Plataforma de fondos BME ¿Quién va a renunciar a las retrocesiones? 

Hoy, 27 de junio debería haberse puesto en marcha la flamante plataforma de fondos de Bolsas y Mercados. Pero no. Va con retraso. Quieren arrancar el 7 de julio, San Fermín.

El objetivo de la plataforma de fondos BME es muy claro: facilitar la compra-venta de fondos de inversión a los particulares, de modo que puedan operar directamente en el mercado. Ojo, directamente es operando a través de un bróker, como cuando compras acciones; es decir, con comisiones por compra de fondo, por venta de fondo y quizá por traspaso de un fondo a otro (diferimiento en la tributación de fondos para personas físicas residentes, los conocidos como “traspasos de fondos”).

bme

Por el momento apenas hay 11 gestoras y 20 fondos que hayan mostrado interés. Aunque eso sí, gestoras con sello de autor y que cuentan con algún best seller entre sus huestes. Hablamos de casas como Abante, Alpha Plus, Buy and Hold, Cartesio, Fonditel, Gesconsult, Gesiuris, Gestifonsa, Merchbanc y Metagestión, y hay otras tantas analizando la oportunidad de cotizar sus fondos  en este nuevo mercado.

¿Cuál es el atractivo? Las gestoras no tendrán que retroceder comisiones de gestión a ninguna red de distribución.

Hasta aquí hechos objetivos. Antes de empezar a dar caña, vaya por delante que nada me gustaría más que la plataforma BME funcione, que coticen muchos fondos, que los inversores particulares e institucionales tengan un nuevo canal fuera del circuito bancario y que el aumento de competencia incidiese en mejorar más el sector financiero español (que falta nos hace). Pero no lo creo. Por partes:

  1. Como inversor no me aporta ninguna novedad. Ya existen plataformas online con muchísimos fondos sobre los que invertir. Sin ir más lejos todos conocemos a Self Trade con 1.800 fondos de inversión o a Inversis con más de 4.000 fondos y más de 1.000 ETF. ¿Onde vas con 20 fondos?
  2. Aumenta los costes. A los costes propios de los fondos, tiene que añadir costes adicionales. Como mínimo me van a aplicar  comisiones de compra-venta  y no descarto que también me apliquen custodia (desconozco este punto).
  3. No tiene un nicho claro donde captar clientes. El mercado español está tan concentrado que no deja espacio apenas ni para la plataforma BME ni para las Fintech. En el ranking Funds People de la gestión de activos en España de Junio 2017, sobre un patrimonio total de 424.031 millones entre fondos de inversión, fondos de pensiones, Sicav y Luxemburgo, los 10 primeros grupos tienen el 73.5% de cuota de mercado…y aparecen 86 todo el ranking. Repito, 10 grupos tienen tres cuartos de todo el mercado español. Queda muy poco arroz para los 76 restantes. Estos 10 y por orden de mayor a menor son Caixa, BBVA, Santander, Kutxa (con Fineco), Sabadell, Bankia, Ibercaja, Allianz Popular, Bankinter y Laboral Kutxa. Fuera del top ten quedan entidades como Banca March, Mapfre, Bestinver, Credit Suisse, Deutsche, EDM, Andbank etc.  Siga leyendo…
  4. El mercado vive de las retrocesiones. No pagas, no party. Más del 60% de los costes que cobra un fondo se retrocede al comercializador y no crea que Mifid II es la panacea. Ya escribí sobre los cambios que traerá Mifid y recuerde que mi apuesta es que el sector financiero se decantará en masa por el “asesoramiento no independiente”, es decir, el mensaje de la entidad financiera que ofrezca asesoramiento no independiente es: “SI que cobro retrocesiones por los productos que le vendo, SI las voy a seguir cobrando que es lo que he hecho siempre y lo que seguiré haciendo toda la vida mientras el regulador me deje (que me dejará)”. ¿Usted cree que el sector va a renunciar a las retrocesiones por comercialización de fondos? Si contesta con un “si” debe de pertenecer a la categoría de personas que siguen poniendo agua y pan para los camellos la noche del  5 de enero.

Vamos a ponernos en los zapatos del director comercial de la plataforma de fondos de BME porque fácil no lo tiene: no aportan novedades en cuanto a productos de inversión, aumentan los costes transaccionales, se lanza en un mercado oligopolista donde es tremendamente difícil competir (que se lo digan si no a la banca extrajera que no ha dejado de fracasar en España, Citi fuera, Lloyds fuera, Barclays fuera, los franceses hace años fuera, Deutsche en venta…), y la mayor dificultad  es que el mercado mayorista, la industria financiera, les canalice negocio de sus clientes: no van a pagar comisiones de retrocesión que es el pan y la sal del sector financiero…. ¿cómo lo hacemos?

Para mí solo tienen una opción. Dos premisas:

–          Especializarse en fondos de autor que son los que las entidades financieras se niegan a vender (o les obligan a hacer inventos como una réplica luxemburguesa para poder venderlo como fondo extranjero). 

–          Y que estos fondos utilicen una clase específica de participaciones para BME con comisiones muy bajas (y pongo expresamente “muy”). 

Es decir si el FondoautorEspañaquebuenoestoy FI tiene una comisión del 1.35% en el mercado, y BME me lo ofrece por ejemplo al 0.85%, ahí si me puedo plantear el utilizar BME fondos como un proveedor más de servicios específicos para determinados fondos. Tiene sentido. Compro talento al mejor precio.

¿Los principales clientes? las EAFI y los multi family que se acojan al asesoramiento independiente (no se quien es el director comercial de BME fondos pero nos tendría que pasar una comisión por el plan de marketing que le estamos haciendo).

Si lo hacen así tienen alguna posibilidad, y si no correrá el mismo destino que el MARF que es un zombi de renta fija y que el MAB que con la excepción del salto de Masmovil Ibercom es otro desastre (Masmovil va a dejar el Mab y pasar al Continuo).

Buena inversión.

Anuncios

El “jab” de las finanzas: fondos mixtos

Una de las máximas que rigen el mundo del boxeo es que cuando no sepas que hacer en un ring “muévete y jabea”.

toro salvaje

Extraño verbo “jabear”. Viene de jab que es el golpe más básico del repertorio de mandobles que se pueden repartir en un ring. El jab es un golpe defensivo que se tira con la mano adelantada (izquierda para los diestros) y que es tremendamente rápido pero poco contundente ya que no transfiere el peso de un apoyo a otro, es pura extensión de la palanca que forman el hombro, el brazo y puño. Los aficionados no valoran el jab por su falta de espectacularidad pero para los profesionales es un golpe fundamental. Nunca es determinante pero una buena y rápida ejecución de jabs te permiten mantener la distancia y preparar el golpe definitivo.

Los asesores financieros también tenemos nuestro jab. Se llama fondo mixto. Difícilmente el fondo mixto dará rentabilidades espectaculares en los años buenos y difícilmente evitará las pérdidas en los años malos pero es el tipo de fondos que pueden formar parte de la cartera de toda tipo de inversores, del más conservador al más agresivo.

¿Qué es un fondo mixto?

La CNMV dice que “son fondos que invierten parte de su patrimonio en renta fija y parte de su patrimonio en renta variable”. ¿Simple no? OJO al dato: no confundir con “fondos globales” que son aquellos que no tienen definida su política de inversión y por lo tanto tienen libertad para determinar la exposición al riesgo que el gestor considere en cada momento.

Y algo que tiene “parte en renta fija y parte en renta variable” ¿no es lo más parecido a una cartera de inversión?  Pues sí. Los que han seguido la competición 2013 de Cartera Mou vs Cartera Pep saben que soy enemigo de las distribuciones de activos con un elevado número de fondos. Me gustan las carteras con tres o cuatro fondos y lógicamente para que con pocos productos pueda tener una buena diversificación los fondos mixtos suelen jugar un importante rol en mis asset allocation (antes les  he puesto “distribución de activos” y ahora el anglicismo para fardar un poco 🙂 )

Mi proveedor favorito de información en fondos es como ya conocen Morningstar y ahí encuentro tres categorías de mixtos: agresivos, defensivos y flexibles (además de subcategorias en función de la divisa en que esta denominado cada fondo). Como un ejemplo vale más que mil definiciones vamos a poner tres ejemplos de fondos españoles de calidad para que comprueben lo que es un fondo mixto:

Mixto Agresivo: Bestinver Mixto F.I.

Es un fondo que puede tener una exposición a renta variable de mínimo el 30% y máximo el 75%. Además se caracteriza porque la renta variable la concentra en España 80% y Portugal 20%. La última cartera publicada en Morningstar dice que el 71% está en acciones y el resto en liquidez con exposición cero a la renta fija. En el año lleva un 4.20% (en 20 días bastante más que el mejor depósito del mercado), y la rentabilidad anualizada a 3 años es del 8.23% anual, a cinco del 10.90% anual y a 10 años del 7.99%. Todo ello con un riesgo del 12.56% (volatilidad). Ufff ¡¡¡¡ que bien lo hacen los chicos de Paco Paramés. Lo cierto es que un manolito –with love- que esté en este fondo se ríe de la rentabilidad promedio de las Sicav de banca privada. Es un fondo de cine.

Mixto Defensivo: Bankinter Renta Fija F.I.

Estos ya dicen que el máximo de renta variable es del 30%. Como el Bestinver, es per se una cartera de inversión completa pero para un perfil distinto de inversor: “mire usted, yo quiero sacar más que con un depósito o un bono a corto y puedo aceptar ligeras pérdidas pero no puedo perder la camisa”. Pues eso. En el año lleva un 1.92% y en 3 años un 6.09% anualizado, en 5 años un 4.07% anualizado y en 10 años un 2.90%. Rentabilidades mucho más bajas si, pero con un riesgo del 3.47% (volatilidad) que es cuatro veces inferior al Bestinver. No nos olvidemos nunca del mandamiento número uno de las finanzas: a más rentabilidad mayor riesgo.

Mixto flexible: Cartesio Y F.I

Aquí empieza un poco el lio. Todo lo que lleve el apellido “flexible”, “total return”, “global” nos lleva a cierta libertad por parte del gestor. Este ya es un fondo más perteneciente a la categoría de “fondos globales” que otra cosa, pero si los chicos de Morningstar lo clasifican como mixto flexible no seré yo quien se lo discuta. Este fondo puede tener una exposición 0-100% en renta variable (ven como tengo razón…) y en lo que si se aplican es en buscar una protección del capital en el largo plazo.  La última cartera disponible indica una exposición a la renta variable del 76%, a la renta fija del 20.64% y el pico restante en “otros”. En el año lleva un 2.73%, en tres años anualizado ha dado un 7.69% anual y en 5 años un 9.19% (no tiene 10 años) y la volatilidad ni el 12% de Bestinver ni el 3.5% de Bankinter, un 8.25%. Decir que la estructura de comisiones me parece de lo más adecuado con un 0.75% de gestión y un 7.5% de la rentabilidad anual. Bien por Cartesio.

Hemos visto tres ejemplos de buenos fondos que aún perteneciendo a la categoría de mixtos tienen una relación rentabilidad/riesgo muy distinta unos de otros.  Si invierte a largo plazo, a través de fondos y es un inversor promedio de los que controla poco sus inversiones (si si, me refiero a usted querido inversor) los fondos mixtos son una excelente herramienta que le dará buenas rentabilidades en años buenos y amortiguará los batacazos en los malos. Si es un inversor avanzado el mixto lo puede construir usted mismo a su gusto con la combinación que más se ajuste a sus intereses a través de fondos de renta fija, renta variable y de inversiones alternativas. Pero eso es mucho más trabajo y si además quiere introducir ETFs en la cartera para la parte táctica ya ni le explico la de horas que tendrá que echar.

Cuando no tenga claro que hacer ya sabe;  invierta en un fondo mixto…. o tire un jab.

Buena semana ¡¡

PD: ¿a que daba miedo De Niro tirando un jab en Toro Salvaje?