Si se cae el euro ¿qué hacemos?. Inversión en dolares tranquila y accesible.

A continuación veamos el gráfico del cierre del Euro/Dolar del viernes 18 de Mayor de 2012. El periodo son 10 años y el cierre semanal.

Grafico Euro Dolar. Diseñado con ProRealtime.com


Sin entrar en disquisiciones políticas de si el euro desaparece o si vienen las Siete Plagas bíblicas (que dicen que realmente son diez) lo cierto es que el gráfico no miente y que la paridad Euro / Dólar está en tendencia negativa. El euro claramente está perdiendo valor con el dólar. A la vista del gráfico estamos ya en valores de soporte y si éste se rompe hay muchas posibilidades de irse a una paridad de 1.20 que es un nivel clave y psicológico.

En divisas se especula, y se especula mucho (solo ponga “Forex” en Google y verá) pero el inversor particular no tiene claro a veces como aprovechar la rentabilidad potencial que ofrece el mercado de divisas sin los vaivenes de la especulación. Si usted cree que el euro puede perder valor con el dólar, la idea de inversión de esta semana es diversificar parte de su cartera en dólares. Insisto, de forma sencilla y con los menores costes operativos posibles.

Buscaremos exposición a dólares sin añadir riesgos adicionales como podrían ser de renta fija a medio o largo plazo (a mayor duración mayor riesgo), bien sean de bolsa. Tres opciones.

Cuenta Corriente / Imposición a plazo fijo en dólares. Funciona exactamente igual que sus cuentas en euros. Tendrá que cambiar euros a dólares y si lo pone a plazo le pagaran el Libor del dólar (London InterBank Offered Rate) que es como el Euribor pero para otras divisas y cotiza en el mercado londinense.

Fondo de renta fija (mercado monetario) a corto plazo en dólares. Fondos que invierten en activos de renta fija a muy corto plazo emitidos en dólares. En general, en las carteras de estos fondos va a encontrar efectivo y  la “letra del tesoro” americana que se llama T-Bill (Treasury Bill). A la rentabilidad de la divisa añade la rentabilidad que obtenga el fondo. Por ejemplo:

Vontobel US Dollar Money. Funciona desde el año 2000, su cartera es de máxima calidad (75% rating AAA y 25% AA) y su comisión de gestión es de un 0.55%

Amundi Funds Money Market. Comisión de gestión espectacular (0.10%) pero en negativo es un fondo con poco recorrido (creado en junio 2011)

JP Morgan USD. Creado en 1992 y con una comisión de gestión del 0.50%

En los fondos monetarios no hay mucho margen para la gestión. La comisión de gestión es clave.

Y hablando de comisiones de gestión bajas también puede asumir exposición a dólares via ETF (Exchange Traded Funds). Por ejemplo el DB X-Trackers US Dollar Cash (XUSD) aplica una comisión de gestión del 0.05% aunque como es un producto cotizado en el mercado de Londres pagará comisión de compra venta internacional. Ojo.

Nota: los productos citados están buscados sin más dentro de su categoría. Ni los recomiendo ni me parecen mejores que otros que usted pueda encontrar, son simples muestras de vehículos de inversión adecuados para la operativa propuesta.

Anuncios

Memorias de un operador de bolsa de Edwin Lefèvre

Título: Memorias de un Operador de Bolsa

Autor: Edwin Lefèvre

Editorial: Deusto SA Ediciones 2009

Precio aproximado 22 euros. 275 páginas.

Este libro está escrito en 1923. No había ordenadores, no había pantallas Bloomberg, no existía internet, ni Iphones, ni Ipads .  Es que ni siquiera existía la televisión.

Pues antes de que hubiese nada de eso ya existía la especulación en bolsa y uno de sus máximos exponentes fue Jesse Livermore (1877 — 1940) quien a los 14 años empezó a trabajar en una casa de bolsa. Lo más sorprendente que he descubierto es que las estrategias de los especuladores actuales, de forma más primaria, ya se utilizaban allá por 1900.

Livermore de forma rudimentaria ya utilizaba una especie de análisis técnico sin gráficos a través de la cinta de cotizaciones (que en sus inicios era una pizarra donde con tiza se iban apuntando los precios) se centraba en lo más básico: línea de tendencia y niveles (soportes y resistencias). También hacia sus análisis macroeconómicos y se buscaba interrelaciones entre mercados. Cuando hubo guerra en Europa determinados productos subirían su precio por lo que el compraba antes de que las cotizaciones reflejasen la escasez. Para saber cómo iba a cotizar la lana en su apertura en Wall Street primero hacia una conferencia de larga distancia a Inglaterra para saber cómo había cerrado el mercado inglés (que era la referencia) el día antes. No había internet pero daba igual, se buscaba la vida para tener la información que precisase. Ganó más dinero con posiciones bajistas (vender algo que no tienes porque crees que va a bajar) que alcistas.

Es un libro lleno de máximas y sabiduría:

“Con el paso del tiempo he aprendido que hay dos clases de tontos: los que se equivocan una y otra vez, y los de Wall Street, que se creen obligados a operar en todo momento.”

“No hay nada como perder todo lo que uno tiene en el mundo para aprender lo que no se debe hacer. Y cuando uno sabe qué es lo que no debe hacer con el fin de no perder dinero, comienza a aprender qué es lo que debe hacer para ganarlo.” Livermore se arruinó y enriqueció varias veces.

Livermore siguiendo los consejos de un viejo operador el Sr.Partridge se dio cuenta que el Intradia no lo llevaba a ninguna parte y seguir las tendencias principales sí: “…el dinero de verdad no estaba en las fluctuaciones individuales sino en los movimientos principales, o sea, no estaba en leer la cinta sino en valorar el mercado en su totalidad y seguir su tendencia”.

“El ego se impone indebidamente e impide pensar profunda o exhaustivamente. Al profesional le preocupa hacer las cosas bien más que ganar dinero, porque sabe que el beneficio aparecerá si se presta atención a todo lo demás.”

Es un libro lleno de consejos provechosos, de acción, de vida. Es un libro interesante para el gran público y sencillamente apasionante para los que nos gustan las finanzas. Yendo en tren yo me pasé mi estación por el ensimismamiento que tenia. Recomendable 100% y extrañamente para los libros de finanzas sirve tanto como lectura de sobremesa como de enseñanzas bursátiles.

Aprendiendo a invertir como los profesionales

Este es un blog enfocado al inversor particular. A ese inversor anónimo que tiene unos fondos de inversión o unas acciones y le preocupa gestionar su cartera en la forma apropiada y ver qué pasará con su jubilación o cómo actuar ante caídas bursátiles. Mi propósito es transmitirles algunos consejos e ideas de inversión que les puedan ser útiles para sacarle más jugo a su cartera y sobre todo para vivir más tranquilos. Y siempre desde la práctica y no desde la teoría.

Empiezo con esta declaración de intenciones por contraposición a buena parte de la información que circula por la red. Abunda la información sobre sistemas de trading y especulación y escasea la información sobre estilos y estrategias de inversión más tradicionales.  ¿He dicho tradicionales?  ¿Nos vamos a aburrir?

Espero que no, porque mi intención es aplicar lo mejor del trading a las estrategia de inversión clásicas, como hacen algunos de los mejores gestores de carteras profesionales.

Generalmente trataremos temas de inversión de lo más cotidiano, pero ocasionalmente nos acercaremos a los mercados con una visión más próxima al trading. Algo así como si a Warren Buffet  le sumásemos George Soros, todo en uno, el inversor perfecto.

Soy un asesor financiero profesional con una dilatada experiencia en la gestión de patrimonios. Empecé a trabajar en el sector financiero en 1987 y hasta hoy. Y además me gusta. Ya sabe aquello de que en esta vida hay gente para todo.

Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales, European Financial Planner €FP por EFPA España, PDD por IESE y dos postgrados; uno en Dirección Financiera por la Universitat Pompeu Fabra y otro en Gestión Patrimonial y Banca Privada por el CEU-Abat Óliba. La realidad es que todos estos títulos dan una buena base de partida pero les aseguro que no suplen la experiencia de  lo que es torear en los mercados financieros y seguir vivo. Aunque más de una cornada me he llevado.

En la gestión de sus inversiones, como en casi todos los aspectos de la vida, el éxito viene precedido de mucho esfuerzo, de muchas horas de estudio y aún más de práctica. Fue el golfista  Gary Player quien dijo aquello de que “es curioso, pero cuanto más practico, más suerte tengo”. Pues nada, a practicar.

Encantado de conocerte y a tu disposición en angel.faustinog@gmail.com