Visión de mercados julio 2016: bailando con Draghi y Yellen

Ultimo post de la temporada. Nos vamos de vacaciones y con su permiso voy a dar un repaso breve (pero intenso) de cómo está la cosa. El post está dividido en cuatro apartados: situación macro, mercados, factores de riesgo y oportunidades de inversión.

  1. MACRO:

Por la parte del crecimiento no hay ninguna previsión catastrofista.

Las previsiones de los institutos económicos y servicios de estudio nos dan un crecimiento Eurozona del 1.5% y 1.3% (2016 y 2018) –ya saben que previsiones a más de dos años me parecen una burla-. Para España mucho mejor: 2.7% y 2.4%. Volvemos a ser la locomotora de Europa, al menos en cuanto a crecimiento. Un dato relevante de nuestra economía es la mejora del empleo. Los últimos datos muestran mejora en la cifra de paro (-124.350 personas) y más importante aún, en la cifra de afiliados a la Seguridad Social (+98.400). Sé lo del efecto estacional, sé que en buena medida es por el turismo, sé que el turismo no para de crecer porque ha descendido en países árabes, sé que es empleo de baja calidad…..epure si muove. El empleo está mejorando en España.

En EEUU se sigue creciendo pero ya no a ritmos del tres por cien ni del dos y mucho. Se espera un 1.8%-2.00% para los dos periodos (2016 y 2017). Pero atención ahora: para la gran fábrica mundial, China, se prevén crecimientos por debajo del 6%. Nueva situación no vista hasta ahora. Japón sigue en cero a pesar de los trillones de yenes fabricados ¿qué más pueden hacer? Y nos queda la quinta economía del mundo Reino Unido. Para UK se espera un crecimiento entre el 1.3 y 1.6% para este año pero el siguiente es ya una incógnita. Algunos institutos económicos hablan de recesión y otros de cero y poco. Y Brasil sigue cayendo. Pero menos. De un -5.50% que se prevé este año pasarán a un -2.50% en 2017.

La inflación no está ni se la espera. El Eurostat dice esto: “Euro area annual inflation is expected to be 0.1 % in June 2016, up from -0.1 % in May”. Las previsiones apuntan a inflación cero en Japón, a cero nada en la Eurozona, a 1.3 / 1.5% en EEUU y en Suiza deflación -0.3%. La gran pregunta después de esto es si se seguirá enseñando que las políticas monetarias expansivas producen inflación. La respuesta es no (en otro post ya expliqué la importancia de la velocidad de circulación del dinero, muy minusvalorada por los monetaristas clásicos).

Conclusión: a expensas de ver si lo del Brexit va a impactar fuera de UK, para el resto sigue más o menos lo mismo que los últimos años: una Eurozona que crece muy poco, Japón que se están quedando sin campo de juego y casi que ya no les quedan medidas monetarias (el BoJ compra bonos pero también compra bolsa, salvo ponerse a dar vales para gastar en las tiendas, poco le queda por hacer), China con el susto permanente (crecen menos, crecen con deuda y transparencia cero) y en positivo los americanos que, dentro de todo, son los que mejores decisiones tomaron a la vista de los resultados (pleno empleo, crecimiento y una inflación comedida pero existente).

2. MERCADOS

Sin más interpretación que ver lo que “dicen” los mercados. Graficos largoplacistas con marco temporal mensual (cada vela es un mes), momentum con Macd y media móvil exponencial de 17 meses (algunos “místicos” del técnico creen que esta media tiene propiedades especiales…será porque el 17 es primo…)

Eurostoxx: bajista sin discusión. Puede rebotar, va a rebotar, pero para pasar a ser un mercado alcista le queda mucho. OJO a lo siguiente. El Macd rompió a la baja la linea de cero en septiembre 2001 y desde máximos de ese mes cayó un 50%. La volvió a romper en junio 2008 y desde máximos de ese mes cayó un 53%. La ha vuelto a romper en abril 2016. La historia no se repite pero….¿y si si?

Eurostoxx

Bund: Hasta el infinito y más allá. El bono aleman a 10 años da rentabilidades negativas. El dos años ya son escandalosamente negativas (-0.65%). ¿se imaginan ir a un restaurante a comer y que nos paguen por ello?

Bund

S&P 500: La gran esperanza. Desde máximos en mayo 2015 (en 2.134 puntos)  aguantando. Si rompe por arriba no tenga dudas en comprar bolsa americana (si encaja con su estrategia y perfil inversor).

sp

Eur/Usd (spot): lateralizado desde principios de 2015 entre 1.04 y 1.17. Es un juego entre bancos centrales y campo de juego especulativo solo para pros (profesionales).

eurusd

Emergentes (en dólar): como agregado no dan juego. Lateralización total desde 2011 y hoy bajistas. Brasil está rebotando y se  espera mucho de la India de Modi.

emergentes

Japón: les voy a confesar que jamás he acertado con el timing del mercado japones. Se lo pongo únicamente para quedar bien. Bajista a pesar de los sacos de billetes fabricados (ojo es Japón en dólar no cubierto).

japon

Oro: alcista sin discusión. Excesiva velocidad y entrada arriesgada pero es lo que sube, es lo que tiene fuerza. Aplicable también a plata y minas. Los mejores fondos están cargados de minas de oro este año.

oro

Acero: (en gráfico semanal) hay vida más allá de los metales preciosos. Los básicos también han pasado a ser un mercado alcista.

acero

High Yield dolar (en gráfico semanal). Desde principios de año da más de un 7% ¡¡ desde mínimos de febrero casi un 14%¡¡ Hablamos de BONOS.

high yield

Petroleo: no arranca y después de un gran inicio de año ha perdido fuelle. Amenaza con nuevas caídas. Más para especular en corto que no para abrir largos. Ojo si pensamos que es un termómetro de la economía real.

petroleo

3. FACTORES DE RIESGO:

Factor de riesgo NO quiere decir “venda todo que el mundo se acaba”. Lo que implican es volatilidad y, en caso de producirse, pueden afectar en mayor o menor medida a los mercados. ¿Saben lo bueno? Que los factores de riesgo conocidos –de los que leemos y hablamos todos los días- suelen tener un impacto controlado en los mercados ya que éstos descuentan las noticias y riesgos tan pronto como aparecen. Los que nos pegan la leche son los desconocidos e inesperados.

Factor 1: Brexit. En mi último post manifesté mi opinión al respecto. Menos impacto económico del que pueda parecer. Otrosí es el impacto político. Lo que no aporte UK a las arcas de la Eurozona –que es el segundo país que más aporta tras Alemania- lo tienen que aportar otros. Austria ya ha dicho que ni hablar. Holanda lo va a decir. Los Pigs ahora mismo estamos más por el tinto de verano que por poner un dinero que no tenemos. Ayer parecía mentira el Brexit. Hoy parece mentira que un país euro se marche. Al tiempo. Esto de pagar los gastos de otros no gusta a nadie. No quisiera hacer política de baratillo, pero buena parte del problema de Cataluña, a mi juicio, viene por lo mismo: pagar gastos de otros (se que se cabrearán los indepes de corazón y que se cabrearán los unionistas de la solidaridad, aviso que no voy a contestar ningún comentario al respecto).

Factor 2: sector bancario europeo. El día de la marmota. Una y otra vez. La banca italiana y portuguesa siguen arrastrando los problemas que salieron a la luz a raíz de la crisis del 2008 y que algunos países como Estados Unidos, Irlanda y España mal que bien solucionaron. Italia y Portugal tienen sus sistemas financieros a punto de desguace. La solución ya la conocen. Poner pasta pública. Mucha. Muchísima. Y patada a seguir. Es lo que han hecho el resto de países. Y del Deutsche qué? uff¡¡ vacaciones oiga.

Factor 3: burbuja de bonos. Cuando el Bund está en negativo, el dos años en -0.65% y Suiza tiene toda su deuda pública en negativo (hasta el 2064 está ya a cero) es que alguna cosa no funciona bien. Y lo que hoy nos parece que no encaja, suelen ser las burbujas del mañana.

Factor 4: estancamiento mundial. Bajos crecimientos e inflación cero o negativa. O es un nuevo paradigma que algún gurú nos explicará o es una situación complicada para que las economías crezcan y para que los países paguen sus deudas (no olviden que la inflación alta es un grandísimo pagador de deudas)

Factor 5: ciclo económico. A Estados Unidos le empieza a tocar un descanso. De hecho las previsiones de PIB son positivas pero decrecientes. Si Estados Unidos se constipa a nosotros nos pillará todavía con anemia, y cuando un anémico coge la gripe acaba en el hospital o con San Pedro.

4. OPORTUNIDADES DE INVERSIÓN:

Bolsa americana: las bolsas europeas son bajistas y lo seguirán siendo aun con rebotes significativos. Si el S&P rompe por arriba será a mi juicio una invitación clara a tomar exposición a valores de calidad americanos. Es la gran economía que crece. Son el séptimo de caballeria. Recuerdo que “factor de riesgo” potencial fin de ciclo, no quiere decir que ya se esté ahí. De hecho Roncero lleva años pregonando el “fin de ciclo” del Barça y son años que en general van cayendo los títulos a pares.

Bonos: otro factor de riesgo que es a la vez una oportunidad. Los bancos centrales están comprando bonos. Parece que van, no ya a seguir, sino a comprar más. Si hay demanda ya sabemos qué pasa con lo precios: pues que sube. El ejemplo en el High Yield visto en “mercados”.

Metales preciosos: oro y plata van como motos y  tienen recorrido. Hay un riesgo grande de entrada ya que han subido muy verticales. Los mejores fondos del año son los que han incorporado metales preciosos a las carteras. Para los más dinámicos inversión en minas.

Metales básicos: el acero es un buen botón de muestra. Si no de qué iba a subir Arcelor como para llevar un +51% este año…

Acciones con alta rentabilidad por dividendo: dos condiciones. Que el dividendo sea sano (producido por beneficios que se reparten y no por endeudamiento) y que por fundamentales la compañía este bien (lideres de sector, líderes de nicho). Encontrará oportunidades en utilities (concesiones, agua, luz, autopistas, distribución electricidad o gas en un país) y en empresa de consumo no cíclico (alimentación o farmacia).

Liquidez: algún licenciaó de casas de inversión va diciendo por ahí que la liquidez no es una inversión….mejor lo que tu vendes verdad?? Ante la duda…..liquidez, que además sin inflación no duele.

Les deseo unas estupendas vacaciones y nos reencontramos en septiembre. Un abrazo.

Disclaimer: estas recomendaciones son una opinión del autor y en ningún caso una recomendación de inversión. Invierta con prudencia y acorde a sus conocimientos y circunstancias personales.

 

 

 

 

El impacto de un dólar fuerte en la economía mundial

Si hace dos semanas ya aposté a que la FED va a subir tipos en la reunión de diciembre, hoy arriesgo a lanzar elucubraciones sobre algunas consecuencias que, en mayor o en menor medida nos puede traer un dólar fuerte.

¿Por qué un dólar fuerte? Subida de tipos supone demanda de esa divisa, además de una economía fuerte, además de que ya hace meses se paró el QE (menos oferta), además de que el dólar sigue siendo la divisa de referencia mundial, además que no es solo que el dólar “suba” (se aprecie), es que el resto “bajan” con el QE europeo y el mega QE japonés (perdón, para no versados QE  significa “quantitative easing”, relajación cuantitativa, política monetaria expansiva o como se decía antiguamente darle a la imprenta de billetes).

El índice Dollar Index en gráfico semanal nos muestra que  el dólar ya ha subido con fuerza y va a buscar resistencias y yo apostaría a que, si se cumplen los vaticinios de Goldman (cuatro subidas, una por trimestre, en 2016) va a romperlas sin duda (Dollar Index es una cesta de las principales divisas del mundo contra el dólar: euro, yen , pound, dólar canadiense, corona sueca y franco suizo, el euro pondera un 57% aprox de la cesta).

dollar index

Una implicación clara y positiva para Europa es que a un dólar más alto un euro más bajo y eso, para los exportadores europeos es mano de santo. Si nos ponemos a hacer cábalas económicas, a más exportaciones, mayor aumento del PIB (las exportaciones netas son un componente del cálculo del PIB), si aumenta el PIB aumentan la inversión (cuando yo estudiaba se llamaba “formación bruta del capital fijo”, si la hubiesen llamado “inversión”, así, a secas, lo hubiésemos entendido todos, pero entonces la económica parecería accesible a todo el mundo y hasta ahí podríamos llegar) y si aumenta la inversión…(redoble de tambores) aumenta el empleo. Bien, esto es el cuento de la lechera, pero en teoría la cosa va así.

La parte menos buena para los mercados financieros (que no para la economía real) es que los vecinos alemanes que son antiexpansión monetaria pueden decir: “mire usted Signore Draghi, si con un euro tan debilucho exportamos como animales, nuestras empresa van muy bien, se invierte más (lo cual incrementaría la demanda de crédito que hoy por hoy tiene menos futuro que Rafa Benitez como entrenador blanco) y se crea empleo, no se le ocurra seguir con el QE…al contrario, empiece a drenar liquidez no la vayamos a liar en unos años”. Personalmente les diré que no me gustan nada los QE. Son como ir en bicicleta. Cuando vas en bicicleta y dejas de pedalear ya sabes que te pasa. Pues lo mismo y si no vean los problemas que tiene la Sra.Yellen para una porquería de cuartillo arriba.

Para las bolsas europeas (incluyo UK) en lo que respecta a actividad corporativa, un dólar fuerte es una buena noticia. Si a la ingente caja que ya tienen los blue chips americanos le añadimos una capacidad de compra aun mayor en euros o en pound, les va a costar muy poco comprar una tecnológica alemana, o un laboratorio suizo o un banco español. Lo importante no es tanto lo que compren –que también- sino que  el sentimiento de que los americanos están de compras por europa ya supone  per se una prima sobre los precios actuales para buena parte del mercado.

Malas noticias para las materias primas. En general hay una correlación negativa entre fortaleza del dólar y materias primas.

Chart en semana del sectorial de minas de oro (Etf GDX)

GDX

Chart en semana de la evolución del barril del West Texas (Etf USO)

uso

No hacen falta muchos análisis. Hoy por hoy no están para invertir. Quiero prevenirles de cantos de sirena sobre el oro. Con el aumento del riesgo geopolítico he leído ya varios artículos recomendando incorporar oro a las carteras. Vaya por delante que soy de los les gusta tener una parte de las carteras con materias primas. Dicho lo anterior, el oro no está todavía para abrir posiciones  en modo inversor. Quizá este formando un suelo. No lo sé. Lo que si se que para inversores hay que esperar que dé muestras de cambio de tendencia y con un dólar fuerte, no es imposible, pero las evidencias históricas no ayudan (aunque en esta era de tipos cero buena parte de la causalidad histórica ha dejado de tener validez; una economía como la americana con el PIB creciendo y en pleno empleo debería tener un problema de inflación y no lo tiene; ni el problema ni apenas inflación).

China: uff aquí tocamos hueso. He leído estos días a gurús de la inversión norteamericanos que dicen que la pregunta no es “si China va a ser el desencadenante de la futura crisis” que, según ellos, está en ciernes, sino “cuándo”.  Lo cierto es que China es la economía con mayores reservas de dólares del mundo y por lo tanto una apreciación del dólar los hace más ricos. Por otro lado el FMI ha anunciado que probablemente el yuan va a entrar en el cálculo de la cesta de Derechos Especiales de Giro que es la unidad monetaria que utiliza el FMI y que hoy está compuesta por dólar, euro, libra y yen. No me atrevo a más con China. Habrá que ver en el día a día que efectos tiene (ya sé que les gustaría que me pronunciaría sobre China pero les voy a reconocer que desconozco las 15 mayores empresas del Shangai Composite…como para ponerme a pontificar sobre su macro).

Y para terminar y hablando de China les dejo la evolución del Shangai Composite Index. Está en un punto muy interesante. En un retroceso de los que marcan un antes y un después.

shangai

Vean que el índice pasó aprox de 2.000 puntos a 5.000. Hoy está en 3.600. De forma muy simplificada, un retroceso del 50% suele ser un punto sano para volver a subir. Eso nos pondría el índice en 3.500 aprox. Hoy está en 3.600. Cierto es que ha recuperado buena parte de la nata que se metió en verano pero…está ahí ahí, donde un hombre se la juega.

Buena inversión ¡¡