No vas a cobrar pensión… y lo sabes

“En política, la única posibilidad de ser honesto es siendo aficionado

Alfonso Guerra

 

En medio de tanto master de mentirijillas, de tesis doctorales de copiar y pegar y de unos pseudopolíticos que consideran que su trabajo es colocar lazos amarillos y el de otros quitarlos,  podemos caer en el riesgo de olvidarnos de las cosas de comer.

Y con las cosas de comer no se juega.

Quisiera compartir con ustedes algunas reflexiones sobre nuestra futura pensión. Y vamos a hacerlo a través de tres conceptos clave: tasa de sustitución, salario medio y evolución demográfica.

Tasa de sustitución

La tasa de sustitución relaciona la pensión de jubilación con el último salario recibido. Es decir, si alguien tiene un salario de 100 y su pensión pasa a ser de 70, su tasa de sustitución es del 70%. También se denomina “tasa de reemplazo”.

En 2016 y según datos OCDE la tasa bruta de reemplazo española fue del 72.3%  (OCDE Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico)

En el informe “Pensions at a Glance 2017” de la OCDE, las conclusiones que arroja para España son (traducción libre):

  1. La población española envejece a un ritmo muy rápido. En 2050 tendremos el segundo mayor ratio de dependencia después de Japón
  2. Las tasas netas futuras de reemplazo (tasa sustitución) para los trabajadores a tiempo completo  serán del 82%, que es mucho más alto que el el promedio de la OCDE que es del 63%, incluso después de tener en cuenta la importante reforma de las pensiones legislada en 2013.
  3. La edad promedio de salida del mercado laboral se ha estancado desde 2010, ampliando la brecha con el promedio de la OCDE que ha seguido aumentando
  4. La jubilación flexible está limitada en España por grandes desincentivos para combinar el trabajo y las pensiones y para extender vidas laborales después de la edad de jubilación. 

foto-pensionati_2822

Imagen de http://www.rassegna.it

La tasa de sustitución de España del 72.3% se ubica en el séptimo lugar dentro del ranking OCDE de los países que conforman la Eurozona. Somos uno de los países con mayores pensiones de la Eurozona y del mundo (en términos relativos claro). Por delante de España y mejor país del mundo en términos de pensión relativa gana Holanda con el 96.9%, también en ese grupo Italia con el 83.1%, Austria 78.4% y Portugal 74%, muy por detras nuestro paises como la todopoderosa Alemania que está en el 38.2% y nuestro amigos griegos en el 53.7%.  Fuera de la Eurozona el Reino Unido es el país del ranking con menor tasa de sustitución con el 22.1%, en Estados Unidos es del 38.3%.   

La imagen hace referencia a una manifestación en Italia, país que aunque sus pensionistas luzcan una de las mayores tasas de reemplazo del mundo con más  del 83%….también se manifiestan.

Salarios medios

Si la tasa de sustitución relaciona lo que cobras de pensión respecto de tu último salario es evidente que la riqueza de los pensionistas – en términos de poder de compra real-  tendrá que ver con sus salarios. Según “datosmacro.expansión.com” el salario medio 2016 de España fue de 26.535 euros, en Alemania de 49.450 euros, en UK de 43.583, en Francia de 38.582, en USA de 46.905, en Holanda de 50.909  y Grecia de 20.886 euros.

La tasa de sustitución promedio en España es muy superior a la alemana…pero con salarios promedio un 46% más bajos que los alemanes.  Para mi este es el gran problema de España. No es que las pensiones sean bajas, que lo son en valor monetario. Son bajas porque los salarios son bajos, no porque la tasa de reemplazo sea baja.

¿Y el secreto de los holandeses? Tasa de sustitución más alta del mundo y a la vez salarios medios de los más altos del mundo. Pues que la mayoría de su pensión es por aportación privada. Algunos países como Holanda, Dinamarca, Islandia, Australia o Chile, tienen, además del sistema de pensiones público, otro sostén obligatorio que complementa la pensión pública con aportaciones empresariales,  del trabajador o de ambos. Así en Holanda la parte privada tiene un peso del 68.20%. 

Demografía y esperanza de vida

En la nota de  prensa del INE  (Instituto Nacional de Estadística) del 20 de octubre  de 2016 sobre la proyección española de 2016 a 2066 destacan: “Si se mantuvieran las tendencias demográficas actuales, España perdería algo más de medio millón de habitantes en los 15 próximos años y 5,4 millones hasta 2066 El porcentaje de población de 65 años y más, que actualmente se sitúa en el 18,7%, alcanzaría el 25,6% en 2031 y el 34,6% en 2066” 

Es conocido que en España gozamos de buena salud. Será el sol, será la dieta  mediterránea, será una buena sanidad pública; la realidad es que somos el país de la Unión Europea con mayor esperanza de vida (83 años) y el segundo de la OCDE después de Japón. 

Si esta tendencia se consolida, habrá más jubilados cobrando que además vivirán cada vez más años,  y por el contrario habrá menos trabajadores cotizando para pagar las pensiones.  Y cuando menos tienen que pagar a más y durante más tiempo las cuentas no salen.

Conclusión: 

Partamos de la base que el sistema de pensiones en España es de reparto –los trabajadores en activo pagan las pensiones de los jubilados- y es universal –quien no ha contribuido también puede acceder al sistema de pensiones-. 

1.       España tiene una tasa de sustitución muy alta. Nuestras pensiones públicas son bajas porque nuestros salarios son bajos, pero no porque la tasa de reemplazo sea insuficiente. La causa son los unos salarios muy bajos y el efecto, unas pensiones misérrimas.

2.       La tendencia demográfica española es a peor. Menos personas y más mayores

3.       Mayor esperanza de vida. Cada vez el horizonte temporal de los jubilados es mayor. El estado debe prever más años de pago de pensión. 

Sin grandes análisis numéricos parece evidente que la suma de estos factores nos lleva necesariamente a un colapso del sistema, al menos en los términos que hoy lo conocemos. Me temo que en futuro cuando se estudie que la tasa de sustitución era superior al  70% la gente no se lo creerá. 

No incluyo en la ecuación el impacto de la robótica y la inteligencia artificial. Ahí no llego, eso para los gurús, pero tengamos presente que también van a tener impacto en el asunto de las cotizaciones. 

Soluciones a su problema como futuro pensionista:

Opción 1)  Las que busque el gobierno de turno… pues usted mismo. En 2013 ya hubo una reforma que incluyó nuevos conceptos como el “índice de revalorización” y el “factor de sostenibilidad”, pero en cuanto han visto movilizaciones en la calle  han dicho cuidaó que llegan las urnas… y  ya lo arreglará el próximo.

Opción 2)  Que usted se busque la vida… Y no todo pasa por planes de pensiones, ni mucho menos, que además, buena parte de los mismos son infames en cuanto a lo que ofrecen por lo que cobran. Yo le sugiero que de forma voluntaria y si sus circunstancias se lo permiten haga como los holandeses y prepárese la mejor jubilación posible.

Mi mensaje hoy, es que aunque le digan que no se preocupe …PREOCÚPESE por su futura pensión. Y da igual lo que digan los azules, los rojos, los del lazo amarillos, los antilazo amarillo, los que lucen coleta en la piscina del casoplón,  los que tienen master o los que no lo tienen. Preocúpese porque cobrar  cobraremos (espero), pero puede estar seguro que no llegaremos al 70% del salario como gozan nuestros pensionistas en la actualidad.

Buena inversión. 

PD: como la educación,  a mi juicio este es un asunto que requiere el consenso del mapa político español. No se le puede exigir a un solo partido que se queme con  este asunto; pero a veces tengo la sensación que los términos “consenso”, “unidad” y “buen juicio” no forman parte del imaginario de nuestros representantes

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.

Anuncios

Dónde invertir ante una posible desaceleración

“La única función de la predicción económica es hacer que la astrología parezca algo más respetable”. JK Galbraith

Espero que hayan pasado unas buenas vacaciones y hayan vuelto descansados. Porque falta les va a hacer.

Desde que apareció el tándem Sánchez-Iglesias no hago más que leer opiniones de que ya estamos muy cerca de una desaceleración económica y camino de la debacle, que si el 31 de agosto es el día de la historia de España de mayor número de parados, que si la facturación de los hoteles y de la restauración ha bajado tanto este verano, que nos van a moler a impuestos..

Además los problemas de la economía turca, la inacabada crisis de Italia, los movimientos populistas, el incansable Trump (lo que si le envidio es, a la edad que tiene, no dejar un solo día sin montar una movida), la guerra comercial, la crisis de los emergentes…todo esto nos lleva a una visión muy, pero que muy pesimista de los mercados y hasta de la vida. 

Incluso ya estoy viendo algún autor que nombra a la bicha, a la estanflación,  que consiste en que además de no crecer, tienes una inflación alta. Si no quieres caldo…

A mi juicio, con un paro de poco más del 15% y un PIB del 3% (aunque revisado a la baja) no podemos hablar de desaceleración, hilando muy fino de leve desaceleración quizá, nada más.  Y por favor, no me diga que el 15% de paro es malo porque en Estados Unidos están al 4%. En el mejor momento reciente de la historia de España, en 2007, cuando hasta teníamos que importar a los camareros de fuera, el paro oficial (EPA) fue del 7.9%, o sea, que la disminución del desempleo del 27.2% del 2013 al 15% es, en clave española, un gran dato, aunque debe mejorarse y ahora mismo tengo serias dudas del gobierno actual (si, si que hace cuatro días estábamos por encima del 27% de desempleo aunque hoy ya no nos acordemos).

Desde un punto de vista de inversores de a pie, hoy tenemos el mismo problema que los gestores de cartera: no sabemos en qué invertir

Voy a transmitirles algunas ideas por si les sirven para ordenar un poco el campo de juego:

Primera idea: manda el dólar. La economía americana va bien y a pesar de que todos sabemos que en algún momento cambiará…sigue yendo bien. El ISM manufacturero de agosto tocando máximos históricos (el máximo es 61.4 y hoy es del 61.3 cuando en julio fue de 58.1), están con un paro del 4%, el indicador adelantado del 0.5 de junio a 0.6 de julio cuando se  esperaba un 0.4, el Case-Shiller (vivienda) marcando aumentos sostenidos de los precios, el PIB segundo trimestre 2018 del 4%, política fiscal expansiva de Trump. América va bien y los activos que suben son los americanos.

Problema: el euro lleva una caída respecto del dólar este año (desde máximos) de más del 7%. ¿Es un problema? Si ¿Se puede gestionar? Si. Pero eso lo dejo al estilo de gestión de cada inversor. Les anticipo que gestionar riesgo divisa, si es que lo quieren gestionar, es difícil (y lo de cubrir la posición al 100% puede no dar resultados, se va lo comido por lo servido).

No piense solo en la bolsa. El monetario USA lleva una rentabilidad promedio acumulada en 2018 del 4.25%, si por aquellas cosas de la vida tiene ingresos en dólares (tesorería empresas con ventas en dólares por ejemplo) ya puede ir pensando en que la liquidez que genere estará mejor con el Tio Sam que en euros sacando rentabilidades negativas.

El índice más fuerte es el Nasdaq, en el gráfico adjunto verán que la herramienta Mansfield, que mide fuerzas relativas, muestra claramente como el Nasdaq tira mucho más que el S&P 500 (mayor que cero más fuerte).

a

Que no quiere exposición al dólar y lo suyo es seguir en Europa:

  • En renta fija cuesta mucho ver valor. Yo no lo veo aunque estoy seguro que habrá gestores que si lo sabrán hacer
  • Depósito al uno nada con la inflación en el 2.2%, pues tampoco
  • Bolsa, gestión pasiva, tampoco, solo hay que ver cómo va el Eurostoxx y su comparación con el Nasdaq (Mansfield)

aa

  • Alternativos y otras hierbas aromáticas: retorno absoluto, emergentes, divisas, metales preciosos; salvo alguna cosa como inmobiliario Asia o el acero, tampoco veo mucho interés
  • Acabaremos en nuestros clásicos: sectores defensivos (salud, servicios básicos) poco cíclicos y en acciones de alta rentabilidad por dividendo (ojo, las que pagan dividendo contra caja generada, no contra apalancamiento)
  • Inversión temática; aquí si está tirando bien la robótica, el fintech, la ciberseguridad, la nueva moda es el blockchain, aunque no es muy razonable articular una cartera de inversión solo en base a inversión temática.
  • Tecnología: FAANG-BAT, algunas están demencialmente caras pero la tendencia sigue siendo fortísima y mercado manda.

Para acabar, no hay que dejar de tener un ojo en la curva de tipos americana.  El consenso es que la FED subirá tipos este septiembre otra vez y si además los vuelve a subir en diciembre..uff, la curva se nos va a invertir y como he explicado en otros posts, suele ser un anticipo de problemas con una altísima fiabilidad

Ante la duda, si no tiene  claro que hacer, liquidez manda. La paciencia es una de las características de los buenos inversores y recordando a los value tan de moda, deben estar encantados que las acciones bajen para comprarlas a mejor precio. O eso dicen.

Buena inversión

Disclaimer: este post NO es una recomendación de inversión. Invierta según su situación personal, experiencia, conocimientos financieros, aversión al riesgo y horizonte temporal. 

RGPD: A través de este sitio web no se recaban datos de carácter personal de los usuarios,  ni se ceden a terceros.  Este blog no tiene carácter mercantil y no percibe ingresos de ninguna naturaleza, ni por cesión de datos, ni publicitarios, ni de ningún otro tipo.