorealtime.com

Ibex hoy

Conclusión:

No hay un solo dato macro que indique que el ciclo expansivo está en peligro. Otra cuestión es si todo lo que le queda al ciclo de crecimiento ya está descontado por el mercado y le queda recorrido o el pescaó ya está vendido. Sé que quiere respuestas pero esta no la tiene nadie.

Las bolsas americanas están caras, las europeas menos, pero a la vez la economía americana es más fuerte que la europea y el ciclo se está desacoplando: mientras los americanos ya han empezado a subir tipos e incluso ya plantean reducir el balance de la FED, en Europa Draghi sigue pedaleando porque si no la bicicleta se la para y una bici parada se cae. Habrá que ver como reacciona Europa ante salidas de capitales hacia el dólar y hacia el bono americano (es evidente que si Estados Unidos me va a pagar un 2.50%, 2.60% -hoy ya paga un 2.40%- y el bono español me paga un 1.50% la elección de los institucionales debería ser clara).

Macro en portaaviones, beneficios empresariales alcistas, BCE prudente y riesgo político controlado: la clave es en la FED. Les recuerdo al respecto, otro post de septiembre 2016 “Fed, contigo empezó todo” https://angelfaustino.com/2016/09/19/fed-contigo-empezo-todo/

El último aspecto importante a controlar es no confundir una sana corrección, que debería venir y cada vez son más los gestores serios que la piden (y hasta insana diría yo, una corrección fuerte nos vendría de perlas)  con un cambio en la tendencia principal. Un cambio en la tendencia principal hoy  no se vislumbra, ni por fundamentales ni por técnico.

Buena inversión.